La personas que habitan en climas áridos deben lidiar con dos problemas diariamente. El primero es el calor y el segundo, una escasez de agua. Por esa razón, el estudio iraní BMDesign Studios diseñó Concave Roof, un sistema a dos aguas con forma  de  cuenco que permite recolectar y almacenar el agua especialmente diseñada para lugares áridos como el Golfo Pérsico; zonas donde se estima que en un futuro cercano la escasez de agua podría aumentar la desertificación y ocasionar grandes desplazamientos migratorios. Este innovador techo fue pensado para una escuela primaria en Jiroft (Irán).

#designtaste

A post shared by BMDesign Studios (@bmdesign_studios) on

Como las precipitaciones en esta región son inferiores a un tercio del promedio mundial y la evaporación es tres veces mayor, el sistema de cuencos cóncavos está diseñado para captar las aguas lluvias “antes que se evaporen”, según afirman los arquitectos en su sitio web. Por otro lado, este tipo de techo favorece la refrigeración natural de la construcción, proporciona sombra y permite que el aire se mueva libremente entre el cuenco y el espacio interior.

#dezeen #archdaily #sustainable #designtaste #d_signers

A post shared by BMDesign Studios (@bmdesign_studios) on

En esta escuela primaria se espera que puedan recogerse 28 metros cúbicos de agua. Los depósitos conectados a los sistemas de recolección se colocarán entre las paredes del edificio, lo que permitirá un mayor control de la temperatura de los espacios interiores debido a la capacidad de almacenamiento de calor del agua. Esto facilitará la reducción de la huella de carbono del edificio al no ser necesario el uso de aire acondicionado.

Otro tipo de construcción ideal para zonas áridas es el superadobe. Una técnica desarrollada en los años 70 por el arquitecto iraní Nader Khalili, fundador del Instituto de California de Arquitectura de la Tierra. Su objetivo es levantar viviendas baratas y resistentes de bajo impacto ambiental. Khalili calcula que su coste es de 150 euros.

En un artículo publicado por El Mundo en 2007, Khalili afirmaba: “toda España es muy seca y desértica, muchos lugares están perdiendo bosque muy rápidamente. Estas viviendas son útiles para preservar la naturaleza, en su construcción no se utiliza absolutamente nada de madera”.

“La tierra es el material más ecológico, abundante y duradero que existe y además ¡está por todas partes! Mil millones de personas en el mundo carecen de hogar o sus casas son débiles y se derrumban, con mi sistema esto no ocurre” decía Khalili.

¡Vivan las ideas para un mundo mejor!

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!