Por fin alguien habla claro: nuestra vida no es tan excitante como la mostramos en Facebook

Todos tendemos a compartir con nuestros contactos en redes sociales nuestros mejores momentos y las buenas noticias. A veces hasta tal punto, que no sólo ocultamos las malas, sino que podemos llegar a dar la vuelta a nuestra realidad con tal de dar una determinada imagen. Este corto desvela de forma extremadamente lúcida y un tanto cruda el escaparate que suponen las redes sociales y los efectos que éstas tienen en nosotros, sus usuarios. Un vídeo que nos hace reflexionar sobre las diferencias que hay entre nuestras relaciones reales y lo que trasmitimos a través de la pantalla.

Fuente: What’s on your mind? de Shaun Higton

Publicamos noticias de reflexión que hacen de este mundo un lugar mejor Pero TE NECESITAMOS ¡Ayúdanos compartiendo esta noticia entre tus amigos y tus redes sociales!