Cansada de interpretar papeles sin carisma, Reese Witherspoon arriesgó su propio dinero para demostrarle a Hollywood que estaba muy equivocado con su idea y, de paso, puso de relieve el valor de las historias lideradas por mujeres.

En 2012, solo el 9% de las 250 películas más taquilleras de 2012 fueron dirigidas por mujeres. Sólo en cuatro las ocasiones en que una mujer ha sido candidata al Oscar a la mejor dirección (y hubo que esperar hasta 2010 para Kathryn Bigelow consiguiera la estatuilla). Quizás eso explique la brecha de género en las películas.

El test está inspirado originalmente por  el ensayo Una habitación propia, donde Virginia Woolf criticaba que casi toda la literatura de ficción cuenta sólo con un personaje femenino si está vinculado a con un personaje masculino. Partiendo de esta crítica, en la tira cómica «The Rule», uno de los personajes confiesa que únicamente acepta ver una película si cumple con los siguientes requisitos:

  • En la película aparecen al menos dos personajes femeninos.
  • Dichos personajes hablan entre ellos en algún momento.
  • Dicha conversación trata de algo distinto a un hombre.

Parecen tres reglas muy sencillas pero la mayoría de películas no la cumplen. “Vértigo”“El Padrino”“Avatar “, “El señor de los anillos”, “Ciudadano Kane”y casi cualquiera en la que pienses, no superan el Test de Bechdel.

Existen otros test parecidos que también nos ponen en la pista de la importancia de la iniciativa de Reese Witherspoon. El llamado Principio de la Pitufinaque analiza las películas en las que únicamente hay un personaje femenino con un patrón de comportamiento estereotipado que choca con el comportamiento del personaje principal, que sería un hombre que representa los valores “masculinos” opuestos a ella.

La solución valiente de Reese Witherspoon

Reese Witherspoon presentó los guiones de Big Little Lies a varias productoras de Hollywood que, una y otra vez, le cerraron las puertas a su proyecto. Sin embargo, ella no se echo atrás y decidió producir su serie ella misma: sacó el dinero de su propio bolsillo para crear una serie que se ha llevado todos los premios en su categoría en los Emmy y en los prestigiosos Globos de Oro.

Reese-Witherspoon-Big-Little_lies

Reese Witherspoon no aceptó un no por respuesta y lo arriesgó todo para crear “Big Little Lies”

En uno de los discursos  que dio al recoger uno de los tantos premios que se ha llevado su proyecto, Reese Witherspoon se vistió de activista para dejar claro que el papel de la mujer en el cine debe cambiar y que parte del problema es de las productoras. Su discurso empezaba diciendo:

“Me da pavor leer guiones que no tienen mujeres implicadas en su escritura, porque, inevitablemente, llego a esa parte en la que la chica se gira hacia el chico y le dice: ‘¿Qué hacemos ahora?’ —paradójico cuanto menos—. ¿Conocéis a alguna mujer que en una situación de crisis no tenga ni idea de qué hacer? Quiero decir, no se suele decir que preguntes a las mujeres… es decir, cuando alguien tiene problemas es común decir, especialmente a los niños, ‘cuando tengas un problema habla con una mujer’. Es ridículo que una mujer no sepa qué hacer.

»Cuando tengo reuniones con los productores, les hablo sobre las tramas de los guiones y de dónde están los límites para las mujeres en las películas, que casi no hay roles protagonistas femeninos. Les explico que la industria está en crisis y ellos se espantan. Literalmente, dicen ‘eso es terrible’ y a continuación cambian de tema. Pero yo no puedo cambiar de tema, no puedo girarme hacia un hombre y decir ‘¿qué vamos hacer ahora?’. Esto es la vida real.

»He rodado películas desde hace 25 años. Empecé con 14 y ha llegado el momento de girarme y decir: ‘¿qué vamos hacer ahora?’. La respuesta está clara. Mi madre es fuerte, lista, una mujer del sur que me dijo una vez que ‘si tú quieres que se haga algo, cariño, hazlo tú misma’. Así que monté mi propia productora, Pacific Standard Films, con el objetivo de contar historias sobre mujeres. Para lanzarla puse mi propio dinero a pesar de que todo el mundo en la industria de te dice que nunca pongas tu propio dinero en nada […]”.

Os dejamos el resto de este maravilloso discurso de Reese Witherspoon, una mujer que no ha dudado de sus ideales y ha luchado por ellos, incluso arriesgando su dinero.

“[…] Me advirtieron de las pocas posibilidades que tendría de comprar un buen guion y que seguramente no conseguiríamos superar el primer año en el negocio. Porque el mercado no está interesado en proyectos gestionados por mujeres. Pero como a Elle Woods, no me gusta que me subestimen. Soy una lectora voraz, de hecho soy un ratón de biblioteca, justo como mi socia. Así que nos empapamos de novelas y manuscritos inéditos de los que sacamos dos obras geniales. Apostamos por ellas con nuestro propio dinero y rezamos para que salieran adelante.

»Ambas eran obras con mujeres fuertes y complejas al frente, centradas en mujeres fascinantes, además las dos estaban escritas por mujeres y formaban parte de la selección de las mejores novelas para leer en 2012 por el New York Times. Una era Gone Girl y la otra Wild. Así que hicimos dos películas con las que hemos recaudado más de 500 millones de dólares a nivel mundial. Tenemos tres nominaciones a los Oscar por interpretaciones femeninas con ellas.

»Esto sucedió en el primer año. Contra todo pronóstico tuvimos un segundo y un tercer año. Compramos los derechos de otras 5 novelas de las cuales hemos producido ya una miniserie, Big Little Lies, y la película Luckiest Girl Alive. Este año tenemos unas 25 películas en desarrollo y tres series de televisión, y todas están centradas en personajes femeninos de diferentes edades, etnias y profesiones“.

Gracias Reese Witherspoon por demostrar que los personajes femeninos también tienen cabida en Hollywood.


¿Quieres recibir más historias como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter: