¿Sabías que para producir una tonelada de cartón virgen hacen falta 14 troncos de árboles?

En nuestro país se consume una media de 170 kg de papel al año por persona. Es un dato muy elevado, pero gracias a las campañas de reciclaje se recupera el 60%. Separar nuestra basura es responsabilidad de cada uno de nosotros, pero si eres de los que no creen en ello puedes darle vida a aquellos cartones que ya no utilizas.

Esa es la historia de nuestro protagonista, @odonger2, un amante de los pokémon que crea complicadas máscaras y otros diseños a partir del cartón de cajas de antiguas. Los resultados son increíbles y qué mejor manera de reciclar el cartón que construir máscaras y disfrutar junto a los más pequeños de tus animes favoritos.

@odonger2 le da vida al cartón usado

Colonel Odonger es un padre que cumple las fantasías de sus hijos. A partir de cajas de cartón recicladas y de sus bocetos crea figuras de sus juegos y series favoritos. En su Twitter podéis seguir su trabajo e incluso sacar adelante alguna de estas increíbles máscaras para disfrazaros. 

A parte de ser un manitas de las manualidades, Odonger tiene un talento para el dibujo: a partir de sus bocetos imagina cómo quedarán estas máscaras en las cabezas de sus hijos.

Y sus bocetos acaban dando vida a unas máscaras que no decepcionan (ni a sus hijos ni a los que las admiramos en las redes sociales).

máscaras cartón

Imagen: @odonger2

máscara cartón

Imagen: @odonger2

máscara cartón

Imagen: @odonger2

máscara cartón pikachu

Imagen: @odonger2

máscara cartón pokémon

Imagen: @odonger2

máscara cartón

Imagen: @odonger2

máscara cartón pokémon

Imagen: @odonger2

De esta manera tan divertida e imaginativa, Odonger le da una nueva vida y un nuevo uso al cartón usado. Al confeccionar estas máscaras recicla a su manera y reutiliza materiales para que sus hijos aprendan que incluso las cosas más sencillas son divertidas.

El cartón cobra vida propia con estas increíbles máscaras. ¿Te atreverías a reutilizarlo y crear tus propios patrones?


¿Quieres recibir más historias como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter: