Esta es la joven "Robin Hood" que tiene en jaque a las empresas que comercializan con artículos científicos

A pesar de que toda la ciudadanía es consciente de la importancia de invertir en ciencia, vivimos en una época en la que los científicos viven supeditados a malas condiciones laborales y poco reconocimiento social. Pero las publicaciones científicas son un gran negocio. Para hacernos una idea: el CSIC español se gastó más de nueve millones de euros durante el 2016 para adquirir información científica.

Los abonos a revistas científicas suponen un gran desembolso de dinero por parte de las universidades y esto repercute directamente en sus propios alumnos e investigadores, ya que la mayoría no pueden tener acceso libre a aquella literatura científica que necesitan para avanzar en sus proyectos. Los grandes damnificados son aquellos científicos y estudiantes que no tienen acceso a una buena biblioteca (por ejemplo, los que pertenecen a universidades públicas de bajo presupuesto), ya que obtener un artículo científico cuesta una media de 25 euros.

Esta es la joven "Robin Hood" que tiene en jaque a las empresas que comercializan con artículos científicos 3
A nadie se le escapa la importancia de invertir en la ciencia, pero para muchos científicos y estudiantes es muy complicado acceder a los estudios más novedosos publicados en las revistas científicas

Acceder o no libremente a la información

Sin embargo, muchos activistas siguen defendiendo el derecho por la libre información y la transparencia. Son aspectos que están en el punto de mira en todos los sectores y el de la ciencia no es una excepción.

A su causa se ha sumado la informática Alexandra Elbakyan, quien fundó en 2011 la web pirata Sci-Hub.

Gracias a esta página, los científicos pueden disfrutar del libre acceso a millones de publicaciones científicas que legalmente son de pago. La joven kazaja sabe lo importante que es poder tener acceso a esta información, ya que durante su etapa universitaria no tuvo acceso a ningún documento de investigación para poder realizar sus proyectos.

En 2015 Elbakyan reclamó en una carta abierta ante el tribunal de Nueva York el derecho y la necesidad del acceso a la libre información. También mencionó lo perjudicial que era pagar entre 20 y 30 euros por ojear un estudio en busca de información para una investigación que beneficia a la sociedad en su conjunto.

Esta es la joven "Robin Hood" que tiene en jaque a las empresas que comercializan con artículos científicos 4
Ojear un estudio en busca de información para una investigación que beneficia a la sociedad en su conjunto puede costarle a un científico entre 20 y 30 euros

En 2015, Elbakyan fue demandada por la editorial Reed-Elsevier por infracción de derechos de autor. Reed-Elsevier es una de las empresas que más ingresos genera con las publicaciones académicas. Pero a Elbakyan no le tembló el pulso y se enfrentó a la editorial bajo el argumento de que su página proporciona un servicio público y que no es comparable con la piratería de música o de películas. Respaldó su argumento de una manera muy sencilla: los científicos no cobran derechos por las ventas de sus artículos.

Sin embargo, todos sus esfuerzos resultaron en vano: el juez ordenó el cierre del dominio sci-hub.org. Aún así, la página sigue activa bajo otros nombres registrados en el extranjero que su creadora iba anunciando a través de redes sociales y apoyada por una comunidad comprometida con su causa.

El pasado mes de junio acabó por fin el pleito. El juez ordenó una indemnización de 15 millones de dólares a favor de la editorial.

Esta es la joven "Robin Hood" que tiene en jaque a las empresas que comercializan con artículos científicos 5
El libre acceso al conocimiento científico parece estar aún muy lejos

Por tanto, es una muy mala noticia para el acceso al libre conocimiento. Lo que se auguraba como un paso hacia la reflexión y la búsqueda de accesibilidad al conocimiento se ha quedado en una indemnización millonaria y un serio problema para su creadora. Sin embargo, Elbakyan seguirá recurriendo y luchando para ayudar a la comunidad científica.

¿Qué opinas de este caso? ¿Es justa su causa o es solo una plataforma de pirateo ilegal más?

Publicamos noticias de reflexión que hacen de este mundo un lugar mejor Pero TE NECESITAMOS ¡Ayúdanos compartiendo esta noticia entre tus amigos y tus redes sociales!