La ciencia no deja de avanzar y cada vez trabaja más para ofrecernos soluciones enfocadas a nuestro bienestar y salud en las relaciones sexuales. Como método anticonceptivo, el preservativo masculino o condón ha sido utilizado desde hace al menos 400 años. Desde el siglo XIX, han sido uno de los métodos anticonceptivos más populares en el mundo por ser económico, fácil de utilizar, tener pocos efectos adversos y ofrecer protección contra ITS.

Con una técnica de utilización y conocimiento apropiados, las mujeres cuyas parejas utilizan preservativos masculinos experimentan un índice de embarazo al año de 2 % con uso perfecto y un 18 % con uso típico. Sin embargo, no sólo sirve como método anticonceptivo sino que su uso también permite ser barrera contra el contagio de enfermedades.

Las infecciones de transmisión sexual (ITS) o enfermedades de transmisión sexual (ETS) son un conjunto de afecciones clínicas contagiosas que se transmiten de persona a persona por medio de las relaciones sexuales. Según The Telegraph, para luchar contra su propagación, tres adolescentes, Daanyaal Ali y Chirag Shah, de 14 años y Muaz Nawaz, de 13 años, han inventado un nuevo preservativo que cambia de color cuando detecta cualquier tipo enfermedad de transmisión sexual.

De momento, este proyecto ha ganado el primer premio dentro del certamen Teen Tech Awards otorgándoles un premio de $1,580 dólares en efectivo y continúa imparable para hacer realidad su idea.

El preservativo sigue siendo el método anticonceptivo más utilizado. Sin embargo, no todas lo usan siempre ni de manera adecuada, lo que inevitablemente le resta efectividad.

chica-segura
El objetivo de este método anticonceptivo es que se pueda saber de manera simple que se tiene una enfermedad sexual y así poder iniciar un tratamiento a tiempo. Este preservativo especial se ha sido denominado con el nombre comercial de S.T.EYE y funciona de forma muy sencilla e intuitiva ya que utiliza los colores del semáforo para advertirnos del peligro. Se pone de color verde si detecta Clamidia, amarillo en caso de detectar Herpes, azul si encuentra Sífilis o morado en caso de Gonorrea.

¿Cómo consigue este efecto? contiene un material especial que reacciona a modo de pigmento si se expone a las moléculas de las enfermedades de transmisión sexual más conocidas y frecuentes entre las personas.

¿Qué te parece la idea? ¿Podría ayudar a los jóvenes a prevenir y tratar a tiempo estas enfermedades?


¿Quieres recibir más historias como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter: