Os presentamos un bolígrafo que llega para facilitarnos la vida y rompe la brecha de los textos impresos frente a los digitales. De todas las opciones que hemos encontrado, quizás la más innovadora y sencilla sea el Scanmarker, un bolígrafo que permite escanear y digitalizar textos seleccionados en un instante.

Desde la llegada de los ordenadores, los analistas predecían el fin del uso del papel. De hecho, hemos reducido mucho nuestra consumo, pero aún estamos lejos de eliminarlo. La idea de vivir totalmente sin papel puede ser un poco exagerada ya que el material impreso aún tiene su lugar en nuestro mundo digital. Quizás lo único que necesita cambiar es la forma en que usamos este material, o valorar otro tipo de materias primas como el papel mineral.

Podemos afirmar que la digitalización de muchos libros, artículos y estudios nos ha dado la libertad de acceder a cualquier información que queremos con solo tocar un botón.

scanmarker

Scanmarker es una forma sencilla de digitalizar textos

El bolígrafo Scanmarker es una de esas propuestas que ayudan a romper la brecha entre lo físico y lo digital. Además, se está posicionando como una alternativa para estudiantes y profesionales que buscan efectividad.

El tamaño de este pequeño escáner es comparable al de una navaja multiusos. Tiene un diseño un tanto rectangular, con una cara grande que se estrecha suavemente hacia la espalda delgada. La tapa se abre fácilmente y se puede almacenar en la parte posterior al igual que un bolígrafo normal.

Al arrastrarlo por la página, como un marcador, el Scanmarker puede escanear las palabras y convertirlas en texto editable al que se puede acceder desde cualquier ordenador, móvil o tablet. Puedes ver in situ lo que estás escaneando gracias a su capacidad de conectarse por USB o bluetooth.

El Scanmarker es compatible con PC, Mac, Android y dispositivos IOS. Aún no es compatible con Linux, pero se prevé que en la próxima actualización este disponible.

¿Conoces otros dispositivos que sean efectivos para esta labor además de este?

 


¿Quieres recibir más historias como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter: