“Creo que las personas que tienen un corte de pelo profesional reciben más respeto que aquellos que no lo tienen. Lucir un peinado adecuado también hace que tengamos más autoestima”. Esto es lo que piensa Mark Bustos, un peluquero profesional que trabaja en Manhattan, Nueva York. Durante la semana Bustos le corta el pelo a modelos, famosos y personas de alto poder adquisitivo, pues sus cortes de pelo cuestan más de 150 dólares. Pero cuando llega el domingo los clientes de Bustos son otros muy diferentes.

Mark Bustos1

Fuente de las imágenes: Mark Bustos

Mark Bustos 2

Mark Bustos 3

Mark Bustos 4

Mark Bustos 5

Mark Bustos 6

Mark Bustos 7

Mark Bustos 8

Mark Bustos 9

Mark Bustos es un peluquero neoyorkino que tiene 30 años. En mayo de 2012 visitó Filipinas, de donde es originaria su familia, y aprovechó su estancia para cortarle el pelo a personas sin recursos. La experiencia le reconfortó tanto que al volver a Nueva York adoptó una nueva costumbre: cortarle el pelo a un máximo de seis vagabundos cada domingo. Su rutina consiste en pasearse por las calles de la ciudad y acercarse a aquellas personas más necesitadas, a quienes se ofrece para cortarles el pelo gratis. Además de Nueva York, donde vive, Bustos le ha cortado el pelo a personas necesitadas en Jamaica, Costa Rica y Los Ángeles. Está claro que Bustos cumple con creces su propia máxima: “Sé especial para alguien”.

Puedes seguir a Mark Bustos en su cuenta de Instagram.

También puedes ver aquí una noticia que le dedicó CNN.

 


¿Quieres recibir más historias como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter: