Para los más reacios al arte clásico, os propongo un divertido reto para conocer algunas de sus principales obras: busca a tu otro yo entre ellas. ¡Encuentra tu parecido razonable!

Yo, particularmente, puedo presumir de tener una amiga que si hubiera nacido en otra época podría pasar por gemela de la condesa Anna de Noailles —o quién sabe si no es su reencarnación exacta—. Pero no es la única. Os dejamos los parecidos razonables más famosos de la red. ¿Qué te parecen?

Fuente: Facebook

 

Fuente: Joahdato

Fuente: Twitter

Fuente: Melbourneer

Fuente: Davidurbon

Fuente: Twitter

Fuente: Davidurbon

Fuente: pepesilvia

Fuente: datman510

Fuente: scrmedia

¿Cómo es posible que se parezcan tanto?

Un estudio de la Universidad de Carolina del Norte ya nos advirtió que todo el mundo tiene algún doble contemporáneo a su época. Es decir, viviendo en algún lugar del planeta tienes, al menos, una copia igual a ti. Además, cada vez nos parecemos más entre nosotros: los rostros de la ciudadanía global cada vez se asemejan más.

“Aunque sean muchos los genes involucrados, nuestra apariencia física es limitada. Eso quiere decir que aunque haya muchísimas combinaciones posibles, al final, conforme aumenta la población, se llega al punto en que alguna combinación exacta acaba repitiéndose más de una vez“. —Michael Sheeham, biólogo de la Universidad de Cornell

Como explica Cornell, la ciencia lo deja claro: en algún lugar del mundo probablemente haya un retrato de una persona prácticamente idéntica a ti que vivió en alguna época pasada. Algunos lo llaman vidas pasadas y otros, pura coincidencia, pero el parecido razonable de algunas personas es innegable (y real). Así que, ¿por qué no salir a la calle y buscar a esa persona que tanto se parece a ti?

¿Alguna vez te han encontrado un parecido razonable con otra persona? ¿Te han confundido con alguien en la calle? ¿Has encontrado tu propio retrato en un museo?


¿Quieres recibir más historias como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter: