Cuando la tecnología va de la mano de la naturaleza se produce un fenómeno realmente hermoso

Theo Jansen estudió física pero abandonó la carrera para desarrollar su pasión de escultor cinético. En 1990 desarrolló los Animaris (animales de playa), dedicándose a diseñar una “nueva naturaleza”. Construye grandes figuras imitando esqueletos de animales que son capaces de caminar usando la fuerza del viento de las playas holandesas. Sus trabajos son una fusión de arte e ingeniería. En un anuncio de BMW, Jansen dijo: “Las barreras entre el arte y la ingeniería existen sólo en nuestra mente”.

Original: Strandbeest

Creador: The Jansen

Publicamos noticias de reflexión que hacen de este mundo un lugar mejor ¡Ayúdanos compartiendo esta noticia en tus redes sociales!
Muhimu es un espacio virtual que busca acceder a nuestro lado más humano. Pero TE NECESITAMOS. Comparte nuestras noticias en tu muro :)