Julio Cortázar fue uno de los más grandes escritores argentinos del siglo pasado. Luchador político incansable, en 1971 publicó Policrítica en la hora de los chacales, donde reflejó su experiencia en Cuba.

“Yo me sentí muy orgulloso de haber sido el primero que publicó un texto de Julio Cortázar”, recordaba Jorge Luis Borges.

Cortázar retrató la sociedad y la crueldad de una Latinoamérica subyacente a las consecuencias políticas, tanto en la mencionada Cuba, como en Chile y Argentina. Reconocido mundialmente por su literatura, en 1974 recibió el Premio Médicis Étranger que se concede a los escritores “cuya fama es inferior a su talento”.

Cortázar siempre utilizó la vida, además del tiempo y el amor, como referencia a la humanidad y la conciencia de las cosas. Es más, siempre tuvo en cuenta el valor de la persona por sí misma y no por su ideología.

Famosos son los grandes elogios entre Borges y Cortázar por su literatura, y sus discrepancias ideológicas, pues Cortázar era un activista de izquierdas y Borges era individualista antitotalitarista: “Hemos conocido los puntos de vista geopolíticos de Borges. Sin embargo, Jorge Luis Borges ha escrito algunos de los mejores cuentos de la historia universal de la literatura”.

Un ser solitario, muy intelectual, pasó más tiempo leyendo que realizando cualquier tipo de actividad, pero de corazón humilde y bondadoso: “La humanidad empezará verdaderamente a merecer su nombre el día en que haya cesado la explotación del hombre por el hombre“.

Cortázar ha creado personajes dignos de ser recordados por su lucha personal y su superación como ser humano. Uno de los más importantes es Talita, una de las protagonistas de Del lado de acá (la segunda parte de Rayuela), publicado en 1964, su libro más importante, y una de las primeras obras surrealistas de la literatura argentina.

Nació en Bruselas el 26 de agosto de 1914, escribió en castellano toda su obra, y murió en París en 1984. Naciendo y muriendo, muy lejos del continente que le vio escribir.

No se puede terminar el artículo de otra manera que ejemplificando la magnitud de la literatura de Cortázar con este fragmento de Historias de cronopios y de famas que resume tan bien el espíritu humano y bondadoso del genial escritor:

“Un cronopio encuentra una flor solitaria en medio de los campos. Primero la va a arrancar, pero piensa que es una crueldad inútil y se pone de rodillas a su lado y juega alegremente con la flor a saber: le acaricia los pétalos, la sopla para que baile, zumba como una abeja, huele su perfume, y finalmente se acuesta debajo de la flor y se duerme envuelto en una gran paz. La flor piensa: ‘es como una flor'”.

Para acabar, 15 frases que dibujan el verdadero, humilde y humano mundo de Cortázar, un escritor único en su estilo:

“Considero, sin dudar, a las mujeres el ser más bello, pues poseen la rebeldía… y eso es a lo que todo ser humano debe aspirar”.

“Es difícil ser músico de hombres”.

“No podemos hablar de etapas sin presuponer una meta”.

“La cultura es el ejercicio profundo de la identidad”.

“Las palabras nunca alcanzan cuando lo que hay que decir desborda el alma”.

“Incapaz de luchar contra tanto pasado abrió los ojos y se enderezó”.

“Andábamos sin buscarnos pero sabiendo que andábamos para encontrarnos”.

“Probablemente de todos nuestros sentimientos el único que no es verdaderamente nuestro es la esperanza. La esperanza le pertenece a la vida, es la vida misma defendiéndose”.

“Cada vez iré sintiendo menos y recordando más”.

“¡Música! Melancólico alimento para los que vivimos de amor”.

“La vida, como un comentario de otra cosa que no alcanzamos y que está ahí al alcance del salto que no damos”.

“Me atormenta tu amor que no me sirve de puente porque un puente no se sostiene de un solo lado, jamás Wright ni Le Corbusier van a hacer un puente sostenido de un solo lado”.

“Nada, realmente nada, pero sucede que nada más nada no da nada sino que a veces da un poquito de algo”.

“Todo hay que volver a inventarlo, el amor no tiene por qué ser una excepción”.

“Lo que llamamos absurdo es nuestra ignorancia”.


¿Quieres recibir más historias como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter: