Descubre el proyecto que recoge 63 innovadoras propuestas de Diseño Cívico

La Civic Innovation School, entidad de la red internacional CivicWise, promueve desde 2015 un curso online enfocado en el Diseño Cívico que cuenta ya con tres ediciones en español, dos en francés y una en italiano, y que ha conseguido más de 500 inscritos procedentes de 23 países diferentes.

Durante las seis ediciones del curso se han desarrollado 63 proyectos con un alto nivel de innovación, prototipado y experimentación. Se trata de un contenido muy valioso que, de momento, solo está a disposición de las personas que han participado.

Una publicación de Diseño Cívico

Por tanto, el principal objetivo de este libro es abrir el conocimiento creado, dar acceso  a su contenido a todos los que no han participado del curso y reforzar el impacto generado por los proyectos a través de una compilación que permita medir el alcance de los diferentes cursos. Además, el libro ofrece la posibilidad de conocer y conectar con nuevos colectivos y proyectos ya activos en diferentes territorios de Europa y América, ya que muchos de los proyectos se siguen desarrollando después del curso.

La publicación sobre diseño cívico da acceso al contenido del curso

Esta publicación va dirigida a todas aquellas personas con inquietudes que busquen que su profesión vaya más allá de sus límites tradicionales y tenga un impacto positivo en el territorio. Jóvenes profesionales, técnicos de instituciones públicas o privadas, investigadores, colectivos, universidades y todas aquellas personas o colectivos interesados en la innovación cívica encontrarán en este libro ejemplos prácticos de cómo el Diseño Cívico se aplica a diferentes temáticas y territorios.

Es, en parte, por los valores que promueve el Diseño Cívico que la publicación de este libro busca financiarse a través de un crowdfunding que permita a las personas que participaron apoyar la publicación de su trabajo y a entidades, colectivos y personas interesadas en la Innovación Cívica, ser parte del proyecto.

¿Cómo surgió la idea de este proyecto de Diseño Cívico?

La Civic Innovation School nace a raíz de tres años de experiencia proponiendo un curso online enfocado al Diseño Cívico, por la necesidad de integrar y conectar el curso online con otros proyectos de formación que la red CivicWise está proponiendo de forma presencial y online.  Nos hemos dado cuenta que, de esta forma, diferentes proyectos, incluso manteniendo su autonomía e independencia, pueden beneficiarse de los recursos, los logros y la reputación de los otros, gracias a su federación con la marca Civic Innovation School.

De esta forma, funcionamos como una Extitución, con la “E” mayúscula, es decir, una plataforma abierta que reduce los límites entre los adentros y los afueras, y deja a su comunidad participar de su desarrollo.

¿Qué ideas principales rescatarías de todo el aprendizaje en la Civic Innovation School?

Vemos muy claramente que muchas personas se encuentran en búsqueda de nuevos espacios, fórmulas y formatos de aprendizaje, diferentes de los oficiales ofrecidos por las universidades y las academias.

Las personas de diferentes ámbitos y edades buscan aprender cosas nuevas. Hoy en día disponen de una amplia cantidad de información directamente accesible online; sin embargo, siguen buscando espacios y programas que puedan guiarlos en su proceso de aprendizaje y, por ello, hay cada vez más escuelas que ofrecen cursos online.   

En el caso de este curso online, vemos como mucha gente se apunta porque de momento es muy difícil encontrar contenidos y material sobre el Diseño Cívico. Por supuesto, en el curso se quedan más que satisfechos con el material y los nuevos conceptos aprendidos, pero al final muchos de ellos destacan que lo más sorprendente es conocer gente nueva y aprender con ella, al mismo tiempo que experimentan con procesos de creación colectiva, desarrollando de forma colaborativa un proyecto común.

No existen muchos cursos sobre Diseño Cívico, de ahí el éxito

¿Algunos alumnos que os hayan sorprendido o alguna anécdota que os gustaría compartir?

Nos ha sorprendido la facilidad con la que los participantes del curso online sobre Diseño Cívico aprenden a colaborar y disfrutan de la experiencia de desarrollar proyectos con persona que nunca han encontrado en persona.

Hay dos eventos que nos han especialmente sorprendido: el primero tiene que ver con la primera edición del curso online, de hace tres años. En esa ocasión algunos de los inscritos decidieron, de forma espontánea, programar una quedad en Madrid. Participaron una docena de personas procedentes de Canarias, Alicante, Valencia, Barcelona y Madrid. Ellos mismos lo cuenta como un momento impresionante. Una explosión de ilusión y creatividad colectiva. Una celebración inesperada de las potencialidades que ofrecen los ambientes que donde aprendemos los unos de los otros. Además, una sinergia increíble que les llevó en poco tiempo a plantear de qué forma ir colaborando y desarrollando proyectos más allá del curso, algo que hoy forma parte integrante de la red CivicWise.  

El segundo viene justamente del aprendizaje del potencial que ofrece asociar a lo digital momentos de encuentro presenciales. Es así que el año pasado, cuando lanzamos por primera vez el curso en Italia, decidimos desde el principio plantear a los participantes un encuentro físico para la mitad del curso en la ciudad de Bari. En el encuentro participaron unas 50 personas y todos lo consideran como el momento en el que el curso adquirió otra dimensión humana.

Es por ello que desde este año planteamos para las diferentes comunidades del curso, desde el principio, la posibilidad de co-organizar un encuentro físico al que los participantes puedan asistir para multiplicar su experiencia de aprendizaje.

Los encuentros físicos le dan otra dimensión al curso

¿Qué otros proyectos similares os resultan inspiradores?

Por supuesto uno de nuestros referentes ha sido la plataforma Diseño Social En Positivo, que ha conseguido acercar a una comunidad muy vasta un discurso y un imaginario positivo que consigue ilusionar a muchas personas con prácticas que ayudan a transformar y mejorar la sociedad.

Otro proyecto de referencia es la plataforma Think Commons, que desde 2011 propones sesiones en streaming con invitados del mundo de la cultura libre, del procomún, la colaboración, la inteligencia colectiva y el gobierno abierto, creando una comunidad que experimentó sin la necesidad de una estructura predefinida, el potencial de lo que se llama una comunidad de práctica, o lo que es lo mismo, aprender de las personas con las que compartimos la misma pasión.

¿Próximos proyectos en vuestra agenda?

Acabamos de lanzar una convocatoria para poner en marcha una red de Conectores. Estamos buscando personas apasionadas, curiosas y activas para que sean conectaras locales de la Civic Innovation School. Queremos crear una red distribuida de colaboradores, con el objetivo de representar, apoyar, divulgar y promover proyectos y actividades, de manera descentralizada.

En lo que está por venir, también destaca el trabajo para activar nodos locales de la Civic Innovation School, como la que pudimos activar en Valencia junto con la fundación pública Las Naves y que toma el nombre de Escola d’Innovació Cívica. Estamos trabajando en ello en Londres, París, Ciudad de México y Puerto Rosario en Canarias.

Muy importante será la activación de un curso muy especial enfocado a la activación de espacios de innovación basado en dinámicas de Inteligencia Colectiva y Economía Cívica.

¿Veis con optimismo el futuro de las ciudades?

Los ciudadanos son cada vez más conscientes que las mejoras de su ciudad y su barrio pasa por una implicación directa en proyectos, colectivos y comunidades locales.

En estas dinámicas vemos un futuro muy interesante, donde volvemos a ser capaces de crear bienes comunes de forma colaborativa y donde la economía no está reñida con la justicia social. Vemos un futuro donde las ciudades van a ofrecer cada vez más oportunidades para que los ciudadanos compartan visión y conocimiento, y puedan encontrarse en persona para crear o hacer algo juntos, más allá de las clásicas vías impuestas por el mercado o por las instituciones.

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!