Tan sencillo como pronunciar tres veces la palabra “Talaq” (literalmente, “me divorcio de ti”) y los hombres musulmanes en la India pueden obtener el divorcio de forma instantánea y unilateralmente.

Ahora, la Corte Suprema de la India podría declarar inconstitucional esta práctica, mediante la cual las mujeres ni siquiera tienen que estar presentes y, generalmente, no reciben ningún tipo de compensación para sus hijos.

novia-bhopa-fotografia-sanjeev-gupta

Novia india en una ceremonia de matrimonio en Bhopa./ Fotografía: Sanjeev Gupta (Efe)

Los musulmanes alcanzan los 155 millones de personas en el país y sus matrimonios se rigen por la ley musulmana, basada en la sharia. Pero, incluso los más fieles seguidores del Islam reniegan de ella y afirman que, en ningún caso, el Corán permite tal práctica. De hecho, ya ha sido prohibida en Pakistán y Bangladesh, entre otros. En la India, las mujeres siguen luchando por erradicarla.

talaq-3-india

“Si te metes en mi vida, te daré talaq”, esta es el arma con la que muchos maridos de la India amenazan a sus mujeres, desprovistas de cualquier derecho frente a una práctica que se parece más a un conjuro de magia que a una práctica legal reconocida.

Esta palabra pueden pronunciarla tres veces seguidas o una vez cada cierto tiempo a modo de amenaza para que la mujer se repliegue a la voluntad del marido.

Ni siquiera hace falta que la digan, pueden hacerlo (y de hecho lo hacen) a través de skype, facebook o whatsapp. Pero tampoco es necesario que la propia mujer tenga constancia de ello, como ha pasado en ocasiones que cuando vuelven a casa se dan cuenta de que ya no pueden vivir ahí porque su marido se ha deshecho de ella mediante las palabras mágicas.

talaq

Si se prohibiera esta costumbre anacrónica, las mujeres musulmanas, que suponen unos 90 millones en la India, dejarían de estar completamente desprotegidas como hasta ahora.

La larga lucha de las mujeres en la India podría dar ahora sus frutos.

Fuente: El Mundo

“La prolongada esclavitud de las mujeres es la página más negra de la historia de la humanidad”, – Elisabeth Cady Stanton, sufragista estadounidense


¿Quieres recibir más historias como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:



¡Y también puedes seguirnos en Facebook!