En otros artículos hemos visto que las películas de Disney guardan mensajes ocultos, pero en esta ocasión vamos a hablar de algo mucho más grande. Hoy, hablamos de Pixar (que pertenece a Disney desde 2006) y nos sumergimos en una única trama principal abordada a través de varias películas. Es mucho más que un mensaje concreto escondido en una película: estamos hablando de todo un relato sostenido durante varias producciones de Pixar desde principios de los noventa.

¿Y de qué va este relato? ¿Qué nos cuenta esta trama oculta durante tanto tiempo? La ya conocida como Teoría Pixar, elaborada por el blogger Jon Negroni, envía un mensaje sobre la humanidad, la naturaleza y la tecnología. Y aunque no es perfecta al cien por cien y deja algunas preguntas y dudas razonables, lo cierto es que es un ejercicio que ha conseguido unir muchas películas y darle un sentido interesante a la obra de Pixar.Todo comienza en la Edad Media, quizás entorno al S. XIV. La primera película que conforma la Teoría Pixar es Brave, estrenada en 2012. Más allá de la trama, lo verdaderamente importante para nuestra historia de la Tierra y de la humanidad es que en Brave aparece por primera vez la magia.

Esta magia es capaz de humanizar a animales y dar vida a objetos. La misteriosa bruja que libera esta fuerza desaparece sin dejar rastro, pero su magia permanece en nuestro planeta, dando lugar con el paso del tiempo a la aparición de superhéroes.

La teoría mantiene que en Los Increíbles, ambientada en los años cincuenta del S. XX, los humanos conviven con superhéroes y que Syndrome, haciendo mal uso de la recién descubierta “energía del punto cero”, consigue crear y controlar máquinas que ponen en peligro a la población. Esta energía del punto cero es muy importante en la Teoría Pixar, ya que en Toy Story vemos cómo los juguetes han absorbido sus poderes. Cuatro décadas después de que Syndrome desarrollara esta energía, seres inanimados como los juguetes se han visto afectados y han cobrado vida. Son los años noventa y los juguetes ya han desarrollado una serie de códigos éticos con los que comportarse frente a los humanos.

En Toy Story 2 los juguetes comprenden lo que les ocurre cuando les apartan de los humanos. Entienden que necesitan a las personas para “alimentarse” de su amor y así sobrevivir. Buscando a Nemo nos introduce la idea de que, ante la contaminación de la superficie terrestre por la actividad humana, los animales marinos ya están desarrollando toda una sociedad submarina (con escuelas, autopistas…) y en Ratatouille vemos directamente cómo los animales (que, recordemos, son seres con capacidades humanas gracias a la magia de la bruja de Brave) comienzan a utilizar a los humanos.

Es en Ratatouille cuando vemos por primera vez interactuar a humanos y animales, pese a que inicialmente éstos no se fían de los hombres. Simultáneamente está teniendo lugar Toy Story 3, donde comenzamos a ver cómo los objetos (en este caso los juguetes) empiezan a tener sus problemas con los humanos.
En Toy Story 3 vemos escondido un mensaje de Carl y Ellie, protagonistas de la siguiente película que conforma la Teoría Pixar: Up, estrenada en 2009. En esta cinta, muy importante en la macro-trama que estamos desvelando, conocemos a un viejecito (Carl) que es obligado a dejar su casa por la rápida y agresiva urbanización del mundo. Las empresas constructoras aparecen en Up como una amenaza para la naturaleza y la habitabilidad del planeta. Conocemos por primera vez a la multinacional Buy N’ Large (BnL), aunque sus productos ya aparecieron en Toy Story.

Por otro lado, Carl descubre que los animales pueden comunicarse con los humanos, y el malo de la peli, el profesor Charles Muntz, consigue entrenar a un ejército de perros. Según la teoría, Up supone el punto de partida de una importante guerra que enfrentó a animales y seres humanos. De esta guerra no hay película, pero sabemos cómo terminó.

En la siguiente cinta de Pixar ya no existen los humanos: ¿qué ha ocurrido en Cars para que no haya hombres ni mujeres en la Tierra? Se cree que muchos de ellos perecieron en la guerra contra los inteligentes animales, que habían visto (en Buscando a Nemo, Up o Ratatouille) cómo la forma de vida de la humanidad estaba destrozando el planeta. Los animales, por la energía del punto cero utilizada en Los Increíbles, ya habían alcanzado un nivel de desarrollo cognitivo suficiente como para hacer frente a los humanos.
Pero la guerra se ganó. Los humanos, gracias a las máquinas, vencieron a los animales. Hay rastros de las civilizaciones (en Cars vemos ciudades, carreteras y otras infraestructuras humanas), pero no quedan pobladores. El reino animal fue destruido, y el uso de la tecnología y las máquinas durante la guerra terminó por contaminar aún más la superficie terrestre. Después de los sucesos de Up, la gigante BnL se convirtió en la empresa más grande del mundo, y siguió produciendo y explotando. El control de BnL traspasó lo económico y se hizo cargo de gobiernos y países enteros, hasta hacerse con todo el mundo.

Al estar demasiado contaminado el planeta tras la guerra y debido al modo de vida insostenible de la humanidad, las máquinas volvieron a salvar a los seres humanos enviándolos al espacio, a bordo de la nave espacial Axiom. Mientras tanto, ellas se quedaron en el planeta produciendo energía para mantener a los humanos y terminaron por colonizar la Tierra, como se ve en Cars.Durante los eventos de Cars, que el autor de la Teoría Pixar sitúa en algún momento del año 2100, en el planeta sólo quedan máquinas y todos los humanos viven en Axiom, nave que aparece en la siguiente película de la historia: Wall-E. En las películas de Cars aparece también la empresa Allinol, que muestra que las máquinas siguen contaminando la Tierra. Los coches necesitan mucho petróleo para sobrevivir.

Wall-E es otra de las películas clave para ir cerrando la trama. Nominada a seis Oscar y ganadora del de Mejor Película Animada, es una de las mejores historias que nos ha contado Pixar. El planeta está ya deshabitado de animales, humanos o máquinas. No queda nada. Ya no es un lugar habitable. La humanidad vive cómodamente en la nave espacial Axiom, ayudada constantemente por máquinas y robots para sobrevivir. En Wall-E hay constantes referencias a lo que ocurrió con BnL y su modelo de explotación de recursos y producción continua.
En la película se nos muestra cómo Wall-E, el robot protagonista, encuentra una pequeña planta y la coloca con tierra dentro de un zapato. Este gesto será el nexo de unión de la Teoría Pixar con otras películas, y el hecho definitivo que permite seguir contando nuestra historia.

La última escena de Wall-E coincide con la primera escena de Bichos, película del año 1998. En Wall-E nos despedimos dejando crecer la planta del zapato y en Bichos observamos cómo esa semilla se ha convertido en un gran árbolUna pequeña colonia de insectos ha sobrevivido en el planeta. Durante la película de Bichos no se menciona a los humanos, porque nunca han visto a una mujer o a un hombre. La radiación que todavía hay en la Tierra afecta a estos pequeños bichos y, con el paso de los siglos, van mutando y evolucionando en monstruos.

Así llegamos a Monstruos, S.A., otra de las famosas películas de Pixar. Según la teoría nos situamos hacia el S. XXX (años 2298-3000 más o menos), unos 14 siglos después de Bichos. La evolución de insectos a monstruos ha tardado mucho, como es comprensible. Ahora los monstruos dominan el planeta.
En Monstruos, S.A. vemos que los monstruos saben de la existencia de seres humanos en otra dimensión (quizás los habitantes de Axiom hayan establecido poblaciones en otros planetas o lugares) y que creen que éstos son tóxicos y peligrosos. Sin embargo necesitan entrar en contacto con ellos para alimentarse: los seres humanos son baterías para los monstruos, sus gritos sirven de energía. Para ello utilizan puertas que les permiten hacer saltos espaciales y llegar hasta las habitaciones de niños y niñas para asustarles y conseguir sus gritos.

La historia (que no es lineal, sino un sorprendente círculo) se cierra cuando una de las niñas que conoció a los monstruos, la adorable Boo, se hace mayor y envejece. Siendo abuela, tiene una cabaña en el bosque, donde fabrica y talla objetos en madera. En uno de ellos vemos que se acuerda de los monstruos que la visitaron cuando era pequeña. La película se llama Brave y Boo es la bruja que nos enseña la magia gracias a la cual comienza de nuevo la historia que hemos contado.
La Teoría Pixar es un curioso ejercicio que, además de demostrarnos la imaginación que tenemos, nos envía un importante mensaje sobre el posible futuro que nos espera si mantenemos un modo de vida basado en la producción y el consumo constantes.

Esta historia no sólo ha de hacernos disfrutar de otra manera las películas de Pixar, sino que debe animarnos a reflexionar sobre qué futuro queremos construir entre todos.


¿Quieres recibir más historias como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter: