muhimu.es

La vida no es un juego de azar. No es un casino donde invertir tus días. Es una obra de arte para contemplar y crear. Siente, ama, crea.

101 frases de Schopenhauer que te harán aprovechar mejor la vida. Sus citas y pensamientos más inspiradores 1

101 frases de Schopenhauer que te harán aprovechar mejor la vida. Sus citas y pensamientos más inspiradores

Actualizado el jueves, 13 junio, 2024

El 21 de septiembre de 1860 moría en el reino de Prusia Arthur Schopenhauer, el filósofo y pensador más importante en lengua alemana del siglo XX. En 1819 se publicó su obra magna El mundo como voluntad y representación (aquí tienes una descarga gratuita en .pdf de este libro), en la que se explora la ética, la estética, la ontología y la teoría del conocimiento con un tema central: El mundo.

Frases de Schopenhauer

101 frases de Schopenhauer que te harán aprovechar mejor la vida. Sus citas y pensamientos más inspiradores 2
101 frases de Schopenhauer que te harán aprovechar mejor la vida. Sus citas y pensamientos más inspiradores 8

Estudiante excelente: cursó Filología Clásica, Historia y Ciencias Naturales, pues consideraba que le ayudarían a ampliar sus conocimientos de filosofía. Su filosofía tardía bebe del budismo, el taoísmo y el hinduismo, así como de Kant, Platón y Spinoza. Todo el hace de su filosofía una de las más elaboradas de su siglo, con una evolución hacia la metafísica que influenciará posteriormente a escritores como Borges, Beckett o Unamuno, así como a científicos del calibre de Einstein.

Aun siguiendo siempre un pensamientos pesimista respecto a los seres humanos —tanto a nivel individual como a nivel social (en este campo más pesimista)—, la literatura de Schopenhauer refleja constantemente un punto de reflexión que nos hace llegar a un final más optimista. Esto lo podemos ver en la magnífica frase:

«Bajo el imperio de un interés amoroso, desaparece todo peligro y hasta el ser más pusilánime encuentra valor»

Arthur Schopenhauer
101 frases de Schopenhauer que te harán aprovechar mejor la vida. Sus citas y pensamientos más inspiradores 3
101 frases de Schopenhauer que te harán aprovechar mejor la vida. Sus citas y pensamientos más inspiradores 9

Gran estudioso del comportamiento del mundo, tanto a nivel natural como a nivel humano, Schopenhauer realizó una de las más bellas reflexiones sobre la naturaleza en relación a la humanidad: «Debo confesarlo sinceramente. La vista de cualquier animal me regocija al punto y me ensancha el corazón, sobre todo la de los perros, y luego la de todos los animales en libertad, aves, insectos, etc.

Por el contrario, la vista de los humanos excita casi siempre en mi una aversión muy señalada, porque con cortas excepciones, me ofrecen el espectáculo de las deformidades más horrorosas y variadas: fealdad física, expresión moral de bajas pasiones y de ambición despreciable, síntomas de locura y perversidades de todas clases y tamaños; en fin, una corrupción sórdida, fruto y resultado de hábitos degradantes. Por eso me aparto de ellos y huyo a refugiarme en la naturaleza, feliz al encontrar allí a los brutos».

Schopenhauer pensó que el ser humano no vive en el pasado ni en el futuro, sino siempre en el presente. Aún así, su literatura y pensamiento parecen perdurar eternamente, hasta el punto que, hoy en día, sigue siendo uno de los filósofos más leídos, tanto para estudiosos de filosofía como para el público de interés general. Esto se debe, en gran medida, a sus altas dosis de humanidad en relación a la época en que vivía.

Tan solo le podemos reprochar un pensamiento falócrata, que ya vino inculcado desde su educación y que jamás fue corregido; cosa común a principios del siglo XIX.

Las mejores frases y pensamientos de Schopenhauer

Les dejo con 12 frases que dejan una pequeña pincelada de Schopenhauer, una persona que ayuda a reflexionar, y mucho, sobre las cosas más trascendentales de la vida.

El valor de la filosofía

«A la filosofía nada mejor podría ocurrirle que esto: que se suprimieran todas las cátedras universitarias de filosofía. Con ello se eliminarían el mayor de todos los inconvenientes, a saber: que quienes buscan la verdad colisionen con quienes solo buscan un pedazo de pan y cuyas disputas y políticas perturban de múltiples modos a aquellos, pero nunca los ayudan».

Arthur Schopenhauer sobre la filosofía
101 frases de Schopenhauer que te harán aprovechar mejor la vida. Sus citas y pensamientos más inspiradores 4
101 frases de Schopenhauer que te harán aprovechar mejor la vida. Sus citas y pensamientos más inspiradores 10

El nacionalismo y el orgullo nacional

«La especie más barata de orgullo es el orgullo nacional. Pues denota en el que adolece de él la falta de cualidades individuales de las que pudiera estar orgulloso, ya que si no, no se aferraría a lo que comparte con tantos millones.»

Arthur Schopenhauer sobre el orgullo

La ignorancia

«Cuanto más vulgar e ignorante es el hombre, menos enigmático le parece el mundo; todo lo que existe y tal como existe le parece que se explica por sí solo, porque su inteligencia no ha rebasado aún la misión primitiva de servir a la voluntad en calidad de mediadora de motivos».

Arthur Schopenhauer sobre la ignorancia

La felicidad

«El medio más seguro para no llegar a ser muy infeliz es no pretender ser muy feliz».

Arthur Schopenhauer sobre la felicidad
101 frases de Schopenhauer que te harán aprovechar mejor la vida. Sus citas y pensamientos más inspiradores 5
101 frases de Schopenhauer que te harán aprovechar mejor la vida. Sus citas y pensamientos más inspiradores 11

La democracia y la inteligencia colectiva

«Hay que pensar cómo la minoría y hablar como la mayoría».

Arthur Schopenhauer sobre la democracia

Animalismo y defensa animal

«La conmiseración con los animales está íntimamente unida con la bondad de carácter; de tal manera que se puede afirmar, de seguro, que quien es cruel con los animales no puede ser buena persona».

Arthur Schopenhauer sobre el maltrato animal

La soledad y la excelencia

«La soledad es la suerte de todos los espíritus excelentes».

Arthur Schopenhauer sobre el síndrome de Procusto

Libertad y soledad

«Solo se puede ser totalmente uno mismo mientras se está solo: quien, por tanto, no ama la soledad, tampoco ama la libertad; pues únicamente si se está solo se es libre».

Arthur Schopenhauer sobre la libertad

Gestión del tiempo

101 frases de Schopenhauer que te harán aprovechar mejor la vida. Sus citas y pensamientos más inspiradores 6
101 frases de Schopenhauer que te harán aprovechar mejor la vida. Sus citas y pensamientos más inspiradores 12

«Las personas vulgares solo piensan en cómo pasar el tiempo. Una persona inteligente procura aprovecharlo».

«No hay ningún viento favorable para el que no sabe a qué puerto se dirige».

«Pocas veces pensamos en lo que tenemos; pero siempre en lo que nos falta».

«Tanto prevalece la salud por sobre todos los bienes exteriores que probablemente un mendigo sano sea más feliz que un rey enfermo».

Arthur Schopenhauer sobre la gestión del tiempo

Toma de decisiones

«No hay ningún viento favorable para el que no sabe a qué puerto se dirige».

Arthur Schopenhauer sobre la toma de decisiones

Ser agradecido

«Pocas veces pensamos en lo que tenemos; pero siempre en lo que nos falta».

Arthur Schopenhauer sobre los maximizadores

La salud

«Tanto prevalece la salud por sobre todos los bienes exteriores que probablemente un mendigo sano sea más feliz que un rey enfermo».

Arthur Schopenhauer sobre la salud
101 frases de Schopenhauer que te harán aprovechar mejor la vida. Sus citas y pensamientos más inspiradores 7
101 frases de Schopenhauer que te harán aprovechar mejor la vida. Sus citas y pensamientos más inspiradores 13

Obtén una perspectiva sorprendentemente moderna sobre lo que se necesita para ser feliz

La cuestión de qué es realmente la felicidad ha desconcertado a la humanidad desde tiempos inmemoriales. Después de todo, fue uno de los primeros temas a los que se dirigieron los primeros filósofos griegos. Lo llamaron eudaimonia, un término que engloba tanto la prosperidad y la buena fortuna como la felicidad.

La pregunta también preocupaba a Arthur Schopenhauer, y en este ensayo presenta sus propios pensamientos sobre el tema. Intenta tanto definir qué es la felicidad como averiguar cómo se debe vivir la vida para alcanzarla. Según él, esa es la única forma de obtener la sabiduría de la vida.

Según Schopenhauer, hay tres aspectos de la felicidad: personalidad, propiedad y posición.

  • La personalidad, o lo que está contenido en nosotros mismos y lo que nos proporciona placeres mentales inalterables, es el más importante de los tres.
  • La propiedad es de menor importancia. Determina cuánta felicidad esperamos en la vida e incluso puede darnos cierto grado de libertad.
  • La posición, o cómo nos ven los demás, impide la felicidad. Le da demasiado peso a la opinión de los demás. También es una locura preocuparse por eso.

Las bendiciones de la vida se pueden dividir en tres categorías

Reflexionar sobre las cualidades y la naturaleza de la vida humana no es nada nuevo. Pero después de la rumia viene la parte práctica. ¿Cómo, exactamente, se supone que debes vivir tu vida para obtener el máximo beneficio y felicidad?

Por supuesto, los filósofos griegos llegaron primero. Aristóteles pensaba que las bendiciones humanas se podían clasificar en tres categorías: bendiciones externas al yo, bendiciones del alma y bendiciones del cuerpo.

Aristóteles estaba en el camino correcto. No son tres categorías de bendiciones, pero no se alinean con su concepción de ellos.

En primer lugar, está la personalidad , o «lo que es un hombre».

La personalidad no es solo tu carácter; también cubre su salud, fuerza, belleza, temperamento, perspectiva moral, inteligencia y educación.

Estos atributos generalmente están determinados por la naturaleza y, como tales, son muy importantes para gobernar la felicidad humana.

Lo más importante es que la constitución interna de una persona , o «de qué está hecha», juega el papel más importante en la configuración de su bienestar. Basta pensar en la salud: es axiomático que un mendigo sano sea más feliz que un príncipe enfermo.

No hace falta decir que, para Schopenhauer, los mayores placeres son los de la mente. Como él mismo dice, «Un hombre intelectual en completa soledad tiene un excelente entretenimiento en sus propios pensamientos y fantasías, mientras que ninguna cantidad o diversidad de placer social […] puede evitar el aburrimiento del aburrido».

La segunda categoría es la propiedad , o «lo que tiene un hombre».

La riqueza material puede satisfacer necesidades básicas y reales, pero no te llevará más lejos. Nunca te saciará realmente ni compensará la falta de riqueza interior. La felicidad viene de otra parte. Es por eso que los ricos, aunque materialmente acomodados, no son particularmente felices.

Finalmente, está la posición. En otras palabras, cómo te piensan los demás.

Una persona rica por dentro, a diferencia de un tonto, prestará poca atención a las opiniones de los demás. Ella simplemente vivirá su vida.

Eso es lo básico cubierto. Ahora veamos cada bendición con más detalle.

La felicidad humana depende de la salud física y de los dones y placeres de la mente

Comencemos con la primera de las tres categorías distintas que componen las bendiciones de la vida: la personalidad. Siempre lo llevarás contigo, sin importar a dónde vayas o qué hagas. Por lo tanto, quién eres realmente importa mucho.

Una parte fundamental de la personalidad es la salud y representa nueve décimas partes de la felicidad. Si está sano, es más probable que disfrute de las cosas. Si no está sano, nada es agradable.

Aristóteles lo expresó muy bien cuando dijo: «La vida es movimiento». Es decir, si desea mantenerse saludable, un poco de ejercicio todos los días será de gran ayuda.

Es más, una mente dedicada a la introspección constante necesita una contraparte externa. Considere un árbol. De vez en cuando, el viento necesita sacudirlo un poco para que pueda prosperar.

Además de la salud, los dones de la mente son importantes para determinar la felicidad humana.

Una famosa frase del Antiguo Testamento – «La vida del necio es peor que la muerte» – lo resume bien.

Si tiene la suerte de haber sido dotado de habilidades intelectuales, entonces debería llevar una vida intelectual. De esa manera, su mente se mantendrá ocupada y no tendrá que preocuparse nunca por el aburrimiento.

Una mente rica y fértil verá la belleza en lo común, mientras que un tonto se quedará atrapado en lo que tiene frente a él. Considere a Goethe o Lord Byron: la fertilidad de sus mentes les proporcionó riqueza interior y feliz autosuficiencia.

Por el contrario, si su mente está vacía, es más probable que busque entretenimiento, diversión y lujo para evitar el aburrimiento. Schopenhauer es bastante condenatorio. Para él, «un hombre es sociable sólo en el grado en que es intelectualmente pobre y generalmente vulgar».

Tu riqueza determinará lo que esperas en la vida y tal vez también te traiga libertad

Es hora de examinar la segunda categoría, propiedad o «lo que tiene un hombre».

Una vez más, los griegos llegaron primero. Epicuro dividió las necesidades humanas en tres partes. Específicamente, se trata de posesiones que sacian o sofocan ciertos sentimientos.

En primer lugar, existen necesidades naturales y necesarias . Estos incluyen comida, refugio y ropa. Sin ellos, estaríamos sufriendo.

En segundo lugar, están las necesidades naturales pero innecesarias , es decir, todas las cosas que gratifican los sentidos. Estos pueden ser difíciles de satisfacer.

Finalmente, hay lujos absolutos , que no son ni naturales ni necesarios. Y como en realidad no son necesidades per se, son las más difíciles de satisfacer.

Naturalmente, hay un poco de superposición entre las tres categorías, porque todos somos diferentes. Lo que una persona considera un lujo, por ejemplo, podría ser considerado una necesidad natural pero innecesaria por otra persona.

Una vez que estamos alimentados, vestidos y a salvo de los elementos, todos tenemos diferentes ideas de lo que es y no es «necesario». Además, tendemos a no esperar más de lo que creemos que es posible obtener. Por ejemplo, no notará la pérdida de un abrigo fino si nunca tuvo uno en primer lugar. Pero si está acostumbrado a las mejores galas, es posible que le duela la falta de ellas.

Esto explica por qué alguien que nace con una gran fortuna suele cuidarla mejor que alguien que se enriquece. Si es rico de nacimiento, verá la riqueza como una necesidad que no puede permitirse perder. Pero si ha vivido su vida sin él, no se preocupará por perderlo.

Si tiene la suerte de haber nacido en la riqueza, lo que el autor llama un «destino favorable», entonces probablemente será más libre y se sentirá más a cargo de su tiempo. En última instancia, también resultará en que usted tenga una mentalidad más independiente.

Preocuparse por la reputación no tiene sentido e impide su camino hacia la felicidad

La posición es la tercera categoría de bendiciones de la vida. Se trata de cómo te ves a los demás. Empecemos por su primer aspecto, la reputación .

En términos generales, nos preocupamos demasiado por la valoración que otras personas tienen de nosotros. Parece que no podemos evitarlo, aunque nuestra preocupación es completamente innecesaria.

La historia de un hombre llamado Lecomte ilustra este punto. Después de conspirar para asesinar al rey francés, fue condenado a muerte en 1846.

En su juicio, parecía más preocupado por su apariencia exterior que por su destino.

Se quejó de que no había usado sus mejores ropas ante la Cámara Alta. Incluso el día de su ejecución, estaba más angustiado por no poder afeitarse que por su inminente muerte. En lugar de dedicarse a encontrar una sensación de paz en sus últimas horas, se preocupó por las opiniones de completos desconocidos.

La atención excesiva a las actitudes de otras personas es una locura a la que todos somos susceptibles. Lo llamamos vanidad.

Más que ser un rasgo indeseable, la vanidad es un impedimento real para la felicidad. Las opiniones de los demás te distraerán de encontrar paz mental y satisfacción interior, los cuales son cruciales para una existencia feliz.

Aproximadamente la mitad de las ansiedades de la vida se remontan a una preocupación excesiva por las opiniones de otras personas.

Es una gran tarea reducir este impulso natural y decirnos a nosotros mismos que no debemos escuchar ni pensar en las opiniones de los demás. Pero en el momento en que lo veamos por lo que es, una completa locura, estaremos un paso más cerca de deshacernos de él.

El orgullo no tiene sentido y el status es una farsa

Llegar a comprender la posición puede ser difícil. De hecho, hay dos aspectos más de los que realmente necesitamos hablar: orgullo y rango .

El orgullo, como la vanidad, es una debilidad común. También es absurdo.

El orgullo viene de adentro y es mejor considerarlo como «una convicción establecida del propio valor supremo».

Pero, por supuesto, esta convicción puede estar fuera de lugar.

El orgullo en realidad opera de manera similar a la vanidad. Pero mientras que el orgullo es una opinión internalizada, la vanidad actúa externamente al yo.

La vanidad ama la alabanza, y el individuo vanidoso solo adquiere un sentido de autoestima al ganarse la buena opinión de los demás.

Por el contrario, una persona orgullosa tiene una opinión excesivamente inflada de sí mismo, independientemente de lo que piensen los demás.

Schopenhauer y el nacionalismo: ¿Cómo define el orgullo nacional?

La forma de orgullo más básica e improductiva es el orgullo nacional. Si está reducido a celebrar su país, probablemente tenga algunas cualidades admirables propias. Pregonar la superioridad de su nación es, en el mejor de los casos, una tontería, y solo lo hacen personas que compensan su propia inferioridad. Después de todo, no todas las naciones pueden ser superiores a todas las demás, ¡aunque todas quieren que creas en su superioridad!

Ahora echemos un vistazo al rango social, que es tan malo como el orgullo.

El rango es un arma del estado. Informa falsamente las opiniones de la gente en general y las mantiene en su lugar. Como tal, la institución del rango le ahorra al estado mucho dinero. Significa, por ejemplo, que a los servidores públicos se les paga mucho menos de lo que se les debe, porque supuestamente también son «compensados» por rango.

Sin embargo, el rango es realmente un fraude, porque su valor depende de una convención artificial arbitraria. Debes respetar a una persona por quién es, no por el rango teórico que tenga.

La noción de honor proviene de una característica humana primitiva

A todos nos gustaría imaginar que somos miembros útiles de la sociedad. De hecho, si algún entrometido descortés se acercara a ti y te dijera que eres un inútil, probablemente sentirías que tu honor está siendo atacado.

Hay dos lados que honrar: uno es objetivo; el otro, subjetivo.

El honor objetivo es la opinión que otros tienen de tu valía. Por el contrario, el honor subjetivo es tu propia autoestima.

Como sin duda sabe, la sociedad tiende a juzgar a las personas en función de su utilidad para la sociedad. La opinión que uno tiene de sí mismo cuenta muy poco. De modo que se nos enseña a centrarnos en las opiniones de los demás y así favorecer el honor objetivo sobre el honor subjetivo.

Además de las dos categorías de honor que acabamos de mencionar, hay cuatro subcategorías de honor.

honor cívico

Primero está el honor cívico. El honor cívico es de aplicación universal. La idea es que debemos respetar incondicionalmente los derechos de otras personas. En definitiva, el honor cívico posibilita la convivencia social justa, lícita y pacífica.

honor oficial

Luego está el honor oficial. Está asociado con personas en el servicio público, como médicos, abogados, maestros o soldados.

Específicamente, es la noción de que las personas en el servicio público deberían ser adecuadas para el trabajo. Si generalmente se cree que la persona en el cargo está verdaderamente calificada para el puesto y es capaz de manejar sus responsabilidades, entonces esa persona tiene honor oficial.

honor sexual

En tercer lugar, está el honor sexual. Esto depende de la división de sexos. El honor femenino dicta que una mujer se entregue a un hombre solo en matrimonio. Por otro lado, el honor masculino requiere que se ocupe de los asuntos del matrimonio en sí.

honor caballeresco

Finalmente, está el honor caballeresco, que depende de la opinión expresada.

Por ejemplo, si alguien te alaba, tu honor caballeresco permanece intacto. Sin embargo, si alguien te insulta, tu honor recibe un golpe y debes restituirlo, ya sea con violencia o obligando a tu insultante a retractarse del insulto.

Este último ejemplo demuestra la cuestión fundamental del honor. Aunque pueda parecer que tiene algún uso para la sociedad en su conjunto, es solo un elemento de la naturaleza humana primitiva y no hace nada por la felicidad.

La fama merecida dura una eternidad

El honor tiene un gemelo: la fama . Pero, al igual que los famosos gemelos de la mitología romana, Castor y Pollux, que fueron inmortales y mortales, respectivamente, la fama y el honor tienen relaciones completamente diferentes con el tiempo. El honor es efímero, un mero destello en la sartén. La fama es eterna y eterna.

Lo que pasa con la verdadera fama es que tienes que trabajar por ella. A diferencia del honor, la fama debe ganarse.

Hay muchas formas menores de fama, pero la verdadera fama es como un roble. Crece lentamente pero gana fuerza con cada año que pasa. La fama menor no es más que un hongo. Se dispara durante la noche, florece y luego desaparece tan rápido como vino.

La fama también precede a la persona a la que está apegada. No necesitamos encontrarnos con los famosos para conocerlos.

Lo que distingue a la fama es que se gana por mérito. El honor llega rápido, pero también se pierde fácilmente. No se le puede atribuir fama. Requiere un esfuerzo real. Pero, una vez adquirido, se mantiene. O, como dice Schopenhauer, “la fama es algo que debe ganarse; honor, sólo algo que no debe perderse ”.

Lo interesante de la verdadera fama es que apenas tiene conexión con el logro real.

Más bien, es más como un eco o un reflejo de una gran personalidad.

Este es el punto crítico. Por tanto, no es la fama en sí lo que te hace feliz. En cambio, son los méritos subyacentes los que te hacen feliz. La fama es solo una articulación de estas cualidades personales más profundas.

Del mismo modo, la gente no te admirará solo por tu fama, sino por esos atributos que te hicieron famoso.

No se preocupe si nunca alcanza la fama. Aún posee atributos que podrían contribuir a su felicidad. Además, si el objetivo principal de alguien es simplemente alcanzar la fama, entonces realmente no hay mucho en él que valga la pena admirar.

Así que concéntrate en tu vida interior. Si tiene habilidades intelectuales sólidas, debe trabajar lo más duro posible para superar a las masas ignorantes. Y si ha sido dotado con las facultades mentales más elevadas, entonces sus estudios pueden otorgarle un don mayor y colocarlo entre los poetas o filósofos.

101 frases de Schopenhauer con sus pensamientos más inspiradores (incluimos también algunas de sus citas originales)

La compasión sin límites por todos los seres vivos es la garantía más segura y certera de una conducta moral pura, y no necesita casuística.

  • Es el coraje de hacer un pecho limpio frente a cada pregunta que hace el filósofo . Debe ser como el Edipo de Sófocles , que, buscando la iluminación sobre su terrible destino, prosigue su infatigable indagación aunque adivina que en la respuesta le espera un horror espantoso. Pero la mayoría de nosotros llevamos en el corazón a la Yocasta, que ruega a Edipo, por el amor de Dios, que no indague más.
  • Obit anus, abit onus.
    • La anciana muere, la carga se levanta.
      • Declaración que Schopenhauer escribió en latín en su libro de cuentas, después de la muerte de una costurera a la que había hecho pagos judiciales de 15 táleros el cuarto durante más de veinte años, después de que ella lo acusara de haberse lastimado el brazo; como se cita en Modern Philosophy: From Descartes to Schopenhauer and Hartmann (1877) de Francis Bowen , p. 392. Schopenhauer había ganado el caso original y, siendo asegurado por el jefe del Kammergerichtque se mantendría la sentencia original, abandonó Berlín. En su ausencia, la sentencia fue revocada. Schopenhauer creía que la costurera estaba fingiendo sus heridas y que sería lo suficientemente astuta como para hacerlo por el resto de su vida. Los únicos signos visibles del asalto fueron unos pocos moretones menores. ; como se cita en A Biography (2010) por David E. Cartwright, p. 408-411.
  • Perdemos las tres cuartas partes de nosotros mismos para ser como los demás.
    • Como se atribuye en Dictionary of Quotations from Ancient and Modern English and Foreign Sources (1899) de James Wood, p. 624
  • Cuando la Iglesia dice que, en los dogmas de la religión , la razón es totalmente incompetente y ciega, y su uso debe ser reprendido, esto realmente atestigua el hecho de que estos dogmas son alegóricos en su naturaleza, y no deben ser juzgados por la norma que la razón, tomando todas las cosas sensu proprio , sólo puede aplicarse. Ahora bien, los absurdos de un dogma son sólo la marca y el signo de lo que en él hay de alegórico y mítico.En el caso bajo consideración, sin embargo, los absurdos surgen del hecho de que dos doctrinas tan heterogéneas como las del Antiguo y Nuevo Testamento tuvieron que ser combinadas. La gran alegoría era la del crecimiento gradual. Sugerido por circunstancias externas y adventicias, fue desarrollado por la interpretación que se les dio, una interpretación en contacto silencioso con ciertas verdades profundas que sólo se comprenden a medias. La alegoría fue finalmente completada por Agustín , quien penetró más profundamente en su significado y así pudo concebirla como un todo sistemático y suplir sus defectos.
    • «El sistema cristiano» en ‘ Religión: un diálogo y otros ensayos (1910) según la traducción de Thomas Bailey Saunders, p. 105
  • Lo malo de todas las religiones es que, en lugar de poder confesar su naturaleza alegórica, tienen que ocultarla ; en consecuencia, hacen alarde de sus doctrinas con toda seriedad como verdaderos sensu proprio , y como los absurdos forman parte esencial de estas doctrinas, tenemos el gran mal de un fraude continuo. Es más, lo que es peor, llega el día en que ya no son verdaderos sensu proprio , y entonces se acaban; de modo que, en ese sentido, sería mejor admitir su naturaleza alegórica de una vez. Pero la dificultad es enseñar a la multitud que algo puede ser verdadero y falso al mismo tiempo. Como todas las religiones son en mayor o menor grado de esta naturaleza,debemos reconocer el hecho de que la humanidad no puede vivir sin una cierta dosis de absurdo, que el absurdo es un elemento de su existencia y la ilusión indispensable; como de hecho lo testifican otros aspectos de la vida.
    • «El sistema cristiano» en ‘ Religión: un diálogo y otros ensayos (1910) según la traducción de Thomas Bailey Saunders, p. 106
  • Si hay algo en el mundo que realmente pueda llamarse propiedad de un hombre, es seguramente aquello que es el resultado de su actividad mental.
    • Atribución no verificada anotada en Citado con respeto: Diccionario de citas (1993), ed. Suzy Platt, Biblioteca del Congreso, pág. 227
  • Sólo el cambio es eterno, perpetuo, inmortal.
    • Atribución no verificada anotada en Citado con respeto: Diccionario de citas (1993), ed. Suzy Platt, Biblioteca del Congreso, pág. 39; compárese con Heráclito : Nada perdura sino el cambio.
  • El cristianismo enseñó solo lo que toda Asia ya sabía mucho antes e incluso mejor.
    • citado en Londhe, S. (2008). Un tributo al hinduismo: pensamientos y sabiduría que abarcan continentes y épocas sobre la India y su cultura. Nueva Delhi: Publicación Pragun.
  • ¡Cómo cada línea tiene un significado tan fuerte, determinado y consistente! Y en cada página encontramos pensamientos profundos, originales y elevados, mientras que el mundo entero está impregnado de una alta y santa seriedad.
    • Sobre las sagradas escrituras indias. citado en Londhe, S. (2008). Un tributo al hinduismo: pensamientos y sabiduría que abarcan continentes y épocas sobre la India y su cultura. Nueva Delhi: Publicación Pragun.

El mundo como voluntad y representación (1819; 1844; 1859) 

Citas de traducciones de Welt als Wille und Vorstellung (primera edición publicada en 1819, la segunda en 1844, la tercera en 1859; ciertas citas aparecen solo en ediciones específicas ) – También traducido como El mundo como voluntad e idea – Traducción completa en línea en Wikisource

  • La filosofía de Kant, entonces, es la única filosofía con la que se presupone directamente un conocimiento completo en lo que tenemos que decir aquí. Pero si, además de esto, el lector se ha demorado en la escuela del divino Platón, estará tanto mejor preparado para escucharme y más susceptible a lo que digo. Y si, en efecto, además de esto es partícipe del beneficio conferido por los Vedas, cuyo acceso, abierto para nosotros a través de los Upanishads, es a mis ojos la mayor ventaja de que disfruta este siglo aún joven sobre los anteriores, porque creo que la influencia de la literatura sánscrita penetrará no menos profundamente que el renacimiento de la literatura griega en el siglo XV: si, digo, el lector ya ha recibido y asimilado la sagrada y primitiva sabiduría india, entonces está mejor preparado para escuchar lo que tengo que decirle. Mi obra no le hablará, como a tantos otros, en lengua extraña y hasta hostil; pues, si no suena demasiado vanidoso, podría expresar la opinión de que cada uno de los aforismos individuales e inconexos que componen los Upanishads pueden deducirse como consecuencia del pensamiento que voy a impartir, aunque a la inversa, que mi pensamiento se encuentra en los Upanishads, no es de ninguna manera el caso.
    • s:El mundo como voluntad y representación/Prefacio a la primera edición
    • La filosofía de Kant también es die einzige, mit welcher eine gründliche Bekanntschaft bei dem hier Vorzutragenden gradezu vorausgesetzt wird. — Wenn aber überdies noch der Leser in der Schule des göttlichen Platon geweilt hat; so wird er um so besser vorbereitet und empfänglicher seyn mich zu hören. Ist er aber gar noch der Wohllhat der Veda’s theilhaft geworden, deren uns durch die Upanischaden eröfneter Zugang, in meinen Augen, der größte Vorzug ist, den dieses noch junge Jahrhundert vor den früheren aufzuweisen hat, indem ich vermuthe, daß der Einfluß der Samskrit- Litteratur nicht weniger tief eingreifen wird, als im 14ten Jahrhundert die Wiederbelebung der Griechischen: hat also, sage ich, der Leser auch schon die Weihe uralter Indischer Weisheit empfangen und empfänglich aufgenommen; Dann ist er auf das allerbeste bereitet zu hören, fue ich ihm vorzutragen habe. Ihn wird es dann nicht, wie manchen Andern fremd, ja feindlich ansprechen; da ich, wenn es nicht zu stolz klänge, behaupten möchte, daß jeder von den einzelnen und abgerissenen Aussprüchen, welche die Upanischaden ausmachen, sich als Folgesatz aus dem von mir mitzutheilenden Gedanken ableiten ließe, obgleich keineswegs auch umgekehrt dieser
  • Y ahora que me he permitido la broma a la que en esta vida de dos caras casi ninguna página puede ser demasiado seria para concederle un lugar, me despido del libro con profunda seriedad, con la segura esperanza de que tarde o temprano llegará a esos a quién solo puede dirigirse; y por lo demás, pacientemente resignado a que le sobrevenga, en toda su plenitud, la misma suerte que en todas las épocas ha corrido, hasta cierto punto, a todo conocimiento, y especialmente al más pesado conocimiento de la verdad, al que sólo se le concede un breve triunfo. repartido entre los dos largos períodos en los que es condenado como paradójico o menospreciado como trivial. El destino anterior también suele recaer sobre su autor. Pero la vida es corta, y la verdad obra lejos y vive mucho: hablemos con la verdad.
    • s: El mundo como voluntad y representación/Prefacio a la primera edición , último párrafo.
    • Mayormente citado de manera bastante incorrecta como: Toda verdad pasa por tres etapas. Primero, se ridiculiza. En segundo lugar, se opuso violentamente. En tercer lugar, se acepta como evidente.
    • Und so, nachdem ich mir den Scherz erlaubt, dem eine Stelle zu gönnen, in diesem durchweg zweideutigen Leben kaum irgend ein Blatt zu ernsthaft seyn kann, gebe ich mit innigem Ernst das Buch hin, in der Zuversicht, daß es früh oder spät diejenigen erreichen wird, an welche es allein gerichtet seyn kann, und übrigens gelassen darin ergeben, daß auch ihm in vollem Maaße das Schicksal werde, welches in jeder Erkenntniß , also um so mehr in der wichtigsten, allezeit der Wahrheit zu Theil ward, der nur ein kurzes Siegesfest beschieden ist, zwischen den beiden langen Zeiträumen, wo sie als paradox verdammt und als trivial geringgeschätzt wird. Auch pflegt das erstere Schicksal ihren Urheber mitzutreffen.— Aberdas Leben ist kurz und die Wahrheit wirkt ferne und lebt lange: sagen wir die Wahrheit.
  • Así como el chiste trae dos objetos reales muy diferentes bajo un solo concepto, el juego de palabras trae dos conceptos diferentes, con la ayuda del accidente, bajo una sola palabra.
    • Tomo I, Libro I
  • El efecto de la música es mucho más poderoso y penetrante que el de las otras artes, porque estas otras hablan sólo de la sombra, pero la música de la esencia.
    • vol. yo, cap. Yo
  • Este arte es la música . Se destaca bastante aparte de todos los demás. En él no reconocemos la copia, la repetición, de ninguna Idea de la naturaleza interna del mundo. Sin embargo, es un arte tan grande y sumamente bello, su efecto en la naturaleza más íntima del hombre es tan poderoso, y él lo comprende tan completa y profundamente en su ser más íntimo como un lenguaje completamente universal, cuya distinción supera incluso la del mundo de los seres humanos. percepción misma, que ciertamente tenemos que buscar en ella algo más que ese exercitium arithmeticae occultum nescientis se numerare animi [ejercicio de aritmética en el que la mente no sabe que está contando] que Leibniz supuso que era.
    • vol. yo, cap. III, El mundo como representación: segundo aspecto, según la traducción de Eric FJ Payne (1958)
  • El método de ver las cosas que procede de acuerdo con el principio de razón suficiente es el método racional, y sólo él es válido y útil en la vida práctica y en la ciencia. El método que se aparta del contenido de este principio es el método del genio, que sólo es válido y útil en el arte.
    • Die dem Satz vom Grunde nachgehende ist die vernünftige Betrachtungsart, welche im praktischen Leben, wie in der Wissenschaft, allein gilt und hilft: die vom Inhalt jenes Satzes wegsehende ist die geniale Betrachtungsart, welche in der Kunst allein gilt und hilft.
    • Die Welt als Wille und Vorstellung , Zweiter Band, Ergänzungen zum dritten Buch , párr. 36 (1859)
  • Porque ¿qué es la modestia sino la humildad hipócrita, por la cual, en un mundo henchido de vil envidia, el hombre busca pedir perdón por sus excelencias y méritos a quienes no los tienen? Porque quien no se atribuye ningún mérito porque realmente no lo tiene, no es modesto, sino simplemente honesto.
    • vol. yo, cap. III, El mundo como representación: segundo aspecto
  • El compositor revela la naturaleza más íntima del mundo, y expresa la sabiduría más profunda en un lenguaje que su facultad de razonar no comprende , tal como un sonámbulo magnético da información sobre cosas de las que no tiene idea cuando está despierta. Por lo tanto, en el compositor, más que en cualquier otro artista, el hombre está completamente separado y distinto del artista.
    • vol. yo, cap. III, El mundo como representación
  • Este mundo actual de lo cognoscible, en el que estamos y que está en nosotros, sigue siendo a la vez la materia y el límite de nuestra consideración.
    • Vol. I, cap. 4, The World As Will: Second Aspect, § 53, según la traducción de Eric FJ Payne (1958)
  • Cada vez que se engendra y nace un hombre, se le da cuerda al reloj de la vida humana para repetir una vez más la misma vieja melodía que ya ha sonado innumerables veces, movimiento a movimiento y medida a medida, con variaciones insignificantes.
    • vol. yo, cap. 4, The World As Will: Second Aspect, traducido por Eric FJ Payne (1958) p. 322
  • Se puede llegar a conclusiones correctas y precisas si observamos cuidadosamente la relación de las esferas de los conceptos , y sólo concluimos que una esfera está contenida en una tercera esfera, cuando hemos visto claramente que esta primera esfera está contenida en una segunda, que en su turno está contenido en el tercero. Por otro lado, el arte de la sofística radica en echar sólo una mirada superficial a las relaciones de las esferas de los conceptos, y luego manipular estas relaciones para que se adapten a nuestros propósitos, generalmente de la siguiente manera: — Cuando la esfera de un concepto observado yace en parte dentro de la de otro concepto, y en parte dentro de una tercera esfera completamente diferente, la tratamos como si estuviera enteramente dentro de una u otra, según convenga a nuestro propósito.
    • vol. yo, cap. 10, según la traducción de RB Haldane
  • La razón es de naturaleza femenina; sólo puede dar después de haber recibido. Por sí mismo no tiene nada más que las formas vacías de su operación. No hay conocimiento racional absolutamente puro excepto los cuatro principios a los que he atribuido verdad metalógica; los principios de identidad, contradicción, tercero excluido y razón suficiente del conocimiento. Incluso el resto de la lógica no es conocimiento racional absolutamente puro. Presupone las relaciones y las combinaciones de las esferas de los conceptos. Pero los conceptos en general sólo existen después de la experiencia de las ideas de la percepción, y como toda su naturaleza consiste en su relación con éstas, es claro que las presuponen.
    • vol. yo, cap. 10, según la traducción de RB Haldane
    • Traducciones variantes:
    • La razón es de naturaleza femenina; sólo puede dar después de haber recibido. Por sí solo, no tiene nada más que las formas vacías de su operación.
      • Según la traducción de Eric FJ Payne (1958) vol. II, pág. 50
    • La razón es de naturaleza femenina: sólo dará después de haber recibido.
  • El talento alcanza un objetivo que nadie más puede alcanzar; Genius golpea un objetivo que nadie más puede ver.
    • Das Talent gleicht dem Schützen, der ein Ziel trifft, welches die Uebrigen nicht erreichen können; das Genie dem, der eines trifft, bis zu welchem ​​sie nicht ein Mal zu sehn vermögen…
    • vol. II, cap. III, párr. 31 (Sobre el genio), 1844
    • Como se cita en The Little Book of Bathroom Philosophy: Daily Wisdom from the Greatest Thinkers ‎ ( 2004) de Gregory Bergman, p. 137
  • Mi cuerpo y mi voluntad son uno.
    • Libro 1
  • Vemos en la tragedia a las personas más nobles, después de un largo conflicto y sufrimiento, finalmente renunciar para siempre a todo el placer de la vida y los objetivos hasta entonces perseguidos con tanto entusiasmo, o alegre y voluntariamente renunciar a la vida misma.
    • Libro 1
  • Que los libros no reemplacen a la experiencia, y que el saber no sustituya al genio, son dos fenómenos afines; su terreno común es que lo abstracto nunca puede tomar el lugar de lo perceptivo.
    • E. Payne, trad., vol. II, cap. 7, pág. 74
  • Sólo hay una noción errónea innata… que existimos para ser felices… Mientras persistamos en este error innato… el mundo nos parece lleno de contradicciones. Porque a cada paso, en las cosas grandes y pequeñas, estamos obligados a experimentar que el mundo y la vida ciertamente no están dispuestos con el propósito de mantener una existencia feliz… por lo que los semblantes de casi todas las personas mayores muestran una expresión de… desilusión.
    • Vol II «En el Camino de la Salvación»
  • La vida es un negocio que no cubre los gastos.
    • Vol II «Sobre la vanidad y el sufrimiento de la vida»
  • Consideremos el Corán … este miserable libro fue suficiente para iniciar una religión mundial, para satisfacer la necesidad metafísica de incontables millones durante mil doscientos años, para convertirse en la base de su moralidad y de un notable desprecio por la muerte, y también para inspirar ellos a sangrientas guerras y las más extensas conquistas. En este libro encontramos la forma más triste y pobre del teísmo. Es posible que se pierda mucho en la traducción, pero no he podido descubrir en ella una sola idea de valor.
    • E. Payne, trad., vol. II, cap. XVII: De la necesidad del hombre de la metafísica
  • Si una persona es estúpida, la excusamos diciendo que no puede evitarlo; pero si intentáramos excusar precisamente de la misma manera a la persona que es mala, se reirían de nosotros.
    • E. Payne, trad., vol. 2, pág. 230
  • Todas las religiones prometen una recompensa por las excelencias de la voluntad o del corazón, pero ninguna por las excelencias de la cabeza o el entendimiento.
    • E. Payne, trad., vol. 2, pág. 230
  • Wirklich ist jedes Kind gewissermaßen ein Genie, und jedes Genie gewissermaßen ein Kind.
    • Todo niño es en cierto modo un genio; y todo genio es en cierto modo un niño.
      • Bd. 2, § 3.31, pág. 451
  • A la edad de cinco años entrar en una hilandería de algodón u otra fábrica, y desde ese momento en adelante sentarse allí diariamente, primero diez, luego doce y finalmente catorce horas, realizando el mismo trabajo mecánico, es comprar cara la satisfacción de tomando aliento. Pero este es el destino de millones, y el de millones más es análogo a él.
    • Vol II: «Sobre la vanidad y el sufrimiento de la vida», según la traducción de RB Haldane y J. Kemp en El mundo como voluntad e idea (1886), pág. 389

Sin colocar por sección o capítulo:Citado a partir de Welt als Wille und Vorstellung , pero sin más información sobre el volumen o el capítulo.

  • …este nuestro mundo, que es tan real, con todos sus soles y vías lácteas es… nada.
  • Quien me haya oído afirmar que el gato gris que juega ahora mismo en el patio es el mismo que saltaba y hacía piruetas allí hace quinientos años, pensará lo que quiera de mí, pero es una extraña forma de locura imaginar que el presente… gato de día es fundamentalmente uno completamente diferente.
  • En cada página de David Hume , hay más que aprender que en las obras filosóficas completas de Hegel , Herbart y Schleiermacher. – vol. II, pág. 582 (citado en la página 177 de Schopenhauer: A Biography)
  • Spinoza dice que si una piedra que ha sido lanzada por el aire tuviera conciencia, creería que se mueve por su propia voluntad. Sólo añado esto, que la piedra estaría en lo cierto. El impulso que le da es para la piedra lo que el motivo es para mí, y lo que en el caso de la piedra aparece como cohesión, gravitación, rigidez, es en su naturaleza interior lo mismo que reconozco en mí mismo como voluntad, y lo que también la piedra, si se le diera conocimiento, la reconocería como voluntad.
  • Nosotros, por el contrario, enviamos ahora a los brahmanes clérigos ingleses y tejedores de lino evangélicos, para que por simpatía los enderecen y les indiquen que son creados de la nada, y que deben estar agradecidos y agradecidos. complacido por eso. Pero es lo mismo que si disparáramos una bala a un acantilado. «En la India, nuestras religiones nunca, en ningún momento, echarán raíces; la antigua sabiduría de la raza humana no será suplantada por los acontecimientos de Galilea. Por el contrario, la Sabiduría India fluye de regreso a Europa, y producirá un cambio fundamental en nuestra conocimiento y pensamiento.
    • Schopenhauer, Arthur El mundo como voluntad y representación. Traducido del alemán por EFJ Payne. Nueva York, Publicaciones de Dover [c1969 – Volumen I, y 63 p. 356-357. citado en Londhe, S. (2008). Un tributo al hinduismo: pensamientos y sabiduría que abarcan continentes y épocas sobre la India y su cultura. Nueva Delhi: Publicación Pragun.

Sobre la base de la moralidad (1840) 

Texto completo en línea en Internet Archive , trad. Arthur Brodrick Bullock, Londres: Swan Sonnenschein, 1903.

  • Por lo tanto, debido a que la moral cristiana deja fuera de consideración a los animales … por lo tanto, en la moral filosófica, por supuesto, están proscritos de inmediato; son meramente «cosas», simplemente medios para fines de cualquier tipo; y así son buenos para la vivisección, para el acecho de venados, las corridas de toros, las carreras de caballos, etc., y pueden ser azotados hasta la muerte mientras luchan con los pesados ​​carros de la cantera. ¡Qué vergüenza tal moralidad… que no reconoce la Eterna Realidad inmanente en todo lo que tiene vida, y brillando con un significado inescrutable de todos los ojos que ven el sol!
  • La compasión sin límites por todos los seres vivos es la garantía más segura y certera de una conducta moral pura , y no necesita casuística. Quien se llene de él seguramente no dañará a nadie, no hará daño a nadie, usurpará los derechos de nadie; más bien tendrá consideración por todos, perdonará a todos, ayudará a todos en la medida de sus posibilidades, y todas sus acciones llevarán el sello de la justicia y la bondad amorosa. … Antiguamente las obras de teatro inglesas solían terminar con una petición al Rey. Los antiguos dramas indios se cierran con estas palabras: «Que todos los seres vivos sean librados del dolor». Los gustos difieren; pero en mi opinión no hay oración más hermosa que esta.
    • Parte III, cap. VIII, 4, págs. 213 -214
      • Primera línea a menudo parafraseada como: La compasión es la base de toda moralidad.
  • Se afirma que las bestias no tienen derechos ; se alberga la ilusión de que nuestra conducta, en lo que a ellos concierne, no tiene significado moral, o, como se dice en el lenguaje de estos códigos, que «no hay deberes que cumplir hacia los animales». Tal punto de vista es uno de repugnante grosería, una barbarie de Occidente, cuya fuente es el judaísmo. En filosofía, sin embargo, se basa en la suposición, a pesar de toda evidencia en contrario, de la diferencia radical entre el hombre y la bestia, doctrina que, como es bien sabido, fue proclamada con más énfasis por Descartes que por cualquier otro . : de hecho fue la consecuencia necesaria de sus errores.
  • La compasión por los animales está íntimamente ligada a la bondad de carácter, y puede afirmarse con seguridad que quien es cruel con los seres vivos no puede ser un buen hombre. Además, esta compasión fluye manifiestamente de la misma fuente de donde surgen las virtudes de la justicia y la bondad amorosa hacia los humanos.
  • Los europeos están despertando cada vez más a un sentido de que las bestias tienen derechos, en la medida en que la extraña noción está siendo gradualmente superada y superada, de que el reino animal llegó a existir únicamente para el beneficio y placer del hombre. Este punto de vista, con el corolario de que las criaturas vivientes no humanas deben ser consideradas meramente como cosas, está en la raíz del trato rudo y totalmente imprudente que se les da en Occidente.
  • Mi base está respaldada por la autoridad del mayor moralista de los tiempos modernos; pues tal, sin duda, es JJ Rousseau , ese profundo lector del corazón humano, que sacó su sabiduría no de los libros, sino de la vida, y destinó su doctrina no a la cátedra, sino a la humanidad; él, el enemigo de todo prejuicio, el hijo adoptivo de la naturaleza, al único que ella dotó del don de poder moralizar sin tedio, porque golpeó la verdad y conmovió el corazón.
  • La visión de las cosas [llamada panteísmo ]… — que toda pluralidad es sólo aparente, que en la serie interminable de individuos, pasando simultánea y sucesivamente dentro y fuera de la vida, generación tras generación, era tras era, no hay más que uno y el mismo entidad realmente existente, que está presente e idéntica en todos por igual; — esta teoría… puede remontarse a la más remota antigüedad. Es el alfa y omega del libro más antiguo del mundo, los sagrados Vedas , cuya parte dogmática, o más bien enseñanza esotérica, se encuentra en los Upanishads .. Allí, en casi todas las páginas, se encuentra consagrada esta profunda doctrina; con incansable repetición, en innumerables adaptaciones, por muchas y variadas parábolas y símiles es expuesta e inculcada. Que tal fue, además, la fuente de donde Pitágoras extrajo su sabiduría, no se puede dudar… Que formó prácticamente el punto central de toda la filosofía de la Escuela Eleática , es igualmente un hecho familiar. Más tarde, los nuevos platónicos se empaparon de lo mismo… En el siglo IX lo encontramos apareciendo inesperadamente en Europa. Enciende el espíritu de nada menos que un divino como Johannes Scotus Erigena., que se esfuerza por vestirlo con las formas y la terminología de la religión cristiana. Entre los mahometanos lo detectamos de nuevo en el misticismo embelesado de los sufíes . En Occidente , Giordano Bruno no puede resistir el impulso de pronunciarlo en voz alta; pero su recompensa es una muerte de vergüenza y tortura. ¡Y al mismo tiempo encontramos a los místicos cristianos perdiéndose en él, en contra de su propia voluntad e intención, cuando y dondequiera que leemos sobre ellos!  Spinoza se identifica con él.
  • Ahora bien, si la pluralidad y la diferencia pertenecen sólo a la forma-apariencia; si no hay más que una y la misma Entidad manifestada en todas las cosas vivas: se sigue que, cuando borramos la distinción entre el ego y el no-ego, no somos el juguete de una ilusión. Más bien lo somos cuando mantenemos la realidad de la individuación, algo que los hindúes llaman maya ., es decir, una visión engañosa, un fantasma. Hemos encontrado que la primera teoría es la fuente real del fenómeno de la Compasión; de hecho, la Compasión no es más que su traducción a una expresión definida. Esto, por lo tanto, es lo que debo considerar como el fundamento metafísico de la Ética, y debo describirlo como el sentido que identifica el ego con el no-ego, de modo que el individuo reconoce directamente en otro su propio yo, su verdadero y mismo ser. . Desde este punto de vista, la enseñanza más profunda de la teoría, llevada a sus límites más lejanos, puede mostrarse finalmente que armoniza perfectamente con las reglas de la justicia y la bondad amorosa, tal como se ejercen; y a la inversa, será claro que los filósofos prácticos, es decir, los rectos, los benéficos, los magnánimos, pero declaren a través de sus actos la misma verdad que el hombre de la especulación obtiene mediante una laboriosa investigación… Aquel que es moralmente noble, por deficiente que sea en penetración mental, revela por su conducta la percepción más profunda, la sabiduría más verdadera; y pone en vergüenza al genio más consumado y erudito, si los actos de este último revelan que su corazón es todavía un extraño a este gran principio: la unidad metafísica de la vida.
  • Aquí la institución que obliga es el Estado, cuyo único propósito es proteger a los individuos unos de otros y al conjunto de los enemigos externos. A algunos filósofos alemanes de esta era mercenaria les gustaría transformarla en una institución para la educación y la edificación moral; en el fondo de esto se esconde el propósito jesuítico de eliminar la libertad personal y el desarrollo personal del individuo para convertirlo en una mera pieza de una máquina china de estado y religión. Pero este es el camino por el que en el pasado se ha llegado a las inquisiciones, quemas de herejes y guerras religiosas; La promesa de Federico el Grande, ‘En mi país, cada uno podrá tender a su salvación a su manera’, indica que nunca quiso andar por ese camino.

Parerga y Paralipomena (1851) 

Varias partes de esta gran obra han sido traducidas y publicadas en inglés con varios títulos. Aquí se divide en secciones correspondientes a las de los volúmenes originales y algunas de las traducciones citadas.

  • La filosofía… es una ciencia, y como tal no tiene artículos de fe; por consiguiente, en él no se puede suponer que existe nada excepto lo que se da positivamente empíricamente o se demuestra a través de conclusiones indudables.
    • Vol I
  • Ninguna diferencia de rango, posición o nacimiento es tan grande como el abismo que separa a los incontables millones que usan su cabeza sólo al servicio de su vientre, es decir, la ven como un instrumento de la voluntad, y aquellos mismos pocas y raras personas que tienen el coraje de decir: ¡No! mi cabeza es demasiado buena para eso; actuará únicamente en su propio servicio; intentará comprender el maravilloso y variado espectáculo de este mundo y luego reproducirlo de alguna forma, ya sea como arte o literatura, que pueda responder a mi carácter como individuo.
    • Del Genio, Parerga y Paralipomena , Capítulo III,
  • Una madre dio a leer a sus hijos las fábulas de Esopo, con la esperanza de educar y mejorar sus mentes; pero muy pronto trajeron el libro, y el mayor, sabio para su edad, se entregó así: Este no es un libro para nosotros; es demasiado infantil y estúpido. No puedes hacernos creer que los zorros, los lobos y los cuervos pueden hablar; tenemos más allá de las historias de ese tipo! En estos jóvenes aspirantes tienes a los racionalistas ilustrados del futuro.
    • “Símiles, Parábolas y Fábulas” Parerga y Paralipomena
  • En un campo de maíz maduro llegué a un lugar que había sido pisoteado por un pie despiadado; y mientras miraba entre los innumerables tallos, todos iguales, tan erguidos y soportando todo el peso de la espiga, vi una multitud de flores diferentes, rojas, azules y violetas. ¡Qué bonitos se veían cuando crecían allí tan naturalmente con su pequeño follaje! Pero, pensé, son completamente inútiles; no dan fruto; son meras malas hierbas, se permite que permanezcan solo porque no hay forma de deshacerse de ellas. Y, sin embargo, de no ser por estas flores, no habría nada que cautivara la vista en ese desierto de tallos. Son emblemáticas de la poesía y del arte, que en la vida cívica —tan severa, pero aún útil y no sin sus frutos— juegan el mismo papel que las flores en el maíz.
    • “Símiles, Parábolas y Fábulas” Parerga y Paralipomena , vol. 2, § 380A
  • El charlatán toma formas muy diferentes según las circunstancias; pero en el fondo es un hombre que no se preocupa por el conocimiento en sí mismo, y sólo se esfuerza por obtener la apariencia de que puede usarlo para sus propios fines personales, que son siempre egoístas y materiales.
    • “Símiles, Parábolas y Fábulas” Parerga y Paralipomena , vol. 2, § 394
  • Cada verdadero pensador por sí mismo es hasta ahora como un monarca; es absoluto y no reconoce a nadie por encima de él. Sus juicios, como los decretos de un monarca, brotan de su propio poder soberano y proceden directamente de él mismo. Le presta tan poca atención a la autoridad como un monarca a una orden; nada es válido a menos que él mismo lo haya autorizado. En cambio, los de mente vulgar, que se dejan llevar por toda clase de opiniones corrientes, autoridades y prejuicios, son como las personas que en silencio obedecen la ley y los mandamientos.
    • “Pensar por uno mismo”, H. Dirks, trad.
  • El cuerpo de un hombre y las necesidades de su cuerpo ahora se tratan en todas partes con una tierna indulgencia. ¿Ha de ser entonces la mente pensante lo único que nunca ha de obtener la más mínima medida de consideración o protección, por no hablar del respeto?
    • “Sobre el ruido”

Esbozo de una historia de la doctrina de lo ideal y lo real 

  • Descartes es justamente considerado como el padre de la filosofía moderna principal y generalmente porque ayudó a la facultad de la razón a valerse por sí misma enseñando a las personas a usar sus cerebros en lugar de lo cual la Biblia, por un lado, y Aristóteles, por el otro. , había servido anteriormente.
    • E. Payne, trad. (1974) vol. 1, pág. 3
  • Para ser filósofo, es decir, amante de la sabiduría (pues la sabiduría no es más que la verdad), no basta que un hombre ame la verdad, en la medida en que sea compatible con su propio interés, con la voluntad de sus superiores, con los dogmas de la iglesia, o con los prejuicios y gustos de sus contemporáneos; mientras se contente con esta posición, es sólo un philautos , no un philosophos[un amante de sí mismo, no un amante de la sabiduría]. Porque este título de honor está bien y sabiamente concebido precisamente al afirmar que uno debe amar la verdad con fervor y con todo el corazón, y por lo tanto incondicionalmente y sin reservas, por encima de todo y, si es necesario, desafiando todo lo demás. Ahora bien, la razón de esto es la que antes se ha dicho, que el intelecto se ha vuelto libre, y en este estado ni siquiera conoce ni comprende otro interés que el de la verdad.
    • E. Payne, trad. (1974) vol. 1, págs. 21 y 22
  • Los auspicios de la filosofía son malos si, al proceder ostensiblemente a la investigación de la verdad, empezamos a despedirnos de toda rectitud, honradez y sinceridad, y sólo nos proponemos hacernos pasar por lo que no somos. Entonces asumimos, como esos tres sofistas [Fichte, Schelling y Hegel], primero un patetismo falso, luego una seriedad afectada y altanera, luego un aire de infinita superioridad, para imponer donde desesperamos de poder convencer.
    • E. Payne, trad. (1974) vol. 1, pág. 22
  • Si, mientras nos apresuramos ostensiblemente al templo de la verdad, entregamos las riendas a nuestros intereses personales que miran de lado a estrellas guía muy diferentes, por ejemplo, a los gustos y debilidades de nuestros contemporáneos, a la religión establecida, pero en particular a la insinuaciones y sugerencias de quienes están a la cabeza de los asuntos, entonces, ¿cómo llegaremos alguna vez a la roca alta, escarpada y desnuda sobre la que se alza el templo de la verdad?
    • E. Payne, trad. (1974) vol. 1, págs. 22 y 23
  • Un lector imparcial, al abrir uno de sus libros [de Fichte, Schelling o Hegel] y luego preguntarse si ese es el tono de un pensador que quiere instruir o el de un charlatán que quiere impresionar, no puede estar cinco minutos en ninguna duda. … El tono de investigación sosegada, que había caracterizado a toda la filosofía anterior, se cambia por el de certeza inquebrantable, propio de la charlatanería de todo tipo y en todos los tiempos. … De cada página y cada línea, se habla de un esfuerzo por seducir y engañar al lector, primero produciendo un efecto para dejarlo estupefacto, luego con frases incomprensibles e incluso puras tonterías para aturdirlo y dejarlo estupefacto, y nuevamente por la audacia de la afirmación para desconcertarlo. él, en fin, echarle polvo a los ojos y desconcertarlo lo más posible.
    • E. Payne, trad. (1974) vol. 1, pág. 23

Sobre la Filosofía en las Universidades 

  • Ueberhaupt aber bin ich allmälig der Meinung geworden, daß der erwähnte Nutzen der Kathederphilosophie von dem Nachtheil überwogen werde, den die Philosophie als Profession der Philosophie als freier Wahrheitsforschung, oder die Philosophie im Auftrage der Regierung der Philosophie im Auftrage der Naturge und Naturge
    • La cátedra de filosofía está cargada con la desventaja que la filosofía como profesión impone a la filosofía como libre investigación de la verdad, o que la filosofía por orden de gobierno impone a la filosofía en nombre de la naturaleza y de la humanidad.
      • Sämtliche Werke, Bd. 5, pág. 151, E. Payne, trad. (1974) vol. 1, pág. 139
  • Zuvörderst nämlich wird eine Regierung nicht Leute besolden, um Dem, was sie durch tausend von ihr angestellte Priester, oder Religionslehrer, von allen Kanzeln verkünden läßt, direkt, oder auch nur indirekt, zu widesprechen. … Daher der Grundsatz improbant secus docentes.
    • Un gobierno no pagará a la gente para contradecir directamente, ni siquiera indirectamente, lo que ha hecho promulgar desde todos los púlpitos por miles de sus sacerdotes o maestros religiosos designados. … De ahí la máxima improbant secus docentes [Rechazamos y condenamos al hombre que enseña algo diferente].
      • Sämtliche Werke, Bd. 5, págs. 152 y 153, E. Payne, trad. (1974) vol. 1, pág. 139
  • … deshalb ich diese als die Metaphysik des Volkes bezeichnet habe.
    • He descrito la religión como la metafísica del pueblo.
      • E. Payne, trad. (1974) vol. 1, pág. 140
  • Man sieht daraus, daß in der Universitäts-philosophie die Wahrheit nur eine sekundäre Stelle einnimmt und, wenn es gefordert wird, aufstehn muß, einer andern Eigenschaft Platz zu machen.
    • En la filosofía de las universidades la verdad ocupa sólo un lugar secundario y, si se le llama, debe levantarse y dejar sitio a otro atributo.
      • Sämtliche Werke, Bd. 5, pág. 152, E. Payne, trad. (1974) vol. 1, pág. 140
  • In Folge hievon wird, so lange die Kirche besteht, auf den Universitäten stets nur eine solche Philosophie gelehrt werden dürfen, welche, mit durchgängiger Rücksicht auf die Landesreligion abgefaßt, dieser im Wesentlichen parallel läuft und daher stets,—allenfalls kraus figurirt, seltsam figurirt, seltsam figurirt, seltsam dadurch schwer verständlich gemacht,—doch im Grunde und in der Hauptsache nichts Anderes, als eine Paraphrase und Apologie der Landesreligion ist. Den unter diesen Beschränkungen Lehrenden bleibt sonach nichts Anderes übrig, als nach neuen Wendungen und Formen zu suchen, unter welchen sie den in abstrakte Ausdrücke verkleideten und dadurch fade gemachten Inhalt der Landesreligion aufstellen, der alsdann Philosophie heißt.
    • Enmarcada con respecto a la religión establecida, esta filosofía corre esencialmente paralela a ella; y así, siendo tal vez compuesto, curiosamente recortado, y por lo tanto difícil de entender, es siempre en el fondo y en lo principal nada más que una paráfrasis y apología de la religión establecida. En consecuencia, para aquellos que enseñan bajo estas restricciones, no les queda más que buscar nuevos giros y formas de hablar mediante los cuales ordenan los contenidos de la religión establecida. Distinguidas en expresiones abstractas y, por lo tanto, resecas y aburridas, reciben el nombre de filosofía.
      • Sämtliche Werke, Bd. 5, págs. 152 y 153, E. Payne, trad. (1974) vol. 1, pág. 140
  • Inzwischen bleiben die solchermaaßen beschränkten Universitätsphilosophie bei der Sache ganz wohlgemuth; weil ihr eigentlicher Ernst darin liegt, mit Ehren ein redliches Auskommen für sich, nebst Weib und Kind, zu erwerben, auch ein gewisses Ansehn vor den Leuten zu genießen; bisagragen das tiefbewegte Gemüth eines wirklichen Philosophen, dessen ganzer und großer Ernst im Aufsuchen eines Schlüssels zu unserm, so rätselhaften wie mißlichen Daseyn liegt, von ihnen zu den mythologischen Wesen gezählt wird; wenn nicht etwa» gar der damit Behaftete, sollte er ihnen je vorkommen, ihnen als von Monomanie besessen erscheint. Denn daß es mit der Philosophie so recht eigentlicher, bitterer Ernst seyn könne, läßt wohl, in der Regel, kein Mensch sich weniger träumen, als ein Docent derselben; gleichwie der ungläubigste Cristo der Papst zu seyn pflegt.
    • Los profesores universitarios, así restringidos, están muy contentos con el asunto, pues su verdadera preocupación es ganarse con crédito un sustento honesto para sí mismos y también para sus esposas e hijos y, además, gozar de cierto prestigio a los ojos del público. En cambio, la mente profundamente agitada del verdadero filósofo, cuya única preocupación es buscar la clave de nuestra existencia, tan misteriosa como precaria, es considerada por ellos como algo mitológico, si es que el hombre así afectado no incluso les parecería estar obsesionado por una monomanía, en caso de que alguna vez se lo encontrara entre ellos. Porque, por regla general, a nadie se le ocurre que un hombre pueda ser realmente serio acerca de la filosofía, y mucho menos a un disertante sobre la materia; así como el cristiano más escéptico suele ser el Papa. Tiene, por tanto,
      • Sämtliche Werke, Bd. 5, pág. 153, E. Payne, trad. (1974) vol. 1, pág. 141
  • Das Bedenkliche bei der Sache ist auch bloß die doch einzuräumende Möglichkeit, daß die letzte dem Menschen erreichbare Einsicht in die Natur der Dinge, in sein eigenes Wesen und das der Welt nicht gerade zusammenträfe mit den Lehren, welche theils dem ehemaligen Völkchen der Juden erö , theils vor 1800 Jahren in Jerusalem aufgetreten sind.
    • La parte arriesgada del asunto es también la mera posibilidad, aún por admitir, de que la comprensión última de la naturaleza de las cosas alcanzable por el hombre, de su ser mismo y del mundo, no coincida exactamente con las doctrinas que estaban en en parte se dio a conocer a la antigua raza pequeña de los judíos y en parte apareció en Jerusalén hace mil ochocientos años.
      • Sämtliche Werke, Bd. 5, pág. 154, E. Payne, trad. (1974) vol. 1, pág. 142
  • Andere wieder, von diesen Wahrheitsforschern, schmelzen Philosophie und Religion zu einem Kentauren zusammen, den sie Religionsphilosophie nennen; Pflegen auch zu lehren, Religion und Philosophie seien eigentlich das Selbe;—welcher Sah jedoch nur in dem Sinne wahr zu seyn scheint, in welchem ​​Franz I., in Beziehung auf Karl V., sehr versöhnlich gesagt haben soll: „was mein Bruder Karl will, das will ich auch,”—nämlich Mailand, Wieder andere machen nicht so viele Umstände, sondern reden geradezu von einer Christlichen Philosophie;—welches ungefähr so ​​herauskommt, wie wenn man von einer Christlichen Arithmetik reden wollte, die fünf gerade seyn ließe. Dergleichen von Glaubenslehren entnommene Epitheta sind zudem der Philosophie offenbar unanständig, da sie sich für den Versuch der Vernunft giebt,
    • Otros… tienen la costumbre de enseñar que la religión y la filosofía son realmente la misma cosa. Tal afirmación, sin embargo, parece ser cierta sólo en el sentido en que se supone que Francisco I dijo en un tono muy conciliador con referencia a Carlos V: ‘lo que mi hermano Carlos quiere es también lo que quiero yo’, a saber, Milán. Otros, de nuevo, no se apoyan en tal ceremonia, sino que hablan sin rodeos de una filosofía cristiana, que es muy similar a si fuéramos a hablar de una aritmética cristiana , y esto sería exagerar. Además, los epítetos tomados de tales dogmas son evidentemente impropios de la filosofía, porque está dedicada al intento de la facultad de la razón de resolver por sus propios medios e independientemente de toda autoridad el problema de la existencia.
      • Sämtliche Werke, Bd. 5, pág. 155, E. Payne, trad. (1974) vol. 1, págs. 142-143
  • Man wolle nicht scheinen era man nicht ist. Das Vorgeben unbefangener Wahrheitsforschung, mit dem Entschluß, die Landesreligion zum Resultat, ja zum Maaßstabe und zur Kontrole derselben zu machen, ist unerträglich, und eine solche, an die Landesreligion, wie der Kettenhund an die Mauer, gebundene Philosophie ist nur das ärgerliche Zergerliche höchsten und edelsten Bestrebung der Menschheit.
    • No debemos pretender ser lo que no somos. La pretensión de la investigación imparcial de la verdad, con la determinación de hacer de la religión establecida el resultado, de hecho, la medida y el control de la verdad, es intolerable y tal filosofía, atada a la religión establecida como un perro a una cadena, es solo la caricatura vejatoria del más alto y noble esfuerzo de la humanidad.
      • Sämtliche Werke, Bd. 5, págs. 155 y 156, E. Payne, trad. (1974) vol. 1, pág. 143
  • La filosofía de la religión… en realidad equivale a… filosofar sobre ciertas suposiciones favoritas que no están confirmadas en absoluto.
    • E. Payne, trad. (1974) vol. 1, pág. 143
  • Ja, bisweilen fühlt man sich versucht zu glauben, daß sie ihre ernstlich gemeinten philosophischen Forschungen schon vor ihrem zwölften Jahre abgethan und bereits damals ihre Ansicht vom Wesen der Welt, und was dem anhängt, auf immer festgestellt hätten; weil sie, nach allen philosophischen Diskussionen und halsbrechenden Abwegen, unter verwegenen Führern, doch immer wieder bei Dem anlangen, was uns in jenem Alter plausibel gemacht zu werden pflegt, und es sogar als Kriterium der Wahrheit zu nehmen scheinen. Alle die heterodoren philosophischen Lehren, mit welchen sie dazwischen, im Laufe ihres Lebens, sich haben beschäftigen müssen, scheinen ihnen nur dazu- seyn, um widelegt zu werben und dadurch jene ersteren desto fester zu etabliren.
    • De hecho, a veces nos sentimos tentados a pensar que habían terminado con sus investigaciones filosóficas seriamente intencionadas antes de los doce años y que a esa edad ya habían establecido su punto de vista sobre la naturaleza del mundo y todo lo relacionado con él para el resto de sus vidas. . Nos sentimos muy tentados porque después de todas las discusiones filosóficas y peligrosas desviaciones… siempre regresan a lo que generalmente se nos hace plausible a esa tierna edad y parecen aceptar esto incluso como el criterio de la verdad. Todas las doctrinas filosóficas heterodoxas, de las que a veces deben ocuparse en el curso de sus vidas, les parece que existen simplemente para ser refutadas y esto para establecer aquellas otras con mayor firmeza.
      • Sämtliche Werke, Bd. 5, pág. 156, E. Payne, trad. (1974) vol. 1, págs. 143-144
  • Inzwischen verlangt die Billigkeit, daß man die Universitätsphilosophie nicht bloß, wie hier gescheht!, aus dem Standpunkte des angeblichen, sondern auch aus dem des wahren und eigentlichen Zweckes derselben beurtheile. Dieser nämlich läuft darauf hinaus, daß die künftigen Referendarien, Advokaten, Aerzte, Kandidaten und Schulmänner auch im Innersten ihrer Ueberzeugungen diejenige Richtung erhalten, welche den Absichten, die der Staat und seine Regierung mit ihnen haben, angemessen ist. Dagegen habe ich nichts einzuwenden, bescheide mich también en dieser Hinsicht. Denn über die Nothwendigkeit, oder Entbehrlichkeit eines solchen Staatsmittels zu urtheilen, halte ich mich nicht für kompetent; sondern stelle es denen anheim, welche die schwere Aufgabe haben, Menschen zu regieren, dh unter vielen Millionen eines, der großen Mehrzahl nach, gränzenlos egoistischen, ungerechten, unbilligen, unredlichen, neidischen, boshaften und dabei sehr beschränkten und querköpfigen Geschlechtes, Gesetz, Ordnung, Ruhe und Friede aufrecht zu erhalten und die Wenigen, denen irgend ein Besitz zu Theil geworden, zu schützen gegen die Unzahl nichts, als ihre Körperkräfte haben. Die Aufgabe ist so schwer, daß ich mich wahrlich nicht vermesse, über die dabei anzuwendenden Mittel mit ihnen zu rechten. Denn „ich danke Gott an jedem Morgen, daß ich nicht brauch’ für’s Röm’sche Reich zu sorgen,”—ist stets mein Wahlspruch gewesen. Diese Staatszwecke der Universitätsphilosophie waren es aber, welche der Hegelei eine so beispiellose Ministergunft verschafften. Denn ihr war der Staat „der absolut vollendete ethische Organismus, ” und sie ließ den ganzen Zweck des menschlichen Daseyns im Staat aufgehn. Konnte es eine bessere Zurichtung für künftige Referendarien und demnächst Staatsbeamte geben, als diese, in Folge welcher ihr ganzes Wesen und Seyn, mit Leib und Seele, völlig dem Staat verfiel, wie das der Biene dem Bienenstock, und sie auf nichts Anderes, weder in dieser, noch in einer andern Welt hinzuarbeiten hatten, als daß sie taugliche Räder würden, mitzuwirken, um die große Staatsmaschine, diesenultimus finis bonorum , im Gange zu erhalten? Der Referendar und der Mensch war danach Eins und das Selbe. Es war eine rechte Apotheose der Philisterei.
    • Debemos juzgar la filosofía universitaria… por su verdadero y propio fin: … que los jóvenes abogados, procuradores, médicos, practicantes y pedagogos del futuro deben mantener, incluso en su más íntima convicción, la misma línea de pensamiento en consonancia con los fines y intenciones que el Estado y su gobierno tienen en común con ellos. No tengo ninguna objeción a esto y, por lo tanto, a este respecto no tengo nada que decir. Porque no me considero competente para juzgar sobre la necesidad o inutilidad de tal expediente estatal, sino que lo dejo a quienes tienen la difícil tarea de gobernar a los ciudadanos, es decir, de mantener la ley y el orden, … y de proteger los pocos que han adquirido propiedad del inmenso número de los que no tienen más que su fuerza física. … Ciertamente no me atrevo a discutir con ellos sobre los medios a emplear en este caso; porque mi lema siempre ha sido: “¡Gracias a Dios, cada mañana, por lo tanto, que no tienes que preocuparte por el reino romano!” [Goethe, Faust] Pero fueron estos objetivos constitucionales de la filosofía universitaria los que procuraron a Hegelry un favor ministerial sin precedentes. Para él, el Estado era “el organismo ético absolutamente perfecto”, y representaba como originario del Estado todo el fin de la existencia humana. ¿Podría haber para los futuros abogados subalternos y, por lo tanto, para los funcionarios estatales, una mejor preparación que esta, en consecuencia de la cual toda su sustancia y ser, su cuerpo y alma, fueron entregados por completo al Estado, como abejas en una colmena, y no tenían nada más? trabajar para… excepto para convertirse en ruedas eficientes,ultimus finis bonorum [bien último]? En consecuencia, el abogado subalterno y el hombre eran uno y el mismo. Fue una verdadera apoteosis del filisteísmo.
      • Sämtliche Werke, Bd. 5, pág. 159, E. Payne, trad. (1974) vol. 1, págs. 146-147
  • Als auf die große Masse des Menschengeschlechts berechnet und derselben angemessen, kann bloß allegorische Wahrheit enthalten, welche sie jedoch als sensu proprio wahr geltend zu machen hat.
    • El dogma está destinado y es adecuado para la gran masa de la raza humana; y como tal puede contener una verdad meramente alegórica que, sin embargo, tiene que hacerse pasar por verdad sensu proprio [en el sentido propio].
      • Sämtliche Werke, Bd. 5, pág. 160, E. Payne, trad. (1974) vol. 1, pág. 147
  • Tienen así sobre riendas la atención de ese pequeño público, tal como es, que se preocupa por la filosofía. Porque en asuntos que no prometen, como las producciones de poesía, diversión y entretenimiento, sino solo instrucción, y además instrucción financieramente no rentable, ese público ciertamente no perderá su tiempo, esfuerzo y energía, sin estar completamente seguro primero de que tales esfuerzos será ricamente recompensado. Ahora bien, en virtud de su creencia heredada de que quien vive de un negocio lo sabe todo, este público espera una seguridad de los profesionales que desde las cátedras y en los compendios, diarios y publicaciones periódicas literarias, se comportan confiadamente como si fueran los verdaderos maestros. del sujeto. En consecuencia, el público les permite probar y seleccionar lo que es digno de mención y lo que puede ser ignorado. Mi pobre Juan del desierto, ¿cómo te irá si, como es de esperarse, lo que traes no está redactado de acuerdo con la tácita convención de los señores de la filosofía lucrativa? Te considerarán como alguien que no ha entrado en el espíritu del juego y, por lo tanto, amenaza con estropearles la diversión a todos; en consecuencia, te considerarán como su enemigo común y antagonista. Ahora, incluso si lo que traes fuera la obra maestra más grande de la mente humana, nunca podría encontrar gracia a sus ojos. Porque no se redactaría ad normamventionis [según el patrón actual]; y así no sería tal que les permitiera convertirlo en el tema de sus conferencias desde la cátedra para vivir de ello. A un profesor de filosofía nunca se le ocurre examinar un nuevo sistema que aparece para ver si es verdadero;
    • Sämtliche Werke, Bd. 5, págs. 160-161, E. Payne, trad. (1974) vol. 1, págs. 148-149

Aforismos sobre la Sabiduría de la Vida

Citas de Aphorismen zur Lebensweisheit , usando varias traducciones, también traducidas como Sobre la sabiduría de la vida: Aforismos

  • Sin duda, cuando la modestia se convirtió en virtud, fue una cosa muy ventajosa para los tontos, porque se espera que todos hablen de sí mismos como si lo fueran.
    • vol. 1, cap. 3, Sección 2: Orgullo
  • Ruhm muß daher erst erworben werden: die Ehre bisagragen braucht bloß nicht verloren zu gehen.
    • La fama es algo que debe ganarse; honor, sólo algo que no debe perderse.
      • vol. 1. Cap. 4: Posición o lugar de un hombre en la estimación de los demás, §4-Honor
  • El orgullo es una convicción establecida del propio valor supremo en algún aspecto particular, mientras que la vanidad es el deseo de despertar tal convicción en los demás, y generalmente va acompañada de la secreta esperanza de llegar finalmente a la misma convicción. El orgullo obra desde adentro ; es la apreciación directa de uno mismo. La vanidad es el deseo de llegar a esta apreciación indirectamente, desde fuera .
    • vol. 1, cap. 4, § 2
  • Por otro lado, la forma más barata de orgullo es el orgullo nacional (nacionalismo); porque el hombre afectado por esto revela una falta de cualidades individuales de las que podría estar orgulloso, ya que de otro modo no recurriría a lo que comparte con tantos millones. El hombre que posee cualidades personales destacadas verá más claramente las faltas de su propia nación, porque las tiene constantemente ante sus ojos. Pero todo tonto miserable, que no tiene nada en el mundo de lo que pueda enorgullecerse, recurre finalmente a enorgullecerse de la misma nación a la que pertenece. En esto encuentra compensación y ahora está listo y agradecido para defender… todas las faltas y locuras que le son propias. (De ‘Parerga and Paralipomena’, Vol. 1, Aforismos sobre la Sabiduría de la Vida, ‘What A Man Represents’, págs. 360)
  • Los bribones siempre son sociables, ¡más es la pena! y el signo principal de que un hombre tiene algo de nobleza en su carácter es el poco placer que siente en la compañía de los demás.
    • vol. 1, cap. 5, § 9

Aún no colocado por sección o capítulo:Citado como de Aphorismen zur Lebensweisheit , Aforismos sobre la Sabiduría de la Vida o «La Sabiduría de la Vida» pero sin mayor información; algunas de las citas en esta sección son de la frase original en alemán, con solo una traducción al inglés improvisada, se agradece la adición de traducciones al inglés publicadas.

  • Pueril y completamente ridículo es lo que sois vosotros mismos y todos los filósofos; y si un hombre adulto como yo pasa quince minutos con tontos de este tipo, es simplemente una forma de pasar el tiempo. Ahora tengo cosas más importantes que hacer. ¡Adiós!
    • Trasímaco , en Sobre la indestructibilidad de nuestro ser esencial por la muerte , en Essays and Aphorisms (1970), p. 76
  • Un reproche solo puede doler si da en el blanco. Quien sabe que no merece un reproche puede tratarlo con desprecio.
  • El cerebro puede ser considerado como una especie de parásito del organismo, un jubilado, por así decirlo, que habita con el cuerpo.
  • El carácter nacional es sólo otro nombre de la forma particular que la pequeñez, la perversidad y la bajeza de la humanidad toman en cada país. Cada nación se burla de otras naciones, y todas tienen razón.
    • Traducción variante: cada nación critica a las demás, y todas tienen razón.
      • Citado por Wolfgang Pauli en una carta a Abraham Pais (17 de agosto de 1950) publicada en The Genius of Science (2000) por Abraham Pais, p. 242
  • Im allgemeinen freilich haben die Weisen aller Zeiten immer dasselbe gesagt, und die Toren, dh die unermessliche Majorität aller Zeiten, haben immer dasselbe, nämlich das Gegenteil getan; und so wird es denn auch ferner bleiben.
    • En general es cierto que los Sabios de todos los tiempos siempre han dicho lo mismo, y los necios, es decir la gran mayoría de todos los tiempos, siempre han hecho lo mismo, es decir, lo contrario; y así seguirá siendo en el futuro.
  • Die Gegenwart eines Gedankens ist wie die Gegenwart einer Geliebten.
    • La presencia de un pensamiento es como la presencia de un amante.
  • Die Erinnerung wirkt wie das Sammlungsglas in der Camera obscura: Sie zieht alles zusammen und bringt dadurch ein viel schöneres Bild hervor, als sein Original ist.
    • La memoria funciona como el cristal de colección en la cámara oscura: reúne todo y produce una imagen mucho más hermosa que la que estaba presente originalmente.
  • Alles, alles kann einer vergessen, nur nicht sich selbst, sein eigenes Wesen.
    • Uno puede olvidarse de todo, de todo, sólo de no uno mismo, del propio ser.
  • Zu unserer Besserung bedürfen wir eines Spiegels.
    • Para nuestra mejora necesitamos un espejo.
  • Meistens belehrt uns erst der Verlust über den Wert der Dinge.
    • Sobre todo es la pérdida lo que nos enseña sobre el valor de las cosas.
  • Je weniger einer, in Folge objektiver oder subjektiver Bedingungen, nötig hat, mit den Menschen in Berührung zu kommen, desto besser ist er daran.
    • Cuanto menos uno, como resultado de condiciones objetivas o subjetivas, tiene que entrar en contacto con la gente, mejor se encuentra uno por ello.
  • Was nun andrerseits die Menschen gesellig macht, ist ihre Unfähigkeit, die Einsamkeit und in dieser sich selbst zu ertragen.
    • Lo que ahora, en cambio, hace a la gente sociable es su incapacidad para soportar la soledad y, por tanto, a sí mismos.
  • Nuestras virtudes morales benefician principalmente a otras personas; las virtudes intelectuales, en cambio, nos benefician principalmente a nosotros mismos; por lo tanto, los primeros nos hacen universalmente populares, los segundos impopulares.
  • El resultado de este embotamiento mental es esa vacuidad y vacío interior que se estampa en innumerables rostros y se traiciona también en una constante y viva atención a todos los acontecimientos del mundo exterior, incluso los más triviales. Esta vacuidad es la verdadera fuente del aburrimiento y siempre anhela la excitación externa para poner en movimiento la mente y el espíritu a través de algo. Por lo tanto, en la elección de los mismos no es exigente, como lo atestiguan los pasatiempos miserables y miserables a los que recurren las personas. … El resultado principal de esta vacuidad interior es la locura por la sociedad, la diversión, la diversión y el lujo de todo tipo que llevan a muchos a la extravagancia y, por lo tanto, a la miseria. Nada nos protege tan seguramente de este desvío como la riqueza interior, la riqueza de la mente, porque cuanto más eminente se vuelve, menos lugar deja para el aburrimiento.
    • E. Payne, trad. (1974) vol. 1, págs. 329 y 330
  • Der Philister … ist demnach ein Mensch ohne geistige Bedürfnisse. Hieraus nun folgt gar mancherlei: erstlich, in Hinsicht auf ihn selbst, daß er ohne geistige Genüsse bleibt; nach dem schon erwähnten Grundsatz: il n’est pas de vrais plaisirs qu’avec de vrais besoins.
    • El filisteo… es un hombre sin necesidades intelectuales. Ahora bien, de esto se sigue que, en cuanto a sí mismo, se queda sin ningún placer intelectual de acuerdo con el principio, il n’est pas de vrais plaisirs qu’avec de vrais besoins . [No hay verdaderos placeres sin verdaderas necesidades.]
      • E. Payne, trad. (1974) vol. 1, pág. 344
  • Kein Drang nach Erkenntniß und Einsicht, um ihrer selbst Willen, belebt sein [des Philisters] Daseyn, auch keiner nach eigentlich ästhetischen Genüssen, als welcher dem ersteren durchaus verwandt ist. Was dennoch von Genüssen solcher Art etwan Mode, oder Auktorität, ihm aufdringt, wird er als eine Art Zwangsarbeit möglichst kurz abthun.
    • Su existencia [la del filisteo] no está animada por ningún deseo agudo de conocimiento y perspicacia por sí mismos, ni por ningún deseo de placeres realmente estéticos que sea tan completamente afín a ellos. Sin embargo, si la moda o la autoridad le imponen placeres de este tipo, dispondrá de ellos lo más brevemente posible como una especie de trabajo forzoso.
      • E. Payne, trad. (1974) vol. 1, pág. 344
  • Sich Alles, was zum leiblichen Wohlseyn beiträgt, zu verschaffen, ist der Zweck seines Lebens. Glücklich genug, wenn dieser ihm viel zu schaffen macht! Denn, sind jene Güter ihm schon zum voraus oktroyirt; so fällt er unausbleiblich der Langenweile anheim.
    • El propósito de su vida [la del filisteo] es procurarse todo lo que contribuya al bienestar corporal. Es lo suficientemente feliz cuando esto le causa muchos problemas. Porque si esas cosas buenas se le acumulan de antemano, inevitablemente caerá en el aburrimiento.
      • E. Payne, trad. (1974) vol. 1, pág. 344
  • Ball, Theatre, Gesellschaft, Kartenspiel, Hasardspiel, Pferde, Weiber, Trinken, Reisen, … reicht dies Alles gegen die Langeweile nicht aus, wo Mangel an geistigen Bedürfnissen die geistigen Genüsse unmöglich macht. Daher auch ist dem Philister ein dumpfer, trockener Ernst, der sich dem thierischen nähert, eigen und charakteristisch.
    • El baile, el teatro, la sociedad, los juegos de cartas, los juegos de azar, los caballos, las mujeres, la bebida, los viajes, etc., no son suficientes para evitar el aburrimiento donde los placeres intelectuales se hacen imposibles por la falta de necesidades intelectuales. Así, una característica peculiar del filisteo es una seriedad aburrida y seca similar a la de los animales.
      • E. Payne, trad. (1974) vol. 1, pág. 344
  • De la naturaleza fundamental del filisteo se sigue que, con respecto a los demás, como no tiene necesidades intelectuales sino sólo físicas, buscará a aquellos que son capaces de satisfacer las segundas y no las primeras. Y así, de todas las demandas que hace de los demás, la más pequeña será la de cualquier habilidad intelectual sobresaliente. Por el contrario, cuando se encuentre con estos despertarán su antipatía e incluso su odio. Porque aquí tiene un odioso sentimiento de inferioridad y también una sorda y secreta envidia que trata cuidadosamente de ocultar incluso de sí mismo; pero de esta manera se convierte a veces en un sentimiento de rabia y rencor secretos. Por lo tanto, nunca se le ocurrirá evaluar su propia estima y respeto de acuerdo con tales cualidades, sino que quedarán reservadas exclusivamente para el rango y la riqueza, el poder y la influencia,como siendo a sus ojos las únicas ventajas reales para sobresalir en lo que también es su deseo.
    • E. Payne, trad. (1974) vol. 1, págs. 344 y 345
  • Una gran aflicción de todos los filisteos es que las idealidades no les brindan entretenimiento, pero para escapar del aburrimiento siempre necesitan realidades.
    • E. Payne, trad. (1974) vol. 1, pág. 345
  • Epicuro, el gran maestro de la felicidad, ha dividido correcta y finamente las necesidades humanas en tres clases. Primero están las necesidades naturales y necesarias que, si no son satisfechas, causan dolor. En consecuencia, son sólo victus et amictus [alimento y vestido] y son fáciles de satisfacer. Luego tenemos las que son naturales pero no necesarias, es decir, las necesidades de satisfacción sexual. … Estas necesidades son más difíciles de satisfacer. Finalmente, están las que no son ni naturales ni necesarias, las necesidades de lujo, extravagancia, pompa y esplendor, que son interminables y muy difíciles de satisfacer.
    • E. Payne, trad. (1974) vol. 1, pág. 346
  • Es difícil, si no imposible, definir el límite de nuestros deseos razonables con respecto a las posesiones.
    • E. Payne, trad. (1974) vol. 1, pág. 346
  • La riqueza es como el agua de mar; cuanto más bebemos, más sedientos nos volvemos.
    • E. Payne, trad. (1974) vol. 1, pág. 347
  • Con el propósito de adquirir ganancias, todo lo demás es dejado de lado o tirado por la borda, por ejemplo, como es la filosofía por parte de los profesores de filosofía.
    • E. Payne, trad. (1974) vol. 1, pág. 347
  • A menudo se reprocha a las personas que sus deseos se dirijan principalmente al dinero y que lo aman más que a cualquier otra cosa. Sin embargo, es natural y hasta inevitable para ellos amar aquello que, como Proteo infatigable, está listo en cualquier momento para convertirse en el objeto particular de nuestros volubles deseos y múltiples necesidades. Por lo tanto, cualquier otra bendición puede satisfacer solo un deseo y una necesidad; por ejemplo, la comida es buena sólo para los hambrientos, el vino sólo para los sanos, la medicina para los enfermos, un abrigo de piel para el invierno, las mujeres para los jóvenes, etc. En consecuencia, todos estos son solo … relativamente buenos. Sólo el dinero es algo absolutamente bueno porque satisface no sólo una necesidad en concreto, sino necesidades en general en abstracto.
    • E. Payne, trad. (1974) vol. 1, pág. 347
  • Los medios a nuestra disposición deben ser considerados como un baluarte contra los muchos males y desgracias que pueden ocurrir. No debemos considerar tal riqueza como un permiso o incluso una obligación de procurarnos los placeres del mundo.
    • E. Payne, trad. (1974) vol. 1, pág. 348
  • Las personas que originalmente no tienen medios pero que en última instancia pueden ganar mucho, a través de cualquier talento que puedan poseer, casi siempre llegan a pensar que se trata de capital permanente y que lo que ganan a través de ellos es interés. En consecuencia, no apartan parte de sus ganancias para formar un capital permanente, sino que gastan su dinero tan rápido como lo ganan. Pero luego muchas veces quedan reducidos a la pobreza porque sus ingresos disminuyen o se extinguen al agotarse su talento, que era de carácter transitorio, como sucede, por ejemplo, en el caso de casi todas las bellas artes; o porque podría ejercerse únicamente bajo un conjunto particular de circunstancias que ha dejado de existir.
    • E. Payne, trad. (1974) vol. 1, pág. 348

Consejos y Máximas 

El fundamento sobre el que descansa todo nuestro conocimiento y aprendizaje es lo inexplicable.Consejos y máximas , según la traducción de T. Bailey Saunders (también en Wikisource: Consejos y máximas ).

  • la enseñanza de mi filosofía… que toda nuestra existencia es algo que mejor no hubiera sido, y que repudiarla y negarla es la más alta sabiduría.
    • Capítulo 1 
  • El fundamento sobre el que descansa todo nuestro conocimiento y aprendizaje es lo inexplicable.
    • vol. 2, cap. 1, § 1
  • No acortes la mañana levantándote tarde, ni la desperdicies en ocupaciones indignas o en charlas; míralo como la quintaesencia de la vida, como hasta cierto punto sagrado. La tarde es como la vejez: somos lánguidos, parlanchines, tontos. Cada día es una pequeña vida: cada despertar y levantarse un pequeño nacimiento, cada fresca mañana una pequeña juventud, cada acostarse y dormir una pequeña muerte.
    • vol. 2, cap. 2 : Nuestra relación con nosotros mismos
  • Toda la crueldad y el tormento de los que está lleno el mundo no son más que el resultado necesario de la totalidad de las formas bajo las cuales se objetiva la voluntad de vivir.
    • vol. 2, cap. 14, § 164
  • El descubrimiento de la verdad se impide más eficazmente, no por la falsa apariencia de las cosas presentes y que inducen a error, no directamente por la debilidad de los poderes de razonamiento, sino por la opinión preconcebida, por el prejuicio.
    • vol. 2, cap. 1, § 17
  • Si te irritan los comentarios absurdos de dos personas cuya conversación escuchas por casualidad, debes imaginar que estás escuchando un diálogo de dos tontos en una comedia.
    • TB Saunders, trad., § 38
  • Cuán mezquino y limitado es el intelecto humano normal, y cuán poca lucidez hay en la conciencia humana, puede juzgarse por el hecho de que, a pesar de la brevedad efímera de la vida humana, la incertidumbre de nuestra existencia y los innumerables enigmas que acechan nosotros de todos lados, no todo el mundo filosofa continua e incesantemente, pero eso solo lo hacen las excepciones más raras.
    • vol. 2, cap. 3, § 39
  • El suicidio también puede considerarse como un experimento, una pregunta que el hombre plantea a la Naturaleza, tratando de obligarla a responder. La pregunta es ésta: ¿Qué cambio producirá la muerte en la existencia del hombre y en su comprensión de la naturaleza de las cosas? Es un experimento torpe de hacer; porque implica la destrucción de la misma conciencia que hace la pregunta y espera la respuesta.
    • vol. 2, cap. 13, § 160
  • Los periódicos son la segunda mano de la historia. Esta mano, sin embargo, por lo general no sólo es de un metal inferior al de las otras manos, sino que rara vez funciona correctamente.
    • vol. 2, cap. 19, § 233
  • Las grandes mentes están relacionadas con el breve lapso de tiempo durante el cual viven, como los grandes edificios lo están con un pequeño cuadrado en el que se encuentran: no puedes verlos en toda su magnitud porque estás demasiado cerca de ellos.
    • vol. 2, cap. 20, § 242
  • El patriotismo, cuando quiere hacerse sentir en el dominio del saber, es un tipo sucio que debe ser echado a la calle.
    • vol. 2, cap. 21, § 255
  • Como la biblioteca más grande si está desordenada no es tan útil como una pequeña pero bien organizada, por lo que puede acumular una gran cantidad de conocimiento, pero será de mucho menos valor para usted que una cantidad mucho menor si no lo ha hecho. pensadlo por vosotros mismos; porque sólo ordenando lo que sabes, comparando cada verdad con cualquier otra verdad, puedes tomar completa posesión de tu conocimiento y ponerlo en tu poder. Puedes pensar sólo en lo que sabes, así que deberías aprender algo; por otro lado, solo puedes saber lo que has pensado.
    • vol. 2, cap. 22, § 257 «On Thinking for Yourself» traducido en Essays and Aphorisms (1970).
    • Variante de traducción: Así como la biblioteca más grande, mal ordenada, no es tan útil como una muy moderada y bien ordenada, así la mayor cantidad de conocimiento, si no es elaborado por nuestros propios pensamientos, vale mucho menos que un volumen mucho más pequeño. que ha sido abundante y repetidamente pensado.
  • La verdad que ha sido meramente aprendida es como un miembro artificial, un diente postizo, una nariz de cera; en el mejor de los casos, como una nariz hecha de carne ajena; se adhiere a nosotros sólo porque se pone. Pero la verdad adquirida pensando en nosotros mismos es como un miembro natural; solo ella nos pertenece realmente. Esta es la diferencia fundamental entre el pensador y el mero hombre de saber. Los logros intelectuales de un hombre que piensa por sí mismo se asemejan a una pintura fina, donde la luz y la sombra son correctas, el tono sostenido, el color perfectamente armonizado; es fiel a la vida. Por otro lado, los logros intelectuales del mero hombre de saber son como una gran paleta, llena de todo tipo de colores, que a lo sumo están ordenados sistemáticamente, pero sin armonía, conexión y significado.
    • vol. 2, cap. 22, § 261
  • La lectura es simplemente un sustituto de pensar por uno mismo; significa dejar que otra persona dirija tus pensamientos. Muchos libros, además, sirven meramente para mostrar cuántas maneras hay de equivocarse, y cuán lejos se extraviaría usted mismo si siguiera su guía. Deberías leer sólo cuando tus propios pensamientos se sequen, lo que, por supuesto, sucederá con bastante frecuencia incluso a las mejores cabezas; pero desterrar los propios pensamientos para tomar un libro es pecado contra el espíritu santo; es como abandonar la naturaleza sin trabas para mirar un herbario o grabados de paisajes.
    • vol. 2, cap. 22, § 261
    • Traducciones variantes:
    • Leer es pensar con la cabeza ajena en lugar de con la propia.
      • Traducido por T. Bailey Saunders
    • Leer equivale a pensar con la cabeza ajena en lugar de con la propia.
  • Comprar libros sería bueno si también se pudiera comprar el tiempo para leerlos: pero, por regla general, la compra de libros se confunde con la apropiación de sus contenidos.
    • vol. 2, cap. 23, § 296a
  • El odio es cosa del corazón, el desprecio es cosa de la cabeza. El odio y el desprecio son decididamente antagónicos entre sí y mutuamente excluyentes. Una gran cantidad de odio, de hecho, no tiene otra fuente que un respeto obligado por las cualidades superiores de alguna otra persona; por el contrario, si tuvieras que considerar odiar a todos los miserables que encuentres, tendrías tu trabajo cortado: es mucho más fácil despreciarlos a todos y cada uno. El desprecio verdadero y genuino, que es el anverso del orgullo verdadero y genuino, permanece escondido en secreto y no deja que nadie sospeche su existencia: porque si dejas que una persona a la que desprecias se dé cuenta del hecho, revelas un cierto respeto por ella, en la medida en que como quieres que sepa lo bajo que lo calificas, lo que no revela desprecio sino odio, lo que excluye el desprecio y solo lo afecta.El desprecio genuino, por otro lado, es la convicción inmaculada de la inutilidad de otro.
    • vol. 2, cap. 24, § 324
    • Traducción variante: El odio es un asunto del corazón; desprecio el de la cabeza.
      • Traducido por Eric FJ Payne
  • La palabra del hombre es la más duradera de todas las materias.
    • vol. 2, cap. 25, secc. 298
  • Jede Trennung gibt einen Vorgeschmack des Todes und jedes Wiedersehen einen Vorgeschmack der Auferstehung.
    • Cada despedida es un anticipo de la muerte, cada reunión un indicio de la resurrección.
    • vol. 2, cap. 26, § 310, según la traducción de Eric FJ Payne
  • Podemos llegar a mirar las muertes de nuestros enemigos con tanto pesar como sentimos por las de nuestros amigos, es decir, cuando echamos de menos su existencia como testigos de nuestro éxito.
    • vol. 2, cap. 26, secc. 311a
  • El dinero es la felicidad humana en abstracto: entonces, quien ya no es capaz de disfrutar de la felicidad humana en lo concreto, dedica su corazón por completo al dinero.
    • vol. 2, cap. 26, § 320
  • La obstinación es el resultado de la voluntad forzándose a sí misma en el lugar del intelecto.
    • vol. 2, cap. 26, § 321
  • Sólo un intelecto masculino nublado por el impulso sexual podría llamar sexo atrofiado, de hombros estrechos, caderas anchas y piernas cortas, el bello sexo.
    • vol. 2, cap. 27, § 369
  • En nuestra parte monógama del mundo, casarse significa reducir a la mitad los derechos y duplicar los deberes.
    • vol. 2, cap. 27, § 370
    • Traducción variante: Casarse es dividir a la mitad tus derechos y duplicar tus deberes.
  • El rostro de un hombre, por regla general, dice más y cosas más interesantes que su boca, porque es un compendio de todo lo que su boca dirá, en el sentido de que es el monograma de todos los pensamientos y aspiraciones de este hombre.
    • vol. 2, cap. 29, § 377
  • Que el hombre exterior es una imagen del interior, y el rostro una expresión y revelación de todo el carácter, es una presunción bastante probable en sí misma, y ​​por lo tanto segura para continuar; lo confirma el hecho de que la gente está siempre ansiosa por ver a alguien que se ha hecho famoso… La fotografía… ofrece la más completa satisfacción de nuestra curiosidad.
    • vol. 2, cap. 29, § 377
  • Así como los estratos de la tierra conservan sucesivamente las criaturas vivientes de épocas pasadas, así los estantes de las bibliotecas conservan sucesivamente los errores del pasado y sus exposiciones, que como aquéllas fueron muy animadas y causaron gran conmoción en su propia época pero ahora están petrificados y rígidos en un lugar donde solo los paleontólogos literarios los consideran.
    • vol. 2 «Sobre los libros y la escritura» según la traducción de Essays and Aphorisms (1970).
  • Dos chinos que visitaban Europa fueron al teatro por primera vez. Uno de ellos se ocupó de tratar de comprender la maquinaria teatral, lo que logró. El otro, a pesar de su desconocimiento del idioma, buscaba explorar el sentido de la obra. El primero es como el astrónomo, el segundo el filósofo.
    • vol. 2 «Sobre varios temas» según la traducción de Essays and Aphorisms (1970).
  • Los animales están mucho más contentos con la mera existencia que nosotros; las plantas son enteramente así; y el hombre lo es según lo torpe e insensible que es. En consecuencia, la vida del animal contiene menos sufrimiento pero también menos placer que la del hombre, siendo la razón directa que, por un lado, está libre de preocupaciones y ansiedades y de los tormentos que los acompañan, pero por el otro no tiene esperanza y, por lo tanto, no tiene parte. en esa anticipación de un futuro feliz que, junto con los productos encantadores de la imaginación que lo acompañan, es la fuente de la mayoría de nuestras mayores alegrías y placeres. El animal carece tanto de ansiedad como de esperanza porque su conciencia está restringida a lo que es claramente evidente y por lo tanto al momento presente: el animal es el presente encarnado.
    • vol. 2 «Sobre el sufrimiento del mundo» según la traducción de Essays and Aphorisms (1970).
  • El talento trabaja por dinero y fama; el motivo que mueve al genio a la productividad es, por otra parte, menos fácil de determinar. No es dinero, porque los genios rara vez obtienen dinero. No es la fama: la fama es demasiado incierta y, más de cerca, de muy poco valor. Tampoco es estrictamente por su propio placer, porque el gran esfuerzo que implica casi supera el placer. Es más bien un instinto de tipo único en virtud del cual el individuo dotado de genio se ve impelido a expresar lo que ha visto y sentido en obras perdurables sin ser consciente de ninguna otra motivación. Ocurre, en general, con el mismo tipo de necesidad con que un árbol da fruto, y no exige del mundo más que un suelo en el que el individuo pueda florecer.
    • vol. 2 «Sobre la filosofía y el intelecto» según la traducción en Ensayos y aforismos (1970).

Los escritores pueden clasificarse en meteoros, planetas y estrellas fijas…

  • El poeta presenta a la imaginación imágenes de la vida y personajes y situaciones humanas, las pone todas en movimiento y deja que el espectador deje que estas imágenes lleven sus pensamientos hasta donde sus poderes mentales se lo permitan. Esta es la razón por la que es capaz de involucrar a humanos de las capacidades más diferentes, de hecho, tontos y sabios juntos. El filósofo, por otro lado, no presenta la vida misma sino los pensamientos acabados que ha abstraído de ella y luego exige que el lector piense exactamente como y hasta donde él mismo piensa. Por eso su público es tan pequeño.
    • vol. 2 «Sobre la filosofía y el intelecto» según la traducción en Ensayos y aforismos (1970).
  • La opinión es como un péndulo y obedece a la misma ley. Si pasa el centro de gravedad por un lado, debe recorrer la misma distancia por el otro; y sólo después de cierto tiempo encuentra el verdadero punto en el que puede permanecer en reposo.
    • vol. 2 «Observaciones psicológicas adicionales» según la traducción de Ensayos y aforismos (1970).
  • Los hombres son por naturaleza meramente indiferentes entre sí; pero las mujeres son enemigas por naturaleza (estas citas machistas han sido, históricamente, muy populares entre los filósofos).
    • vol. 2 «Sobre las mujeres» según la traducción de Essays and Aphorisms (1970).
  • Sólo un intelecto masculino ofuscado por el impulso sexual podría llamar sexo bello al sexo atrofiado, de hombros estrechos, caderas anchas y piernas cortas: porque es con este impulso que está ligada toda su belleza. Más apropiadamente que el bello sexo, las mujeres podrían ser llamadas el sexo antiestético. Ni para la música, ni para la poesía, ni para las artes plásticas poseen ningún sentimiento o receptividad real: si fingen hacerlo, es mera mímica al servicio de su afán por agradar. Esto proviene del hecho de que son incapaces de tomar un interés puramente objetivo en cualquier cosa, y la razón de esto es, creo, la siguiente. El hombre se esfuerza en todo por un dominio directo sobre las cosas, ya sea comprendiéndolas o sometiéndolas. Pero la mujer está en todas partes y siempre relegada a una dominación meramente indirecta, que se logra por medio del hombre, quien es, en consecuencia, lo único que tiene que dominar directamente. Por lo tanto, está en la naturaleza de las mujeres considerar todo simplemente como un medio para capturar a un hombre, y su interés en cualquier otra cosa es solo simulado, no es más que un rodeo, es decir, equivale a coquetería y mimetismo.
    • vol. 2 «Sobre las mujeres» según la traducción de Essays and Aphorisms (1970).
  • Los escritores pueden clasificarse en meteoros, planetas y estrellas fijas.Un meteoro hace un efecto sorprendente por un momento. Miras hacia arriba y gritas «¡Ahí!» y se ha ido para siempre. Los planetas y las estrellas errantes duran mucho más tiempo. A menudo eclipsan a las estrellas fijas y los inexpertos las confunden; pero esto sólo porque están cerca. No pasa mucho tiempo antes de que deban ceder su lugar; es más, la luz que dan se refleja solamente, y la esfera de su influencia se limita a su órbita: sus contemporáneos. Su camino es de cambio y movimiento, y con el circuito de unos años se cuenta su historia. Las estrellas fijas son las únicas que son constantes; su posición en el firmamento es segura; brillan con luz propia; su efecto hoy es el mismo que ayer, porque, al no tener paralaje, su apariencia no se altera con una diferencia en nuestro punto de vista.No pertenecen a un sistema, a una sola nación, sino al universo. Y solo porque están tan lejos, generalmente pasan muchos años antes de que su luz sea visible para los habitantes de esta tierra.
    • vol. 2 «El arte de la literatura» según la traducción de Essays and Aphorisms (1970).
  • Que un autor escriba como habla es tan reprobable como la falta contraria, hablar como escribe; porque esto da un efecto pedante a lo que dice, y al mismo tiempo lo hace difícilmente inteligible.
    • El arte de la literatura

Aún no colocado por sección o capítulo: Citado a partir de Consejos y Máximas pero sin mayor información sobre su verificación

  • Un hombre de intelecto es como un artista que da un concierto sin ayuda de nadie, tocando un solo instrumento, un piano, digamos, que es una pequeña orquesta en sí mismo. Tal hombre es un pequeño mundo en sí mismo; y el efecto producido por varios instrumentos juntos, lo produce él solo, en la unidad de su propia conciencia. Como el piano, no tiene cabida en una sinfonía; es solista y actúa solo, en soledad, puede ser; o si en la sociedad con otros instrumentos, sólo como principal; o para establecer el tono, como en el canto.
  • En la juventud es el aspecto exterior de las cosas lo que más nos ocupa; mientras que en la edad, el pensamiento o la reflexión es la cualidad predominante de la mente. De ahí que la juventud sea el momento de la poesía, y la edad se incline más hacia la filosofía. En los asuntos prácticos es lo mismo: un hombre moldea sus resoluciones en la juventud más por la impresión que le produce el mundo exterior; mientras que, cuando es viejo, es el pensamiento el que determina sus acciones.
  • Allerdings ist das Leben nicht eigentlich da, um genossen, sondern um überstanden, abgethan zu werden…
    • No hay duda de que la vida se nos da, no para que la disfrutemos, sino para que la superemos, para que la superemos.

Estudios sobre el pesimismo

Cada hombre toma los límites de su propio campo de visión por los límites del mundo. Encontrarás el texto completo en línea en Wikisource

  • Si tratáis de imaginar, en la medida de lo posible, cuántas miserias, dolores y sufrimientos de todas clases incide el sol en su curso, admitiréis que sería mucho mejor si, en la tierra tan poco como en la luna, el sol pudieron suscitar los fenómenos de la vida; y si, aquí como allá, la superficie estuviera todavía en estado cristalino.
    • «Sobre los sufrimientos del mundo»
  • Hay dos cosas que hacen imposible creer que este mundo es la obra exitosa de un Ser todo sabio, todo bien y, al mismo tiempo, todopoderoso; primero, la miseria que en ella abunda por todas partes; y en segundo lugar, la evidente imperfección de su producto supremo, el hombre , que es un burlesco de lo que debería ser.
    • » Sobre los sufrimientos del mundo «
  • Si dos humanos que fueron amigos en su juventud se reencuentran cuando envejecen, después de haber estado separados toda la vida, el principal sentimiento que tendrán al verse el uno al otro será de completa desilusión por la vida en su conjunto; porque sus pensamientos serán transportados a ese tiempo anterior cuando la vida parecía tan hermosa cuando se extendía ante ellos en la luz rosada del amanecer, prometía tanto y luego realizaba tan poco.
    • «Sobre los sufrimientos del mundo»
  • En la primera juventud, cuando contemplamos nuestra vida venidera, somos como niños en un teatro antes de que se levante el telón, sentados allí muy animados y esperando ansiosamente que comience la obra. Es una bendición que no sepamos lo que realmente va a pasar. Si pudiéramos preverlo, hay momentos en que los niños pueden parecer prisioneros inocentes, condenados, no a muerte, sino a la vida, y todavía todos inconscientes de lo que significa su sentencia.
    • «Sobre los sufrimientos del mundo»
  • El odio viene del corazón ; desprecio de la cabeza; y ninguno de los sentimientos está bajo nuestro control.
    • » Observaciones psicológicas «
  • Cada hombre toma los límites de su propio campo de visión por los límites del mundo .
    • «Observaciones psicológicas»
  • Toda despedida da un anticipo de la muerte ; cada reencuentro un anticipo de la resurrección .
    • «Observaciones psicológicas»
  • El disimulo es innato en la mujer, y casi tanto una cualidad de los estúpidos como de los inteligentes.
    • » De mujeres «
  • Hay 80.000 prostitutas solo en Londres y ¿qué son sino sacrificios sangrientos en el altar de la monogamia?
    • «De mujer»
  • El ruido es la más impertinente de todas las formas de interrupción. No es solo una interrupción, sino también una interrupción del pensamiento.
    • » Sobre el ruido «

Religión: un diálogo

Religión: un diálogo

  • Las religiones monoteístas solas proporcionan el espectáculo de las guerras religiosas, las persecuciones religiosas, los tribunales heréticos, esa destrucción de ídolos y destrucción de las imágenes de los dioses, esa destrucción de los templos indios y de los colosos egipcios, que habían mirado al sol durante 3.000 años: solo porque un celoso dios había dicho, ‘No harás imagen tallada.’

Sobre los libros y la lectura 

Sobre los libros y la lectura ( Ueber Lesen und Bücher )
Capítulo XXIV de Parerga und Paralipomena II (1851)

  • La pesada armadura se convierte en el ligero vestido de la infancia; el dolor es breve, la alegría interminable.Original:Der schwere Panzer wird zum FlügelkleideKurz ist der Schmerz, unendlich ist die Freude.Literalmente:La armadura pesada se convierte en el vestido aladobreve es el dolor, interminable es la alegría.

Aún no colocado por volumen, capítulo o sección

Citas citadas como de Parerga y Paralipomena , pero sin más traducción o información de la sección.

  • Debido a que las personas no tienen ideas para negociar, reparten cartas e intentan ganar el dinero de los demás. ¡Idiotas!
  • …in der ganzen Natur, mit dem Grad der Intelligenz die Fähigkeit zum Schmerze sich steigert, also ebenfalls erst hier ihre höchste Stufe erreicht.
    • La naturaleza muestra que con el crecimiento de la inteligencia viene una mayor capacidad para el dolor, y es sólo con el más alto grado de inteligencia que el sufrimiento alcanza su punto supremo.
    • La sabiduría de la vida . Capitulo dos. Personalidad, o lo que es un hombre: nota al pie 19

Otros textos de Schopenhauer

  • Die Wahrheit kann warten: denn sie hat ein langes Leben vor sich.
    • La verdad puede esperar, porque vive una larga vida.
      • Willen in der Natur (Sobre la voluntad en la naturaleza), 1836; en el capítulo Einleitung (Introducción)
      • Traducción variante de Karl Hillebrand: La
        verdad puede esperar su momento, porque tiene una larga vida por delante.
  • Si a veces me he tenido por desafortunado, es por una confusión, por un error. Me he confundido con otra persona… ¿Quién soy realmente? Soy el autor de El Mundo como Voluntad y Representación, soy quien ha dado respuesta al misterio del Ser que ocupará a los pensadores de los siglos venideros. Eso es lo que soy, ¿y quién puede disputarlo en los años de vida que aún me quedan?
  • Como mi propio padre estaba enfermo y miserablemente atado a su silla de inválido, habría sido abandonado si un anciano sirviente no le hubiera prestado un llamado servicio de amor. Mi madre daba fiestas mientras él perecía en la soledad, y se divertía mientras sufría amargas agonías.
    • Schopenhauer y los años salvajes de la filosofía de Rüdiger Safranski (trans. Ewald Osers)

Ensayos

Citas de varios ensayos, que aún no se han obtenido de los volúmenes originales en alemán.

  • Der allgemeine Ueberblick zeigt uns, als die beiden Feinde des menschlichen Glückes, den Schmerz und die Langeweile.
    • Los dos enemigos de la felicidad humana son el dolor y el aburrimiento.
    • Personalidad; o lo que es un hombre
  • Un hombre que no tiene necesidades mentales, porque su intelecto es de la cantidad estrecha y normal, es, en el sentido estricto de la palabra, lo que se llama un filisteo.
    • Personalidad; o lo que es un hombre
  • El intelecto es invisible para el hombre que no lo tiene.
    • Nuestra relación con los demás , § 23
  • No hay camino más equivocado hacia la felicidad que la mundanalidad , el jolgorio, la buena vida.
    • Nuestra relación con los demás , § 24
  • Liberar a un hombre del error es dar, no quitar. El conocimiento de que una cosa es falsa es una verdad. El error siempre hace daño; tarde o temprano traerá daño al hombre que lo alberga. Entonces deja de engañar a la gente; confiesa ignorancia de lo que no sabes, y deja que cada uno forme sus propios artículos de fe por sí mismo. Tal vez no resulten tan malos, especialmente porque se frotarán las esquinas y rectificarán los errores mutuamente. En cualquier caso, la existencia de muchos puntos de vista sentará las bases de la tolerancia. Aquellos que poseen conocimiento y capacidad pueden dedicarse al estudio de la filosofía, o incluso en sus propias personas llevar la historia de la filosofía un paso más allá.
    • » Religión: un diálogo «.
    • Traducción variante: Liberar a un hombre del error no significa quitarle algo, sino darle algo.
  • Los humanos de aprendizaje son aquellos que han leído el contenido de los libros. Los pensadores, los genios y los que han alumbrado el mundo y promovido la raza de los humanos son los que han hecho uso directo del libro del mundo.
    • «Pensando por uno mismo»
  • En la esfera del pensamiento, el absurdo y la perversidad siguen siendo los amos del mundo, y su dominio se suspende sólo por breves períodos.
    • » El arte de la controversia » según la traducción de T. Bailey Saunders
  • La principal objeción que tengo al panteísmo es que no dice nada. Llamar al mundo «Dios» no es explicarlo; es sólo para enriquecer nuestro idioma con un sinónimo superfluo de la palabra «mundo».
    • Sobre el panteísmo citado en Faiths of Famous Men in Their Own Words (1900) de John Kenyon Kilbourn; también en Religion: A Dialogue and Other Essays (2007), pág. 40
  • Jede menschliche Vollkommenheit ist einem Fehler verwandt, in welchen überzugehn sie droht.
    • Toda perfección humana está ligada a un error en el que amenaza convertirse.
      • Zur Éthik
  • Alles Wollen entspringt aus Bedürfnis, también aus Mangel, también aus Leiden.
    • Todo querer proviene de la necesidad, por lo tanto de la carencia, por lo tanto del sufrimiento.
      • Welt und Mensch II, pág. 230ff
  • Es gibt nur eine Heilkraft, und das ist die Natur; en Salben und Pillen steckt keine. Höchstens können sie der Heilkraft der Natur einen Wink geben, wo etwas für sie zu tun ist.
    • Solo hay una fuerza curativa, y esa es la naturaleza; en pastillas y ungüentos no hay ninguno. A lo sumo, pueden dar a la fuerza curativa de la naturaleza una pista sobre dónde puede hacer algo.
      • Neue Paralipomena
  • Si un gran diamante se corta en pedazos, inmediatamente pierde su valor como un todo; o si un ejército se dispersa o se divide en pequeños cuerpos, pierde todo su poder; y del mismo modo un gran intelecto no tiene más poder que uno ordinario en cuanto es interrumpido, perturbado, distraído o desviado; porque su superioridad implica que concentra toda su fuerza en un punto y objeto, así como un espejo cóncavo concentra todos los rayos de luz que se le arrojan. La interrupción ruidosa impide esta concentración. Es por esto que los más eminentes intelectos siempre han sido fuertemente contrarios a cualquier clase de perturbación, interrupción y distracción, y sobre todo a esa interrupción violenta que es causada por el ruido; otras personas no prestan especial atención a este tipo de cosas.
    • sobre el ruido
  • Para que se encuentre que el defecto fundamental en el carácter de las mujeres es que no tienen «sentido de la justicia». Esto se debe a su deficiencia en el poder de razonamiento ya mencionado y de reflexión, pero también se debe en parte a que la Naturaleza no los ha destinado, como el sexo débil, a depender de la fuerza sino de la astucia; por eso son instintivamente astutos y tienen una tendencia indeleble a mentir.
    • sobre las mujeres

Sobre autoría y estilo

«Sobre la autoría y el estilo» , según la traducción de la Sra. Rudolf Dircks; La verdad desnuda es la más bella, y cuanto más simple es su expresión, más profunda es la impresión que produce…

  • Hay, en primer lugar, dos tipos de autores: los que escriben por el tema y los que escriben por escribir. Los primeros han tenido pensamientos o experiencias que les parecen dignos de comunicar, mientras que los segundos necesitan dinero y, en consecuencia, escriben por dinero.
  • No se puede cometer mayor error que imaginar que lo último que se ha escrito es siempre lo más correcto; que lo que se escribe más adelante es una mejora de lo escrito anteriormente; y que todo cambio significa progreso. Los humanos que piensan y tienen un juicio correcto, y las personas que tratan su tema con seriedad, son solo excepciones. La alimaña es la regla en todo el mundo: está siempre a mano y ocupada en tratar de mejorar a su manera las deliberaciones maduras de los pensadores.
  • Un libro nunca puede ser otra cosa que la impresión de los pensamientos de su autor [ Ein Buch kann nie mehr seyn, als der Abdruck der Gedanken des Verfassers ]. El valor de estos pensamientos reside o en la materia sobre la que ha pensado, o en la forma en que desarrolla su materia, es decir, en lo que ha pensado sobre ella.
  • Para que una obra se vuelva inmortal debe poseer tantas excelencias que no será fácil encontrar un hombre que las entienda y las valore todas; para que haya en todas las edades humanos que reconozcan y aprecien algunas de estas excelencias; por este medio se conservará el crédito de la obra a lo largo de los siglos y de los intereses siempre cambiantes, pues, como se aprecia primero en este sentido, luego en aquel, el interés nunca se agota.
  • La poca honestidad que existe entre los autores es perceptible en la forma desmedida en que citan erróneamente los escritos de otros.
  • La verdad desnuda es la más bella, y cuanto más simple es su expresión, más profunda es la impresión que produce ; esto se debe en parte a que se apodera sin obstrucciones de la mente del oyente sin que este se distraiga con pensamientos secundarios, y en parte porque siente que aquí no está siendo corrompido o engañado por las artes de la retórica, sino que todo el efecto se obtiene de la cosa. sí mismo.
  • La ley de la sencillez y la ingenuidad se aplica a todas las bellas artes, porque es compatible con lo más sublime.
    La verdadera brevedad de expresión consiste en que un hombre diga sólo lo que vale la pena decir, evitando todas las explicaciones difusas de las cosas que cada uno puede pensar por sí mismo ; es decir, consiste en distinguir correctamente entre lo necesario y lo superfluo. Por otro lado, uno nunca debe sacrificar la claridad, por no hablar de la gramática, en aras de ser breve. Empobrecer la expresión de un pensamiento, u oscurecer o estropear el significado de un punto por usar menos palabras, muestra una lamentable falta de juicio.

Una respuesta a «101 frases de Schopenhauer que te harán aprovechar mejor la vida. Sus citas y pensamientos más inspiradores»

  1. Avatar de Laura
    Laura

    Hola!
    Una cosa, afirmar que es el filósofo en lengua alemana más importante del S.XX es un poco exagerado, más que nada porque murió en el XIX y en los siglos XVIII al XX Alemania ha sido una gran potencia intelectual en todas las ciencias.

Deja una respuesta