“Mi amigo Nietzsche”, el multipremiado corto sobre cómo un niño de las favelas cambia su vida tras leer al filósofo 1

“Mi amigo Nietzsche”, el multipremiado corto sobre cómo un niño de las favelas cambia su vida tras leer al filósofo

“¡Arráncate los tapones de los oídos y escucha! ¡Quiero que hables! ¡Arriba! ¡Arriba!
Aquí hay truenos bastantes para que también las tumbas aprendan a escuchar.
Y borra de tus ojos el sueño y toda miopía, y toda ceguera. ¡Escúchame también con los ojos! Mi voz es medicina hasta para los ciegos de nacimiento.
Y una vez despierto deberás estarlo para siempre.”
Friedrich Nietzsche, Así habló Zaratustra

Imagina que un niño de las favelas de Brasil encontrase este libro. Esta es la premisa de la que parte un multipremiado corto que está maravillando a todo el que tiene la suerte de cruzarse con él. “Mi amigo Nietzsche” se titula en realidad “Meu amigo Nietzsche” y es un corto cinematográfico brasileño escrito y dirigido por Fáuston da Silva. El cortometraje dura tan sólo quince minutos y narra una historia relativamente simple pero una profundidad de la que carecen la mayoría de películas que podemos encontrar en cartelera.

Un encuentro inesperado entre Nietzsche y Lucas es el comienzo de una violenta revolución en su mente, en su familia y en la sociedad. Al final ya no será un niño, ¡será dinamita!

Corto sobre Nietzsche


Meu amigo Nietzsche / Mi amigo Nietzsche – Brasil, 2012
15’00” Dirección: Fáuston Da Silva
Intérprete: André Araújo, Juliana Drumond, Simone Marcelo y Andrade Júnior

El corto narra la vida de Lucas un niño que tiene muchos problemas en la escuela por culpa de su habilidad lectora. Este motivo obliga a su maestra a advertirle de que o mejora, o tendrá que repetir curso académico y alejarse de sus amigos.

Pudiera parecer una historia más de un niño más pero Lucas encuentra un libro, Así habló Zaratustra, que le cambia la vida. Se fija en él atraído por una portada que contiene una palabra completamente desconocida para él.

En esta producción de Fáuston da Silva vemos reflejado el contexto social del Brasil actual, un país desestructurado en clases económicas muy diferenciadas y unidas por la alienación del fútbol, el culto religioso y un profundo desconocimiento de la cultura, la filosofía o las artes.

En el corto, el pobre Lucas pregunta una y otra vez a las personas con las que se cruza por el significado de la palabra “Nietzsche”y nadie sabe darle una respuesta. Curiosamente, nadie excepto un recolector de cartón, el cual, además de ser conocer al autor, lo invita a entender la filosofía que emana del libro que tiene entre sus manos.

El corto nos emociona y también, nos recuerda la importancia de materias como la filosofía, cada vez más olvidadas no sólo por la sociedad, sino también por el sistema educativo.

Nietzsche inspirador

En estos días, Friedrich Nietzsche es un nombre clave en la historia de la filosofía: una figura de finales del siglo XIX cuyos escritos complejos demostraron ser enormemente influyentes para muchos movimientos futuros, incluido el existencialismo. Pero su carrera profesional no fue un éxito; sólo ganó renombre después de su descenso a la locura.

La carrera de Nietzsche comenzó de manera impresionante. Fue nombrado catedrático de Filología Clásica con tan solo 24 años y pronto conoció al gran Richard Wagner. Pero los libros que publicó fracasaron, su salud se deterioró y finalmente sucumbió a una enfermedad mental.

Los primeros años de Friedrich Nietzsche

Un día de noviembre de 1868, un estudiante enfermizo pero brillante de la Universidad de Leipzig, Friedrich Nietzsche, recibió una invitación que le cambió la vida. Pero casi no lo logra; un desacuerdo de última hora con el asistente de su sastre lo dejó sin ropa formal de noche.

Llegando tarde, Nietzsche tuvo que correr a través de la lluvia torrencial sin un esmoquin para encontrarse con el hombre que se convertiría en su mentor y amigo: el gran compositor y polemista Richard Wagner.

Los dos se unieron por la música de Wagner y su mutuo aprecio por el trabajo del entonces oscuro filósofo Arthur Schopenhauer. Nietzsche se fue con una entrañable invitación a visitar a Wagner en casa.

Fue un sueño hecho realidad para el joven Nietzsche, cuyo intenso intelecto y pasión por la música fueron evidentes desde la primera infancia.

Nietzsche nació en la ciudad sajona de Röcken en 1844 de su madre, Franziska, y su padre, ministro luterano, Karl Ludwig. Su hermana Elisabeth nació dos años después; Friedrich la llamó cariñosamente “Llama”.

La tragedia golpeó a la familia en 1849, cuando Karl Ludwig murió después de meses de una enfermedad horrible y casi ceguera, a los 35 años. Sus médicos atribuyeron la causa de la muerte a una afección cerebral. El joven Friedrich también era propenso a sufrir fuertes dolores de cabeza y de ojos, que a veces lo dejaban postrado en cama hasta una semana.

Luego, la familia se mudó a la ciudad más grande de Naumburg, pero a partir de los 14 años Friedrich ingresó en Schulpforta, la escuela de élite local. A pesar de su delicada salud, Nietzsche se destacó, mostrando una aptitud particular para la filología, el estudio de idiomas y textos antiguos.

Inicialmente continuó sus estudios en la facultad de teología de Bonn para cumplir el deseo de su madre de ingresar al clero. Pero su intelecto se sintió atraído por la filología, y pronto dejó Bonn para estudiarla en Leipzig con el profesor Albrecht Ritschl. Poco después de su encuentro con Wagner, al precoz estudiante se le ofreció la cátedra de Filología Clásica en la Universidad de Basilea en Suiza. Con solo 24 años, era la persona más joven en ser nombrada para este puesto.

“Mi amigo Nietzsche”, el multipremiado corto sobre cómo un niño de las favelas cambia su vida tras leer al filósofo 2

Wagner, Nietzsche y Lucerna

Nietzsche estaba encantado con este nombramiento, sobre todo porque Basilea estaba cerca de Lucerna, donde vivía Wagner. Una vez instalado, tomó el tren hasta el lago, se dirigió a la residencia de Wagner y llamó a la puerta.

La casa de Wagner en Lucerna, llamada Tribschen, era un paraíso para Nietzsche. La ornamentada villa se convirtió en un segundo hogar, con su propia habitación, a medida que florecía su amistad con Richard y su esposa, Cosima Wagner.

El compositor era unos 30 años mayor que Nietzsche, pero se unieron por hablar de filosofía y música. La educación clásica de Nietzsche impresionó a Wagner, a quien le gustaba la tragedia griega pero no sabía leer el idioma. El joven Nietzsche estaba fascinado por la genialidad de su nuevo amigo y fascinado por la contundente personalidad de Cosima.

Los tres se hicieron amigos inseparables, tan cercanos que una vez Nietzsche tuvo la tarea de comprar nuevos calzoncillos de seda para el compositor. También hubo paseos espectaculares en las montañas circundantes, incluido el Monte Pilatus, el legendario lugar del suicidio de Poncio Pilato después de la crucifixión de Cristo.

Pero Wagner no fue el único pensador influyente con el que Nietzsche se hizo amigo durante este tiempo. El excéntrico profesor Jacob Burckhardt se convirtió en un compañero de entrenamiento intelectual. Burckhardt era un revolucionario, pero detestaba el nacionalismo. A diferencia del belicoso Wagner, Burckhardt temía el espectro que se avecinaba de la guerra franco-prusiana de 1870.

Nietzsche sirvió como asistente de ambulancia durante la guerra y quedó consternado por la devastación que presenció. Pero fue solo cuestión de semanas antes de que su delicada salud requiriera que dejara este puesto. Regresó a Basilea firmemente opuesto al conflicto. 

Aunque Nietzsche y los Wagner no estuvieron de acuerdo en este tema, la amistad perduró por el momento. El primer libro de Nietzsche, El nacimiento de la tragedia del espíritu de la música , se erige como testamento: Nietzsche lo escribió como una especie de manifiesto a favor de Wagner. En él, afirma que los trágicos de la antigua Grecia son un noble precedente de la nueva forma de “drama musical” de Wagner, personificada por Tristán e Isolda y El ciclo del anillo .

El libro presenta el conflicto entre lo apolíneo ordenado y elegante y lo dionisíaco salvaje y extático, una dualidad crucial para gran parte del pensamiento de Nietzsche. La música y la tragedia eran ambas formas de arte dionisíaco, capaces de transportar el espíritu a un estado de dicha.

A los Wagner les encantaba el libro de Nietzsche, pero su tiempo en Lucerna había llegado a su fin. Llenos de buenos recuerdos, se mudaron a Bayreuth en 1872 para supervisar la producción del teatro de ópera donde se representaría el Ring . Mientras tanto, Nietzsche volvió a enfermar.

“En cada página, encontrará que solo trato de agradecerle por todo lo que me ha dado”. 

Nietzsche a Wagner sobre El nacimiento de la tragedia

Después de El nacimiento de la tragedia, la estelar carrera académica de Nietzsche se desplomó rápidamente. Extrañamente fuera de sintonía con los tiempos, el libro casi no atrajo la atención de los amigos y compañeros de estudios de Nietzsche. Su antiguo maestro, el profesor Ritschl, escribió una carta cortés al autor, pero garabateó juicios condenatorios en su copia personal. Burckhardt también fue cortés, pero no se mostró impresionado.

Nietzsche también buscó la crítica de una obra musical que había compuesto, pero incluso los Wagner se mantuvieron callados. El director Hans von Bülow finalmente le dio su opinión, pero fue cruel. “¿Es todo esto una broma horrible?” preguntó. 

El trabajo fue un golpe para la reputación académica de Nietzsche, y solo dos estudiantes se inscribieron en su curso de filología en Basilea después de su publicación. No es que Nietzsche fuera realmente filólogo, estaba mucho más interesado en la filosofía. Continuó escribiendo y se embarcó en una serie de lo que llamó Meditaciones intempestivas , pero este libro también tuvo una recepción fría.

El estrés resultó demasiado para su salud, que se deterioró catastróficamente. Se volvió incapaz de tolerar la luz natural. Para cualquier viaje al aire libre, usaba gafas gruesas y polarizadas y una visera para el sol. Su hermana Elisabeth, aún soltera, se convirtió en su cuidadora y finalmente se mudó con él para brindarle apoyo constante.

Mientras tanto, su relación con los Wagner se estaba deteriorando. Su primer viaje para visitarlos en Bayreuth se sintió incómodo. Más tarde, Wagner le ofreció a Nietzsche algunos consejos paternalistas, sugiriendo que se casara, un consejo que el frágil joven filósofo recibió muy mal.

Una vez que fue un niño prodigio, Nietzsche ahora se acercaba a los 30 con una mala reputación académica, y aún más en declive. Siempre estaba consciente de la muerte prematura de su padre, y esperaba lo mismo para él.

Desde este punto bajo, surgieron algunos aspectos positivos. Una de sus Meditaciones , “Schopenhauer como educador”, fue relativamente bien recibida y encontró un discípulo entusiasta en el joven compositor Johann Heinrich Köselitz, quien se convirtió en su secretario. El controlador Nietzsche más tarde tomaría el extraño paso de cambiarle el nombre: lo llamó “Peter Gast”.

También se hizo amigo de la anciana anarquista Malwida von Meysenbug, que se convirtió en una figura parecida a una madrina, y del filósofo Paul Rée, quien introdujo a Nietzsche en el racionalismo de Voltaire e influyó mucho en su pensamiento.

Rée también presentó a Nietzsche a una mujer joven, con consecuencias mucho mayores.

“Mi amigo Nietzsche”, el multipremiado corto sobre cómo un niño de las favelas cambia su vida tras leer al filósofo 3

Humano, demasiado humano: Un libro para espíritus libres

A pesar de las recientes humillaciones, Nietzsche trazó un nuevo y audaz curso intelectual en 1876. Human, All Too Human fue su primer libro escrito en estilo aforístico, escueto y epigramático. Se lo dedicó a Voltaire, a pesar de la desaprobación de Wagner.

Nietzsche se estaba abriendo camino y quedó claro que su futuro no estaba en la filología. En 1879, dimitió de Basilea, culpando a la mala salud. Si bien no es falso, estaba lejos de ser el panorama completo.

La universidad le otorgó una pensión para los próximos seis años, lo que le proporcionó cierta estabilidad financiera. Pero muy poco más permaneció estable en el estilo de vida que decidió adoptar.

Humano, demasiado humano: Un libro para espíritus libres sostiene que no existe una verdad eterna: todo depende de las circunstancias. Es importante destacar que eso incluye la religión, que Nietzsche ataca con confianza. También advierte contra la fe ciega en la ciencia; debemos cuestionar la ciencia tan despiadadamente como la religión.

Esta evolución intelectual agradó a Burckhardt y Rée, pero ofendió a muchos otros, incluida la hermana cristiana de Nietzsche. Richard Wagner se negó a leerlo, pero Cosima lo hizo. Ella atribuyó sus fallas a la perniciosa influencia de Paul Rée, un judío. 

Nietzsche llamó a este período su Wanderjahre , sus años de vagabundeo, en el que exploró la Europa alpina desde una serie de centros turísticos. Vagaba sin hogar permanente o nacionalidad, habiendo renunciado a su ciudadanía cuando se mudó a Suiza.

Escribió Daybreak , describiéndose a sí mismo como un “aeronauta del espíritu”, elevándose por encima de otros en los Alpes. Se encariñó especialmente con los veranos frescos en Sils-Maria, un pueblo cerca de St. Moritz. Sin embargo, su salud, en particular sus ojos, siguió siendo mala.

“Mi amigo Nietzsche”, el multipremiado corto sobre cómo un niño de las favelas cambia su vida tras leer al filósofo 4

Escribió Así habló Zaratustra en un mal momento de su vida

Conmocionado por la partida de Lou, la salud de Nietzsche sufrió gravemente durante el invierno de 1882-83. Su elección de medicamentos no ayudó: comenzó a tomar opio, lo que confirmó en una serie de cartas alarmantes enviadas desde su hogar temporal en Rapallo, una ciudad costera cerca de Génova.

El día de Navidad, sin embargo, comenzó a escribir lo que se convertiría en una de sus obras más notables e influyentes: la novela filosófica Así habló Zaratustra .

Pero a pesar de su discurso rapsódico sobre un “superhombre”, el propio Nietzsche estaba más enfermizo y frágil que nunca.

Nietzsche publicó Así habló Zaratustra en cuatro libros, pero el primero fue el más influyente. En él, Zaratustra, un antiguo profeta persa, desciende de una montaña después de diez años de soledad. Predica: “El ser humano es algo que hay que superar”. El superhombre debe emerger en su lugar.

Nietzsche no llega a definir exactamente lo que quiere decir con “superhombre”, pero describe a un líder fuerte que puede resolver la crisis moral que azota a la humanidad desde la muerte de Dios. Para el superhombre, la muerte de Dios es liberadora, no una excusa para el nihilismo.

Nietzsche estaba en Génova para enviar el manuscrito a su editor cuando se enteró de que Wagner había muerto el día anterior. Consideró esto un presagio.

El segundo libro de Zaratustra revela la profunda herida de Nietzsche por la traición de Lou y Rée: las “tarántulas” representadas en su texto apenas velado. Nietzsche se dio cuenta de lo autobiográfico que era con sorpresa. El tercer libro termina con una parodia de Apocalipsis, el último libro de la Biblia, en el que declara que no ama a ninguna mujer excepto a la “Eternidad”. En el cuarto libro, Zaratustra da la bienvenida a una variedad de figuras influyentes en su cueva, incluidos el Papa, Schopenhauer, Wagner y el propio Nietzsche.

La madre de Nietzsche consideró que sus libros eran blasfemos, pero había un problema más urgente que causaba el caos familiar. Para alarma tanto de Nietzsche como de su madre, la hermana Elisabeth se había comprometido con el nacionalista alemán Bernhard Förster, un partidario vocal de la fundación de un nuevo asentamiento alemán en Paraguay, uno libre de “influencia judía”. Nietzsche no apoyó este movimiento.

Mientras tanto, su salud continuó su fuerte declive. Un conocido vino a visitarlo en 1884 y lo encontró delirando y angustiado; sospechaba que estaba consumiendo opio o hachís. Le preguntó si pensaba que se estaba volviendo loco como su padre. Ella estaba aterrorizada.

“Mi amigo Nietzsche”, el multipremiado corto sobre cómo un niño de las favelas cambia su vida tras leer al filósofo 5

Nietzsche y el radicalismo aristocrático

La carrera de Nietzsche recibió un impulso excepcional en 1887. Envió copias de sus libros a Georg Brandes en Dinamarca, uno de los críticos literarios más renombrados de la época. Brandes quedó impresionado por lo que leyó y escribió a Nietzsche elogiando su “radicalismo aristocrático”, una frase que adoraba a Nietzsche.

A pesar de recibir una carta de reproche de su hermana Elisabeth en Paraguay (Brandes era judío), Nietzsche sabía que estaba en el camino del verdadero reconocimiento. Animado así, siguió escribiendo.

Pero todo estaba lejos de ir bien. Su viejo amigo Erwin Rohde fue uno de los primeros en sospechar que había algo perniciosamente mal con Nietzsche, más allá de sus problemas de salud habituales. Su comportamiento de repente se volvería extraño o incluso misterioso, observó Rohde, y su retórica era inquietante. Nietzsche declaró su gran destino como el heraldo de una nueva era filosófica. Parecía delirante y Rohde rompió los lazos.

En 1888 Nietzsche descubrió Turín. Era una ciudad que le sentaba bien como “aristocrático radical”, y la agregó a su agenda anual, junto con Niza y Sils-Maria.

En Turín, volvió a retomar su obsesión por Richard Wagner, ahora una figura del odio. Escribió el condenatorio El caso de Wagner seguido de El crepúsculo de los ídolos , una referencia a El crepúsculo de los dioses, la cuarta parte del Ciclo del anillo de Wagner . Subtitulado “Cómo filosofar con un martillo”, este libro renovó el ataque del autor tanto a la filosofía como a la religión.

Su siguiente obra, El anticristo , cubrió un terreno familiar, aunque su sección final tocó una nota nueva e inquietante. Abogó por la guerra contra el cristianismo y pidió el arresto de los sacerdotes. Firmó el libro “El Anticristo”. Es difícil determinar si Nietzsche estaba hablando en serio o satírico o, quizás, simplemente manifestando psicosis.

Cada vez más convencido de su propia importancia, aparentemente confirmada en el elogio de Brandes, comenzó a trabajar en su autobiografía. Lo tituló Ecce Homo , las palabras pronunciadas por Poncio Pilato cuando presentó a Cristo para la crucifixión. Nietzsche se comparó a sí mismo con Cristo con frecuencia en sus páginas, cuyos dos primeros capítulos se titulaban “Por qué soy tan sabio” y “Por qué soy tan inteligente”.

“Conozco mi destino”, escribió. Él predijo que “algo espantoso” se asociaría con él algún día, porque “no soy un hombre, soy dinamita”.

Nietzsche no llegó a conocer su fama

Nietzsche nunca conoció el verdadero éxito como filósofo, aunque su reputación se disparó mucho antes de su muerte. El reconocimiento generalizado floreció durante su década de locura.

Un joven conde bien conectado, Harry Kessler, descubrió el trabajo de Nietzsche en 1891. Inspirado, trabajó incansablemente para promover a Nietzsche en su círculo influyente. Nietzsche, para Kessler y otros, era un espíritu libre y un campeón del individualismo. La idea del superhombre en lugar de Dios fue particularmente resonante. Así habló Zaratustra, en particular, se convirtió en un texto de moda.

Sin que Nietzsche lo supiera, aislado en la casa de su infancia, su trabajo inspiró la obra de Strindberg Miss Julie , la famosa pintura de Munch El grito y toda una generación de pensadores radicales y peligrosos, incluido Mussolini.

Elisabeth había pasado años cultivando la leyenda de Nueva Germania para una audiencia alemana lejana, y se embarcó en una tarea similar de construcción de mitos para el legado de su hermano. Mantuvo un control estricto sobre su correspondencia y catálogo de libros. La responsabilidad de la propiedad había recaído originalmente en su madre, pero Elisabeth la compró.

Más tarde, la villa de Weimar se convirtió en una especie de museo para nietzscheanos particularmente comprometidos, y Elisabeth organizó salones y fiestas. Saber que el propio filósofo deambulaba por las escaleras dio a estos eventos una emoción macabra. A los invitados a veces incluso se les permitía verlo.

Nietzsche murió en 1900. Haciendo caso omiso de sus últimos deseos, Elisabeth organizó un funeral cristiano. 

Elisabeth vivió hasta 1935, controlando sin piedad el archivo del trabajo de su hermano. Logró un éxito considerable: sus escritos sobre su hermano le valieron un doctorado honorario y cuatro nominaciones al Premio Nobel. Siempre nacionalista alemana comprometida, tuvo mucho cuidado en promover su interpretación preferida de la obra de Nietzsche. Aunque el propio Nietzsche no había sido nacionalista, sus conceptos de “voluntad de poder” y “bestia rubia” fueron adoptados por los nacionalistas a medida que se acercaba la Primera Guerra Mundial.

Más tarde, los nazis fueron aún más lejos al utilizar los textos de Nietzsche – de las ediciones editadas selectivamente de Elisabeth – para sus propios fines. Hitler visitó a Elisabeth en el archivo después de convertirse en canciller en 1933 y nuevamente en 1934, cuando encargó un monumento a Nietzsche a su arquitecto preferido, Albert Speer. Asistió al funeral de Elisabeth al año siguiente.

En 1884, Nietzsche le había escrito a su hermana confiándole su miedo a lo que la gente peligrosa pudiera hacer algún día en su nombre. Pero, escribió, eso era inevitable para cualquier gran maestro: uno podía terminar siendo una bendición para la humanidad o un desastre.

Poemas inspiradores de Nietzsche

HACIA NUEVOS MARES

Allí quiero ir; aún confío
en mi aptitud y en mí.
En torno, el mar abierto, por el azul
navega plácida mi barca.
Todo resplandece nuevo y renovado,
dormita en el espacio y el tiempo el mediodía.
Sólo tu ojo — desmesurado
me contempla ¡oh Eternidad!

ECCE HOMO

¡Sí! ¡Sé de dónde procedo!
Insaciable cual la llama
quemo, abraso y me consumo.
Luz se vuelve cuanto toco
y carbón cuanto abandono:
llama soy sin duda alguna.

¡HOMBRE! ¡PRESTA ATENCIÓN!

¡Hombre! ¡Presta atención!
¿Qué dice la profunda medianoche?
«Yo dormía, dormía —
De un profundo sueño desperté: —
El mundo es profundo,
y pensado aún más profundo que el día.
Profundo es su dolor —,
el gozo — más profundo aún que el sufrimiento.
Dice el dolor: ¡pasa!
Mas todo gozo quiere eternidad,
— ¡quiere profunda, profunda eternidad!».

ENTRE AMIGOS

Un epílogo

1

Hermoso es compartir el silencio,
más hermoso es compartir la risa —
tumbado sobre el musgo a la sombra del haya,
bajo un cielo de seda
reír alegre entre amigos
dejando ver los blancos dientes.
Si lo hice bien, callemos,
si lo hice mal, riamos,
y hagámoslo siempre peor,
hagámoslo peor, y maliciosos riamos
hasta ascender a nuestra sepultura.
¡Amigos! ¡Sí! ¿Así ha de suceder?
Hasta la vista. ¡Amén!

2

¡Ni disculpas, ni perdón!
¡Envidiad alegres, cordialmente libres,
el tono, el corazón y la hospitalidad
de este libro tan poco razonable!
Creedme, amigos, ¡no para ser maldita
me fue concedida mi sinrazón!
Lo que yo encuentro, lo que yo busco,
¿estaba ya en algún libro?
¡Honrad en mí la secta de los locos!
¡Aprended de este libro enloquecido
cómo la razón — «entra en razón»!
Ea, amigos, ¿ha de suceder?
Hasta la vista. ¡Amén!

PARA BAILARINES

Hielo liso,
un paraíso
para quien bailar bien quiso.

LA GAYA CIENCIA

Esto no es un libro: ¡qué encierran los libros,
esos sarcófagos y sudarios!
El pasado es su botín:
pero aquí vive un eterno Presente.
Esto no es un libro: ¡qué encierran los libros!
¡qué encierran sarcófagos y sudarios!
Esto es una voluntad, una promesa,
esto es un viento marino, un levar anclas,
esto es una última ruptura de puentes,
un rugido de engranajes, un gobernar el timón;
¡brama el cañón, blanco humea su fuego,
ríe el mar, la inmensidad!

A LA MELANCOLÍA

No te enojes conmigo, melancolía,
porque tome la pluma para alabarte
y, alabándote, incline la cabeza
sentado sobre un tronco como un anacoreta.
Así me contemplaste ayer, como otras muchas veces,
bajo los matinales rayos del cálido sol:
Ávido el buitre graznaba en el valle,
soñándome carroña sobre madera muerta.
¡Te equivocaste, pájaro devastador,
aunque momificado descansara en mi leño!
No viste mi mirada llena de placer
pasear en derredor altiva y ufana;
y que cuando insidiosa no mira a tus alturas,
extinta para las nubes más lejanas,
se hunde en lo más profundo de sí misma
para radiante iluminar el abismo del ser.
Muchas veces sentado en soledad profunda,
encorvado, cual bárbaro oferente,
pensaba en ti, melancolía,
¡Penitente, pese a mis pocos años!
Sentado así, me complacía el vuelo del buitre,
el estruendo de la avalancha,
y tú, inepta quimera de los hombres,
me hablabas con verdad, mas con horrible y severo semblante.
Acerba diosa de la abrupta naturaleza,
amiga mía, te complaces en manifestarte a mi alrededor
y en mostrarme amenazante el rastro del buitre
y el goce de la avalancha, para aniquilarme.
En torno a mí respira enseñando los dientes
la apetencia de muerte:
¡torturante avidez que amenaza la vida!
Seductora sobre la inmóvil estructura de la roca
la flor suspira por las mariposas.
Todo esto soy —me estremezco al sentirlo—:
mariposa seducida, flor solitaria,
buitre y rápido torrente de hielo,
gemido de la tormenta — todo para ensalzarte,
fiera diosa, ante quien profundamente inclino la cabeza,
y suspirando entono un cántico monstruoso de alabanza,
sólo para ensalzarte, ¡que con cordura
de vida, vida, vida esté sediento!
No te enojes conmigo, divinidad malvada,
porque con rimas dulcemente te orne.
Aquel a quien te acercas se estremece ¡oh rostro terrorífico!
Aquel a quien alcanzas se conmueve, ¡oh malvado derecho!
Y yo aquí estremeciéndome balbuceo canto tras canto
y me convulsiono en rítmicas figuras:
fluye la tinta, salpica la pluma afilada,
¡oh diosa, diosa, déjame — déjame hacer mi voluntad!

SOLITARIO

Graznan las cornejas
y aleteando se dirigen a la ciudad;
pronto nevará.
¡Feliz aquel que aún tiene patria!
Ahora estás petrificado
y miras hacia atrás ¡cuánto tiempo ha pasado!
¿Por qué has huido, loco, por el mundo
ahora que el invierno se aproxima?
El mundo: puerta muda y fría
abierta a mil desiertos.
Quien perdió lo que tú perdiste
en parte alguna se detiene.
Ahora estás pálido,
condenado a un viaje de invierno,
al humo semejante,
que sin cesar tiende a más fríos cielos.
¡Vuela, pájaro, grazna tu canción
en tono de pájaro desértico!
¡Esconde, loco, en hielo y en desprecio
tu sangrante corazón!
Graznan las cornejas
y aleteando se dirigen a la ciudad:
— pronto nevará.
¡Infeliz aquel que de patria carece!

28 respuestas a «“Mi amigo Nietzsche”, el multipremiado corto sobre cómo un niño de las favelas cambia su vida tras leer al filósofo»

  1. el cortometraje no debería terminar con una idea política del conocimiento, como el libro de Marx, La filosofía es un salvador, pero el final del corto convierte el proyecto en una especie de pequeña biografía de un niño revolucionario de izquierdas.

    1. Estoy totalmente de acuerdo contigo, el corto tiene mucha fuerza por sí solo y el final lo desvía de la lucha por el libre pensamiento al adoctrinamiento comunista por así decirlo…

  2. Lo entendi un poquito diferente, Javier. Si la mama le tiro el libro de Nietzche, como estando “del diablo”, el nino que ya habia logrado el placer de leer iba a encontrar libros mas dificiles, “mas peligrosos” para la ignorancia de los otros. Y en aquella sociedad de favela, que libro podia ser mas peligroso que el de Marx?

  3. Con ese entendimiento de Nietzsche que Lucas logró, El manifiesto comunista será un libro más dentro de miles que leerá y que le forjarán como libre pensador. A crear bibliotecas populares en todas las poblaciones del mundo!!!!!

  4. El corto es muy bueno, habla de la liberación que es la filosofía para la persona y el final…
    El final trasforma todo el corto en un sketch humorístico. Asi de simple!

  5. El final pudo haber terminado reencontrando el libro y que lehera una frase nueva de Nietzche. Al terminar con el Manifiesto Comunista se torna pomitico. Lastima de final.

  6. perdon enque mundo viven? la filosofia es la nueva religion en el mundo , este corto es propagandistico de la era posmoderna, estamos en pleno con la muerte de Dios, los valores del superhombre q son la falta de compasión, la fuerza, el gusto por la acción, el combate y la guerra, así como el desprecio por los débiles, el desinteres por la verdad ( la posverdad) y la busqueda de solo lo que le provoca bienestar, que le hace feliz.entre otras joyas….. la filosofia entro en el colegio ahora tb con los estudios de genero… pff, la pela puede ser interesante pero no hagan falsa propganda.

  7. Yo creo que el final se refiere a que acaba de descubrir un mundo nuevo de ideas, que Nietzsche no es el único filósofo y que a partir de ese momento el niño se puede interesar por muchas otras lecturas para al final tener su propia forma de pensar basada en muchas fuentes.

  8. EL PENSAMIENTO DEL HOMBRE ES SITUADO….. PUDO HABER LEÍDO LA BIBLIA, NIETZHE, EL PRINCIPITO O MARX…………………. NO ES PROPAGANDA…. TU ELIGES QUE LEES 🙂

  9. Que pensarias si hubiera encontrado la biblia, el principito, un poema de neruda o un libro de sartre, no podria verse igualmente capcioso? Creo que depende de la perspectiva ideologica con que se mire….. si no es la propia, sospecharemos de la intencion del autor. Sin embargo, si podemos despojarnos de esa perspectiva, y atender al contexto de la historia, es decir mirar el relato desde la perspectiva del protagonista, quizas veamos otra cosa. Yo creo que con la primera lectura, el niño encontro un camino que lo salvo de terminar expulsado de la escuela, y castigado por su madre, una amenaza persistente a su integridad. Hasta ese momento, no habia encontrado otra oportunidad. Al encontrar el segundo libro, creo que se encuentra con la posibilidad de un mundo mas alla de la miseria economica y social, otra amenaza constante que condena al niño y su familia. A proposito de este desenlace, se podrian extraer otras conclusiones de la historia, mas no una intencion propagandistica, que seria demasiado obvia y por tanto sin una fuerza sugestiva.

  10. Yo no creo que se trate de ideas políticas, de plataformas económicas de izquierda o derecha; eso es lo de menos. Yo creo que el significado es lo que te puede verdaderamente transformar un libro y lo que Nietzsche detonó en el chico. Leyendo a Marx no sabemos ni sabremos que pasará con el chico, creo que sólo significa lo que le pudiera enseñar.

  11. Muy buen corto, Marx no solo cambió un ideario político, Marx es la escencia de la sociedad. Aunque hay mucha diferencia entre ellos, Nietzsche y Marx tienen algo en común y es que abren los ojos de quienes los leen, solo hay que leerlos bien.

  12. al final creo que todo esto es una analogía también como en la biblia donde la serpiente da la manzana del árbol del conocimiento, donde todo conocimiento es liberador de alguna manera pero a la vez peligroso para la sociedad que en este caso la sume en una pobreza e ignorancia.

    si bien el final le dio un tono político, acaso la política no es parte de el desarrollo del humano pero ya visto hacia la sociedad?

    me encanto.

  13. La parte final (las caricaturas que se ven mientras pasan los créditos ) tiene cierto guiño a “La madre” de Maximo Gorki donde la madre termina siguiendo a su hijo en su nueva ideologia formada (ideología socialista), me parece muy tendencioso el final encontrando el libro de Marx y seguido de las caricatuas que se muestran, le quita un poco de valor filosofico y entra al terreno de ideologia politica, pudo ser mejor si no se desvirtuaba; en general muy buena iniciativa educativa y motivadora de la lectura, espero encontrar mas material similar.

  14. Muy bueno el corto, muy bueno, y muy acertada la realización. Salvo , a mi opinión la música. El poner 2001 una odisea del espacio cuando encuentra el primer libro, trasforma la escena prácticamente en ridícula y risueña, es una música grandilocuente y épica, ¿para un basurero?? Y para colmo una melodía que YA tiene muchísima historia y resonancias. Tampoco me agrada el final, panfleto absoluto, y de lo más barato. Si bien hay un mensaje positivo que tiene que ver con la capacidad de abrir la mente y pensar a través de la lectura, toda la historia más bien apunta al ADOCTRINAMIENTO, a como se llena una mente inocente sin criterio y discusión. Triste, pero igual está bueno… especialmente para discutirlo. Y he leído otras opiniones aquí y encontré varias muy interesantes, saludos

  15. Desde mi enfoque no tan filosofico, pero si enfocado a nuestra actualidad puedo traducirlo cómo la ignorancia que predomina en las clases bajas y educación bajá , ya que el niño encontro algo que verdaderamente le apasionó, el libro era tan filosofico y complicado que era muy dificil de entenderlo, sin embargo al ser desconocido todo lo tachaban de loco, en la actualidad eso pasa , al momento de hacer o crear un proyecto personal , en la escuela no te entienden y de loco no te bajan , tus papás dudan demasiado de ti , y la sociedad ni se diga, por ende pienso que se ven frustrados muchos proyectos que quiza ya pudo haberse descubierto “la cura del cancer” pero por falta de credibilidad en nosotros mismos y por creernos los que nuestros entorno nos dice y nos tacha, dejamos de creer tambien en nosotros mismos.

Deja una respuesta