Los 5 datos sobre tu vida que jamás deberías compartir en Facebook. ¡Ten mucho cuidado! 1

Los 5 datos sobre tu vida que jamás deberías compartir en Facebook. ¡Ten mucho cuidado!

¿Hasta qué punto las tecnologías que usamos día a día nos proporcionan privacidad? Si eres de los que creen que los servicios de mensajería instantánea son privados, prepárate para llevarte una gran sorpresa. La realidad es que nuestras comunicaciones están sujetas a la amenaza permanente de los ciberdelincuentes y del espionaje de las autoridades estatales. Y los jóvenes, que son los más prolíficos compartiendo datos personales y fotografías a través de aplicaciones como Snapchat, son los que están especialmente expuestos.

Los 5 datos sobre tu vida que jamás deberías compartir en Facebook. ¡Ten mucho cuidado! 2

Estamos ante la sociedad más conectada y, a la vez, más vulnerable de toda la historia. La hiperconectividad avanza tan rápido que no nos da tiempo a sopesar los pros y contras. Las redes sociales son nuestro espejo del día a día y esto puede jugarnos una mala pasada. Vaciamos nuestra rutina en la multitud de plataformas que existen y publicamos detalles de nuestra vida privada. La única manera de protegernos de esta exposición es seleccionando el contenido que volcamos en la red y, de entre todo lo que se expone a diario, hemos seleccionado los cinco datos que nunca deberías compartir en una red social como Facebook:

1. Exposición pública de menores

Algo que está muy de moda entre los padres, sobre todo entre los primerizos, es saturar las redes sociales e internet con vídeos e imágenes sus pequeños. Seguramente no te haces una idea de las miles de personas que tendrán acceso a las fotos de tus hijos y, aunque puede resultar un legado virtual muy bonito para ellos, la realidad es que son los más vulnerables de todos. La pregunta que se hacen los expertos es: ¿dónde queda su derecho a la intimidad?

2. Usar tu verdadero nombre

¿Eres de los que pones tu nombre y apellidos de la misma forma que aparecen en tu carnet de identidad o tu pasaporte? Deberías tener cuidado porque puede que lo que consideres tu “identidad privada” pueda pasar a ser “pública”.

Todo un clásico a la hora de poner contraseñas es nuestra fecha de nacimiento o una combinación entre nuestro nombre y la fecha de nacimiento. Esta simpleza, a la hora de validar nuestra seguridad, es algo que conocen de sobra los hackers. Hay muchos informes que nos advierten de lo vulnerables que somos en este campo, usa la imaginación y aprovecha para ponérselo algo más difícil a estos piratas informáticos.

3. Número de teléfono privado

La mayoría de redes sociales te exigen que añadas tu número de teléfono a modo de verificación de la cuenta o por ofrecerte mayor seguridad, además de dejar un espacio para ponerlo en tu propio perfil. Seguramente alguna vez hayas recibido una llamada no deseada de publicidad telefónica, pues bien existen auténticas mafias montadas alrededor del spam telefónico. Son muchas las compañías que se dedican a indagar por internet buscando listados de números telefónicos y luego venden estas bases de datos al mejor postor. 

Además, cada vez hay más aplicaciones que vinculan el teléfono a la cuenta bancaria para facilitar muchos trámites, de esta forma el número de teléfono cada vez es un dato más valioso.

Los 5 datos sobre tu vida que jamás deberías compartir en Facebook. ¡Ten mucho cuidado! 3

4. Desvelar que te vas de vacaciones

Estamos deseando llegar al destino y publicarlo, ese recochineo que nos gusta tanto. Otra notable falta de información acerca de los peligros en la red. Si quieres que tus vacaciones no te salgan muy caras, reserva las fotos para la vuelta. Las autoridades policiales advierten del incremento de hurtos durante estancias vacacionales. Un ladrón tan solo tiene que leer tu publicación para saber que al entrar en la casa no va a encontrar a nadie en el interior.

Ojo también con publicar fotos de las tarjetas de embarque, es muy fácil rastrear la información de tu compra y hacerse con tus datos fiscales.

Los 5 datos sobre tu vida que jamás deberías compartir en Facebook. ¡Ten mucho cuidado! 4

5. Nunca aceptes a desconocidos

Aceptar a alguien como contacto sin más no es una buena opción, deberías al menos hacer un par de comprobaciones: primero, saber si es una cuenta recien creada (cada vez se duplican con más frecuencia las cuentas privadas) y, segundo, ver si tiene mucha actividad en el tablón. De esta forma te aseguras que no es una cuenta falsa que quiere obtener acceso a tu información privada. o bien que tus amigos crean que es de fiar porque te conocen.

¿Tienes un perfil seguro?

Deja una respuesta