Desde hace meses, cada día preocupa más la capacidad de generación y viralización de noticias falsas. A veces es complicado comprobar fuentes, sobre todo si un medio importante, por la premura, se hace eco de una noticia. Se da por hecho que “es verdad” aunque luego no tengamos acceso a esa noticia en la que se “desmiente” lo publicado. Es un problema para los usuarios y para las grandes plataformas tecnológicas.

Al tener una localización globalizada, los servidores pueden estar en cualquier país y sólo se les puede aplicar la legislación de ese país, la batalla contra las noticias falsas es realmente complicada. Por ejemplo, cuando buscabas el nombre de un político como Barack Obama podías encontrar como resultados todo tipo de noticias falsas: desde su “verdadera” nacionalidad hasta escándalos románticos o decisiones políticas que nunca había tomado. Un todo vale que mucha gente cree sólo porque está publicado en internet.

No es fácil distinguirlo pero con el objetivo de ayudar a los usuarios a distinguir las noticias falsas o deliberadamente exageradas de las verdaderas, Google ha decidido implantar un sistema de avisos en el que cada usuario puede señalar qué noticia es falsa.

Junto con los profesionales de Jigsaw Google, implantaron una etiqueta de verificación de hechos en las notas que aparecen en Google Noticias. Esta etiqueta te ayuda a identificar los artículos que pueden estar alterando la verdad para conseguir clics. Hicieron una prueba en beta en cuatro países y ahora están listos para integrar estas etiquetas en las búsquedas a nivel mundial y en todos los idiomas.

Cuando realicemos una búsqueda en Google que muestre un resultado que contenga verificaciones de hechos para una o más reclamaciones públicas, veremos la información en la misma página, junto al fragmento con la información sobre la reclamación, quién la hizo y la verificación de hecho de esa reclamación en particular (en el caso de la captura superior, se trata de un dato exagerado, pero pueden existir otros).

Los editores pueden verificar la misma noticia y llegar a conclusiones diferentes, por lo que es posible que los datos no se muestren siempre o no de la misma forma. Estas verificaciones de hechos no son hechas por Google y sino por terceros, pero aún así son útiles para ayudar a los usuarios a encontrar la información realmente útil dentro de internet.

Sobre lo que debe hacer un editor para estar incluido en esta funcionalidad, indican en su blog:

“[…] deben usar la anotación ClaimReview de Schema.org en las páginas específicas donde verifican declaraciones públicas (documentación) o pueden usar el widget para compartir hechos desarrollado por el Laboratorio de Reporteros de la Universidad de Duke y Jigsaw. Sólo los editores que sean determinados algorítmicamente como una fuente autorizada de información podrán ser incluidos“.

Google no es el primero en intentar frenar la difusión de noticias falsas y, para ello, el buscador permite a todos los usuarios comprobar si la noticia que muestra el motor de búsqueda cuenta la verdad. Esto lo hace enlazando directamente algunas webs especializadas en Fast Check, como por ejemplo PolitiFact, todo un referente para noticias de carácter político.

Este nuevo método tiene un problema: no puede bloquear las noticias falsas por defecto, ni tampoco las webs que son conocidas por difundirlas. Estas siguen apareciendo en los resultados, dejando de parte del usuario tener la iniciativa de comprobar la veracidad de la información si así lo desea. Es un gran primer paso, pero todavía no es una herramienta muy práctica porque dicha opción no va a aparecer en todas las búsquedas que realices en internet, y puede darse el caso de que distintos comprobadores independientes alcancen conclusiones distintas sobre si una noticia es falsa o no.

Actualmente, son más de cien organizaciones las que colaboran para hacer esto posible. En España, por ejemplo, existen webs especializadas que están trabajando de manera cooperativa con Google. Esto ayuda a extender la funcionalidad de la nueva característica del buscador, que incluye una serie de lenguas principales del mundo entero. Por el momento hay cuatro entidades adscritas al servicio de verificación de noticias de Google, cuyos participantes pueden ser localizados a través de la herramienta de búsqueda de la facultad de Periodismo de la Universidad de Duke, colaboradora en esta iniciativa: el programa de televisión El Objetivo, la Verdad Mentira de Periodista Digital, La Chistera de El Confidencial y la plataforma Poletika.

Podéis obtener más información en el centro de ayuda de Google.


¿Quieres recibir más historias como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter: