Aunque aparentan ser una innovación reciente, los primeros vehículos eléctricos se crearon en la década de 1830. Sin embargo, el auge de este tipo de automóvil no llegó hasta 1900. Estados Unidos fabricó, por aquella época, 4.192 coches, de los que 1.681 funcionaban con vapor y 1.575, con electricidad. A principios del siglo pasado los peores parados eran los vehículos de gasolina, con una producción de tan solo 936 unidades.

“En los coches, la electricidad es la opción. No tienen marchas que chirrían ni confusas palancas, no usan gasolina peligrosa y maloliente y no hay ruidos”. —Thomas Edison

¿Por qué no se popularizaron los coches eléctricos?

Los coches propulsados por vapor tuvieron una vida muy corta ya que su uso era poco práctico. Esta pérdida llevó a los motores eléctricos a ocupar la primera plaza en solitario, lo que se tradujo en grandes mejoras en las las baterías y los motores. Era tal la expectación producida por este tipo de vehículos que, en la primera Exposición Nacional del Automóvil de Nueva York (1900), los usuarios encuestados estaban convencidos de que los vehículos eléctricos eran el futuro. 

Los vehículos eléctricos triunfaron a principios del siglo XX

¿Cuál era el principal problema de un motor eléctrico?

El crecimiento de las ventas de los vehículos eléctricos duró más de una década. Durante ese tiempo sufrieron muchas mejoras, pero por aquel entonces ya se sospechaba que su vida sería corta. El principal problema eran las baterías: en 1920, la investigación estaba básicamente muerta —y no fue revivida seriamente hasta hace relativamente pocos años—. La popularidad de los vehículos eléctricos fue decayendo poco a poco, avivada por los numerosos desarrollos que hacían que los coches de gasolina fueran una opción más asequible y práctica.

Hoy en día, la creciente industria de los coches eléctricos está muy lejos de llegar al tercio del mercado, como ocurría en 1900, pero parece que estamos en el camino correcto.

¿Qué países sí han apostado por el coche eléctrico?

El primero en llegar a esa producción será China, donde el año pasado se registraron 352.000 vehículos eléctricos en las calles, un número muy elevado si lo comparamos con los 159.000 de EE.UU. Es más, según los datos de Navigant Consulting, la producción de automóviles eléctricos en China podría duplicarse el próximo año.

El crecimiento de los autobuses eléctricos en China llega a influir en el consumo mundial de petróleo. El número de autobuses eléctricos en China sería ya de 300.000 en 2016, 99% de los autobuses eléctricos del mundo, ahorrando a las ciudades hasta 279.000 barriles diarios.
¿Serán los coches eléctricos los vehículos del futuro?

Si los coches eléctricos hubieran permanecido en el mercado después de 1920, podríamos haber tenido baterías de iones de litio décadas antes. Los vehículos eléctricos volvieron a tener un breve renacimiento en la década de los 60, pero alimentados por las mismas baterías de ácido de plomo que se usaban en los años veinte. No nos sorprende que fallaran, pero ¿serán los coches eléctricos los vehículos del siglo XXI?

Unos 188 años de historia recopilados en este gif

Caminemos hacia ello con nuestro consumo.

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!