Ahora toca actuar: la Gran Bellotada te invita a reforestar tu región de forma muy sencilla

#LaGranBellotadaIbérica es un gran reto colectivo para afrontar la actual crisis climática y frenar la desertificación apoyando la recuperación de nuestros bosques.

El objetivo parece ambicioso pero la urgencia climática lo merece: plantar 25 millones de bellotas. Ese gran objetivo que han lanzado una asociación desde Sierra de Gata (Extremadura) y que ahora se extiende a toda la península. No sólo tiene un objetivo de siembra, también quieren conseguirlo en los próximos seis meses.

La Gran Bellotada Ibérica va a buen ritmo y según señala su impulsor, Rodrigo ‘Bongui’ Ibarrondo, en apenas tres días ya se han plantado las primeras 25.000. Pero necesita también DE TU AYUDA.

Según sus creadores, la iniciativa nace buscando un modo de activar a la población para que tome partido en ese problemón que nos viene encima con la desertificación.

Científicos, expertos en clima y en biodiversidad llevan advirtiendo desde hace décadas de la gravedad de la aceleración de la crisis climática. Esta situación no lleva no sólo a un mundo más tóxico y contaminado sino que España corre el grave riesgo de convertirse en un desierto.

Esta imagen de las dos Españas no es ninguna exageración. Aunque a día de hoy se trata de una proyección, el verde se podría convertir en desierto progresivamente, de noroeste a sureste, puesto que de Galicia a Almería las tierras son cada vez más secas. Un informe del Ministerio de Medio Ambiente de febrero de 2017 detalla que el 74% de la superficie española, es decir, 37’4 millones de hectáreas, son zonas en riesgo de desertificación.

El agua escasea, las olas de calor rompen récords… y España se reseca. Pero cada nuevo verano abrasador es sólo un anticipo del futuro: en 2090, el desierto habrá engullido la mitad de la Península, de Lisboa a Alicante, según un estudio de ‘Science’. En 2090, España será el nuevo Sáhara

Las películas futuristas que muestran las grandes ciudades inundadas por el aumento del nivel del mar favorecen que nos imaginemos navegando por La Rambla de Barcelona como si estuviéramos en Venecia o que pensemos en Galicia como un desierto a 50 grados.

Y es que el cambio climático constituye una de las principales amenazas globales a las que debemos hacer frente en este siglo si no queremos que el horror le gane el pulso a la realidad.

Incluso considerando las previsiones más optimistas sobre las futuras emisiones de gases de efecto invernadero, los estudios científicos revelan que el cambio en el clima es ya inevitable. Los expertos de la ONU (del IPCC) concluyen que hay que limitar el calentamiento global a 1,5 ºC, barrera que se cree que se superará entre 2030 y 2052 si se continúa a este ritmo. Se prevé que en 2100 la temperatura suba entre 2 y 4’9 grados, según el estudio ‘Nature Climate Change’.

Ibarrondo lleva ya cuatro años y medio trabajando en un proyecto similar en la Sierra de Gata. Un gran incendio en 2015 supuso el inicio de Reforest-Acción, un colectivo que ha plantado 650.000 bellotas con más de un millar de voluntarios, algunos de ellos venidos de diferentes países. Y no quieren detenerse en esa cifra porque saben que aún es necesario mucho más.

Publicamos noticias de reflexión que hacen de este mundo un lugar mejor Pero TE NECESITAMOS ¡Ayúdanos compartiendo esta noticia entre tus amigos y tus redes sociales!