Nace una nueva alternativa a los frigoríficos eléctricos, se trata de un recipiente de arcilla capaz de conservar alimentos y hasta medicinas. Esta iniciativa de Rawya Lamhar, pretende cubrir las necesidades en aquellas aldeas marroquíes donde no llega la electricidad.

Llamado Go Energyless y completamente ecológico, mantiene una temperatura constante de 6 grados en las zonas secas y 12 grados en las húmedas. Para ello debe estar alejado de otros objetos e incluso muros y suelo de la casa, literalmente ha de estar en un pedestal.

12525177_1551259195166789_8349334851229107376_o

Esta maravillosa idea se gestó cuando Rawya visitó una zona remota a las afueras de la ciudad de Jenifra, llamada Ahedri. Allí detectó el problema que tenían los diabéticos para conservar la insulina. En otra de sus visitas, esta vez a una zona montañosa cerca de la ciudad Uad Zem, comprobó que muchos aldeanos pierden hasta una quinta parte de las verduras que compran en el mercado porque no tienen nevera.

“Por eso, hemos decidido crear una nevera que no necesita energía y que puede conservar las frutas, las bebidas y hasta los medicamentos” Rawya.

Así que esta joven licenciada en ingeniera ambiental se lanzó a por este proyecto. Junto con dos amigos estudiantes de ingeniería creo la empresa Go Energyless,  disponen de un taller de producción en las afueras de Marrakech, donde trabajan dos artesanos alfareros, y un almacén en Casablanca.

n-frigo-au-dsert-large570

Comercializan dos modelos

Esta reciente empresa ya comercializa dos modelos del llamado  “frigorífico alternativo”. Uno de ellos, el más pequeño, mide 30 centímetros de alto, con una forma sencilla y al precio de 220 dirhams (20 euros) y el grande de medio metro, con un diseño más complejo y que se vende a 500 dirhams (unos 46 euros).

La base del funcionamiento de la “nevera de arcilla” es la plataforma de barro sobre la que se coloca, que ayuda a el aislamiento térmico, tiene un hueco en su parte inferior que ayuda a evitar la humedad. Esta decorada en su parte exterior con grabados de adornos de inspiración marroquí.

El éxito del producto, en un primer momento destinado a los aldeanos, se vende mucho en las ciudades como método de conservación de productos agrícolas orgánicos. Su sistema de venta y distribución parte del boca a boca, en las zonas rurales hay personas de se encargan de venderlo a cambio de un porcentaje de los beneficios.

Pero sus ventas se vieron duplicadas por los encargos llegados a través de la página de la empresa en Facebook, llegando a superar la demanda a la oferta.

El mercado extranjero

A pesar de llevar menos de un año en el mercado, Go Energyless ya tiene demandas extranjeras generalmente de personas aficionadas a los productos naturales de países como Francia, EEUU, México, Filipinas y Singapur.

La empresa esta creciendo y no para de crear nuevos puestos de trabajos, sobre todo para los distribuidores del producto en las zonas rurales. Esta alta demanda les ha permitido alargar las actividades de los productores durante todo el año.

Go Energyless ha conseguido un certificado de un laboratorio especializado en Rabat que confirma que el barro utilizado para la fabricación de este frigorífico alternativo no es dañino para la salud.


¿Quieres recibir más historias como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:



¡Y también puedes seguirnos en Facebook!