Quizás recuerdes al actor inglés Stephen Fry por su papel en la película V de VendettaEn sus entrevistas, no suele esquivar ningún tema y afronta sus pensamientos sobre sexualidad, política o religión, pero esta sinceridad le puede constar muy caro. Ha sido denunciado por un espectador que se sintió ofendido tras unas declaraciones que realizó para el canal de televisión pública irlandesa RTÉ. A raíz de esa denuncia, la policía irlandesa ha abierto una investigación por blasfemia.

La polémica entrevista se desarrolló durante el programa The Meaning of Life (El sentido de la vida); cuando el presentador Gay Byrne preguntó al actor qué le diría a Dios cuando llegara a las puertas del cielo. Y como os adelantábamos, Fry volvió a ofrecer una respuesta sincera y espetó un contundente:

“¿Cómo te atreves a crear un mundo con tanta miseria? ¿Es culpa nuestra? No está bien. Es muy, muy malvado. ¿Por qué debo respetar a un dios caprichoso, mezquino y estúpido que crea un mundo tan lleno de injusticia y dolor?”.

Se trató de una entrevista que no sólo fue muy comentada ese mismo día y los siguientes en los principales canales de comunicación, sino que gracias a las redes sociales se hizo muy viral. Sólo uno de los múltiples vídeos en los que se encuentra recogida cuenta con más de quince millones de reproducciones y eso sin contar las numerosas versiones subtituladas en distintos idiomas.

Pero lo que desató la ira y posterior denuncia de este telespectador fueron estas duras palabras del actor:

“[…] el dios que creó este universo, si fue creado por dios, es evidente que era un maníaco, un maníaco absoluto y un egoísta total. Tenemos que pasarnos la vida de rodillas dándole gracias, ¿qué clase de dios haría eso?”.

Para habilitar los subtítulos en español: haz click en el botón CC. Después, en la ruecedilla que hay a su lado. Selecciona “subtitles” y “auto-translate”. Elige “español/Spanish” y ¡listo!

La denuncia ha podido llevarse a trámite porque en Irlanda tienen una Ley de Difamación que incluye la blasfemia, es decir, “expresiones abusivas o insultantes en relación a una materia tenida como sagrada por cualquier religión, que causen indignación en un sustancioso número de seguidores de esa religión”. Esto le podría costar al actor una multa de aproximadamente 25.000 euros por estas declaraciones. Curiosamente, esta ley que aprobó el gobierno bajo la Constitución irlandesa de 1937, solo ampara a los cristianos.

El denunciante alega que personalmente no se sintió ofendido, pero piensa que las palabras de Fry han ofendido a muchas personas por lo que supone un delito de blasfemia. Fry no entendía el revuelo y los debates generados en todo tipo de redes a causa de sus declaraciones y se mantuvo al margen de ellas hasta que la BBC le preguntó por ellas. Ante la pregunta del periodista respondió: “No creo que mencionase a ninguna religión en particular y no era mi intención hacerlo. De hecho sé que no dije nada ofensivo contra ninguna religión en particular”.

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!


¿Qué opinas tú? ¿Deberíamos respetar libertad de opinión sobre creencias religiosas o vetarla si pueden ofender a alguna creencia?


¿Quieres recibir más historias como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter: