Demisexualidad: cuando sólo son las emociones las que generan deseo sexual

¿Demisexualidad? Te preguntarás de qué hablamos, ¿verdad?

La mayoría de la personas creen que la sexualidad humana se dividen en cuatro orientaciones: heterosexualidad, homosexualidad, bisexualidad y asexualidad. Estas orientaciones están muy definidas en relación con la atracción sexual hacia el sexo opuesto, hacia personas del mismo sexo, hacia ambos géneros y la ausencia de atracción sexual por completo.

Estas orientaciones estándar no engloban las nuevas etiquetas sociales como reivindican desde el Demisexuality Resource Center. A través de su plataforma luchan por la visibilidad de otras formas de afrontar la sexualidad que afecta a más personas de lo que podría parecer.

¿Qué es la demisexualidad?

Según AVEN, la Red para la Educación y la Visibilidad Asexual, una persona demisexual es aquella incapaz de sentir una atracción sexual a no ser que previamente haya conseguido forjar un profundo vínculo emocional con alguien.

El término demisexualidad fue acuñado en 2006. Este concepto se sitúa entre la sexualidad y la asexualidad, lo que no quiere decir que estas personas tienen una sexualidad incompleta, sino que tan solo necesitan que se establezcan vínculos de conexión emocional fuerte para disfrutar de sus experiencias sexuales.

La demisexualidad consiste, por decirlo de alguna manera, en la necesidad de que existan lazos emocionales con otros personas para poder disfrutar de la sexualidad

Es muy común que este tipo de personas se consideren asexuales hasta que lleguen a conseguir ese vínculo emocional.

Los demisexuales no tienden a sentirse atraídos por ningún género en especial, es decir, pueden sentir atracción por cualquier ser humano. Si algo tienen claro es que no sentirán el deseo sexual a primera vista,  ya que necesitan tiempo para conectar con el otro y sentirse atraídos por su interior.

¿Se trata de una nueva orientación sexual?

No, seguramente siempre hayan existido, pero no teníamos un término para referirnos a ellas. No sabemos cuántas personas se sienten identificadas con esta orientación sexual, pero los expertos afirman que es bastante común, más aún en el sexo femenino.

Gracias a las redes sociales los jóvenes están dandole nombre a conceptos que llevan activos toda la vida. Estas nuevas etiquetas responden a la necesidad humana de funcionar con estereotipos y prejuicios que nos orienten en la vida social.

demisexualidad

La demisexualidad siempre ha existido, pero ahora por fin existe un nombre para referirse a este concepto

La demisexualidad y las diferentes formas de vivir el deseo

Muchas veces confundimos el amor con el deseo, y son dos conceptos totalmente diferentes. Es más, cada persona tiende a vivir el amor y el deseo de una forma particular. No se desea todo lo que se ama, ni se ama todo aquello que se desea. Por ello, no debemos preocuparnos de cuál precede al otro. Cada persona tiene que sentir cada uno a su manera. Según la sexóloga y terapeuta de parejas, Holly Richmond, el demisexual representa todo aquello que está alejado de las películas de Hollywood.

“La persona que no es demisexual, cuando conoce a alguien generalmente forma en cuestión de segundos un grado de atracción física. En la desmisexualidad, en cambio, no hay ningún tipo de atracción física en la primera impresión. Se trata realmente de sentimientos románticos, amor y amistad. La atracción sexual y el deseo quedarían en segundo lugar y ciertamente no son la fuerza motriz”.

Las personas demisexuales y el amor con fuego

Las personas demisexuales tienden a sentirse atraídos por lo emocional, por lo que sus relaciones suelen entenderse como una amistad que prende fuego. Su proceso de atracción es diferente, pero el concepto es el mismo, tanto a nivel físico como psicológico.

Un demisexual disfruta mucho del sexo, pero solo con aquellas personas con las que tiene un vínculo emocional. A pesar de no encajar dentro del modelo tradicional de sexualidad humana, la demisexualidad no debe considerarse una patología.

Cada persona es libre de elegir con quién desea estar y con quién desea tener relaciones sexuales.

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!